domingo, febrero 5, 2023
IniciointernacionalSean Penn, macarra y aspirante a dictador

Sean Penn, macarra y aspirante a dictador

Sean Penn es un macarra pendenciero con alma de dictador que no esconde su querencia por arrimarse a sus pares, como Chávez o Zelensky.

Sobre su amigo Hugo Chávez Penn dijo que “estamos hipnotizados por los medios. ¿A quién conocen aquí (en EE.UU.) que haya pasado por 14 de las elecciones más transparentes del mundo y haya sido elegido democráticamente, como Hugo Chávez?. Todos los días, este líder electo es llamado dictador aquí, y lo aceptamos y lo aceptamos. Y estos son los principales medios de comunicación. Debería haber un listón por encima del cual uno vaya a prisión por este tipo de mentiras”.

Lo de encarcelar a la gente es una fijación constante del actor vengador. A Sean Penn le gusta fantasear con la idea de enviar a la cárcel a la gente que no opina como él, tal vez por eso le atraen tanto los dictadores que, como Chávez o Zelensky, sí pueden cumplir esas fantasías.

En julio de 2021 Sean Penn se negó a regresar al rodaje de la serie Gaslit hasta que todo el elenco y el equipo de producción recibieran la pócima mágica. Él mismo se ha ocupado de promocionar la vacuna a través de su ONG CORE en eventos de todo tipo, como en manifestaciones de la organización para-terrorista y racista Black Lives Matter.

Un mes después de obligar a sus súbditos de rodaje a vacunarse para que el señorito volviera a pasear su palmito por el plató, Penn admonizó a todos sus compatriotas, en una entrevista concedida a EXTRA, en la que no tuvo reparo en, acompañado por su hija, llamar criminales a quienes no se quieren inyectar una sustancia.

“Es una cobardía de convicción. Creo que es una falta de voluntad para participar en una cultura de sentido común. Que en este punto, me parece criminal, en realidad”.
“Realmente siento que si alguien elige no vacunarse, debe quedarse en casa, no ir a trabajar, no tener trabajo. Mientras todos estemos pagando por estas calles, debemos circular con seguridad por ellas. Así que tengo la esperanza de que la mentalidad cambie”.

En una entrevista en la cadena de las mentiras – CNN el actor matón también equiparó el no estar vacunado con ir apuntando a la gente con una pistola. En resumen, en los platós se hace lo que Penn dice y en las calles, que también pagan los que no quieren practicar los ritos que Mr. Penn receta, sobran quienes no hacen lo que este macarra quiere, y además son equiparables a pistoleros.

A Penn no parecen importarle los millones de efectos secundarios –y miles de muertes– reportados (y los muchos más sin notificarse) causados por estas pócimas experimentales, la inutilidad absoluta de las vacunas en los niños o la manifiesta ineficacia de estos tratamientos para frenar el contagio o el padecimiento de enfermedad. Quienes no opinan como el hortera camorrista son criminales y pistoleros que merecen estar en el paro y no pasear por las calles que pisa.

Cuando su amigo y gran carcelero de Venezuela, Hugo Chávez, falleció, Penn dijo: “Perdí a un amigo que tuve la suerte de tener. Mis pensamientos están con la familia del presidente Chávez y el pueblo de Venezuela”. Las familias de aquellos a los que el tirano encarceló o torturó no cuentan para Penn.

Durante una vigilia en Bolivia (Penn viaja mucho) para supongo que rezar, o algo progre parecido, por la vida de Hugo Chávez que estaba hospitalizado en Cuba, Penn dijo que el dictador venezolano es “una de las más importantes fuerzas que hemos tenido en este planeta”. Lo decía desde el amor –literal– hacia el gorila rojo. Amar a un dictador como Chávez o como Zelensky es algo que le surge espontáneamente a Penn. Por suerte para él ninguno de esos sátrapas puede expropiarle su casoplón de Malibú.

Este chulo de Hollywood también se ha sentido atraído por el dictador Zelensky. Al igual que exigía (y sigue exigiendo) a todos inocularse la pócima Covid, para no ser malas personas a sus ojos benditos, también exhortó a sus millonarios colegas de la industria del cine para que invitaran de manera unánime a Volodymir a contar sus cosas por vídeo-conferencia durante la ceremonia de los Oscar.

Penn dijo que fundiría sus premios Oscar si no se invitaba a su colega de Kiev para soltar su chapa en esa celebración onanista, donde izquierdistas millonarios e ignorantes se muestran encantados de haberse conocido y aprovechan para decirnos cómo debemos pensar para ser tan buenas personas como ellos (se creen que) son.

Zelensky no fue invitado a la gran fiesta de los progres titiriteros (que cada vez tiene menos audiencia, dicho sea de paso) y rellenaron este vacío con un minuto de silencio. En lugar de fundir sus estatuillas, y cumplir su amenaza, Penn regresó a Kiev para darle a Volodymir, en préstamo, uno de sus chicos dorados. El macarra californiano conminó a su homónimo de Kryvyi Rih a ganar la guerra y a viajar a Malibú para devolverle su premio. Entre histriones cualquier excusa es válida para chupar cámara y engordar su ego. Las andanzas de Penn por Ucrania (donde ha estado filmando la pasada primavera) le han valido la Orden del Mérito de la Nación de Ucrania. .

Es interesante no pasar por alto que Penn estuvo completamente en contra de la guerra en Irak y que no ahorró calificativos para dedicárselos a George Bush a cuenta de sus guerras en Irak.

“Tú (Bush) y los malhumorados expertos en tu bolsillo, aquellos que se bañan en la humedad de tu ropa interior sucia y empapada de sangre, podéis tomar ese ruido y empujároslo (se entiende que por el culo). Unámonos no solo para detener esta guerra, sino también para responsabilizar a esta administración”.

“Soy más patriota que este presidente, a quien considero un traidor de los principios humanos y estadounidenses”.

George Bush, el hijo tonto y ex-alcohólico de otro presidente con el mismo nombre, fue el presidente florero en manos de un psicópata carnicero y entusiasta de la tortura llamado Dick Cheney. Cheney es considerado el vice presidente con más poder real de toda la historia de los EE.UU. Mientras George jugaba al golf, Dick preparaba la comida en la Casa Blanca. Cheney institucionalizó la tortura como medio para obtener información, puso las bases para que el estado pudiera vigilar todo y a todos y sin límites (Patriot Act , 2001), y arrastró a su país a otra guerra en Irak con la excusa de neutralizar unas armas de destrucción masiva que sabía –a ciencia cierta– que no existían.

Resulta irónico que la justificación principal para llevar a cabo estas políticas, el 11 S, partiera de un ataque planificado por un ex colaborador de la CIA y miembro de una familia socia de la Familia Bush (en el artículo “Nuestros” hijoputas lo cuento en detalle) llamado Osama Bin Laden.

Parece que cuando quienes Penn considera “los suyos” (los del partido Demócrata) están en la Casa Blanca se aplaca su sed justiciera. Su sesgo evidente hace que su implicación en las causas que abandera apeste a postureo. Pocos presidentes tan criminales y hasta terroristas ha habido como Barak Hussein Obama, pero no se ha oído a Penn decir nada contra este Premio Nobel de la Paz.

Mientras coincido con Penn en que la guerra de Irak fue una guerra injustificada, librada tan solo a mayor gloria y beneficio de los lobbies que infectan Washington, me pregunto quién cree Penn que inició esta guerra en Ucrania y si de verdad cree que Zelensky es un defensor de la democracia.

Sean Penn llevó su monigote dorado al tipo que permite que en las calles de su democrática Ucrania sea un deporte nacional atar, con cualquier excusa, a la gente (mujeres y niños también) a postes con cinta americana, bajarles los pantalones y propinarles latigazos delante de su policía y su ejército.

Penn puede estar seguro de que este conflicto no arranca en febrero de este año; tampoco se inicia con el golpe de estado criminal dado en en Kiev en 2014 y auspiciado por la administración del premio Nobel de la Paz Obama y su entonces escudero plenipotenciario en Ucrania Joe Biden. Este conflicto nace de la decisión irreversible, tomada por el Pantano de Washington a principios de siglo, de convertir a Ucrania en un estado cuyo principal propósito es desestabilizar Rusia. Ya en la cumbre de la OTAN de Bucarest (2008) se hacía público, contra el criterio inicial de Francia y Alemania, que Ucrania ingresaría en esta organización terrorista. Ya entonces se sabía que ese ingreso equivalía a una guerra; lo sabían y les daba igual, querían esa guerra a toda costa.

Ucrania lleva armándose y preparándose para esta tan deseada guerra varios años; incluso firmaron tratados de paz con Rusia con el objetivo ahora declarado por los mismos implicados en su firma de ganar tiempo

Sean Penn fue a llevar su dorado galardón al tipo al que no dejaron firmar la paz en abril, al tipo que ganó unas elecciones prometiendo la paz con Rusia, al tipo que ha prohibido una religión entera, que ha encarcelado a sus principales opositores políticos y que ha suspendido o prohibido a una docena de partidos políticos.

Sean Penn llevó su monigote dorado al tipo que permite que en las calles de su democrática Ucrania sea un deporte nacional atar, con cualquier excusa, a la gente (mujeres y niños también) a postes con cinta americana, bajarles los pantalones y propinarles latigazos delante de la policía y el ejército.

Mi desprecio para quien considera criminales y pistoleros a los que no se someten a inoculaciones ineficaces, para quien se derrite elogiando a un tirano como era Chávez, para quien obliga bajo chantaje a sus compañeros de rodaje a vacunarse, para quien exige que pierdan el empleo y no salgan de casa los que no opinan como él, para quien solo critica a su gobierno cuando no son los suyos quienes gobiernan.

Sean Penn es un despreciable macarra y un aspirante a dictador.

Protégete de los comisarios censores y apoya a Freenoticias adquiriendo NordVPN

Por suerte el mercado y la tecnología nos ayudan a escapar de nuestros queridos comisarios y burlar en gran medida sus cercos. Salir del corral con una VPN (Virtual Private Network) es hoy una necesidad básica. Adquiriendo los servicios de NordVPN estás apoyando el proyecto de Freenoticias. 

Consigue tu oferta de Navidad de NordVPN

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies