martes, septiembre 27, 2022
InicioEconomíaRidículo a la letona o cómo ser un "lechón" en Riga

Ridículo a la letona o cómo ser un “lechón” en Riga

Letonia dice que no pagará por el gas en rublos, Rusia le corta el gas, el gobierno "lechón" se baja las bragas, Rusia le vuelve a abrir el gas, sin comentarios por parte del gobierno de Riga

Después de decir que no pagarían el gas ruso en rublos, el 30 de Julio Gazprom les cortó el grifo. El pasado 5 de agosto vuelven a recibir gas… pero sin hacer declaraciones, y también sin bragas.

Letonia es, junto con Polonia y sus hermanas bálticas, uno de los estados más rusófobos de Europa y su ardor guerrero rusicida lo pagan sus ciudadanos, quién si no.

El gobierno ruso impuso como condición para suministrar gas a Europa que este gas debía pagarse en rublos. El procedimiento consiste en abrir dos cuentas en la banca rusa; en una de ellas se depositan euros o dólares y esas divisas se emplean para comprar los rublos, que se transfieren a la segunda cuenta, con los que se pagan las facturas.

Cuando te someten a siete rondas de sanciones, ves que tus ciudadanos que residen en nuestro prostituido Occidente son tratados como presuntos terroristas (el alcalde de Madrid no tiene empacho en prometer que los rusos bastardos serán todos castigados) o te roban descaradamente tu patrimonio, parece bastante lógico que las pocas cosas que te quieren comprar, porque no tienen más remedio, te las paguen en la divisa que te salga de las gónadas.

Letonia se negó a pagar en rublos y aún así estuvo recibiendo gas de Rusia hasta el 30 de julio pasado, pero su administración tuvo la “genial” idea de jactarse públicamente de que estaban pagando el gas en euros. Me pregunto si les sorprendería que después de esto se les cortara el gas desde Rusia. Me lo pregunto de manera genuina, sin ningún tipo de ironía, porque nuestros gobernantes están todos bien vacunados contra el virus del sentido común.

Algo que para el común de los mortales se identifica rápidamente como un comportamiento lógico, para un gobernante progremonguer, de cualquier escuela de pensamiento o y sea cual sea el rito con el que conduce sus ceremonias de la corrección política, puede parecer un síntoma de estar siendo abducido por Vladimir Putin.

Seis días después en la noticia que recoge Reuters de que “Rusia reanuda el suministro de gas natural a Letonia” podemos leer que “Latvijas Gaze y el gobierno de Letonia no estuvieron disponibles de inmediato para hacer comentarios” .

La moraleja de esta historia letona se puede resumir en que si amagas y no atizas te llueven sopapos como hogazas de pan de pueblo. Si no tienes gas, antes de ponerte estupendamente chulo búscate antes la vida para conseguirlo.

Y es que resulta que no hay suficientes buques gasistas, faltan terminales para regasificar el gas –ese que tampoco te puede llegar en esos barcos que están ocupados–, Arabia Saudita le saca el dedo corazón a TutanBiden cuando le pide que aumenten la producción, Nigeria no produce suficiente porque andan entretenidos luchando contra las guerillas islamistas que EE.UU. se ocupa de financiar y la única opción es comprar un poco del gas procedente de EE.UU. que se vende al triple de precio que el gas ruso.

Con todo esto va y llega el gobierno letón, que se supone (mucho suponer) vela por el bienestar de sus ciudadanos, y le hace una peineta a quien tiene en sus manos el que se puedan o no calentar sus bálticos traseros a un precio que además les permita comprarse un par de patatas y, tal vez una salchicha. Genial. Más que el gobierno letón son el gobierno lechón.

Ganaremos esta guerra dicen, como si esta fuera la guerra de todos en Europa. Yo no estoy en guerra con nadie excepto con los imbéciles que se muestran muy interesados en abducirnos y en que ingresemos en su secta de lelos. No creo que esta guerra, tan deseada por las criaturas de los pantanos de Washington y Bruselas, sea una guerra entre el bien y el mal absolutos sino entre distintos cabrones. De entre el surtido de cabrones que se nos presenta en este conflicto el cabrón que cuenta con más y mejor fundamentados motivos se llama Vladimir Putin y en un próximo artículo ofreceré una cronología exhaustiva de este conflicto que lleva larvado desde 1991 y que devino en una guerra civil desde 2014.

Dejaré un apunte que considero muy revelador. En los casi seis meses que llevamos desde la intervención rusa en Ucrania (la guerra viene de mucho antes) se han lamentado algo más de 5.000 víctimas civiles (datos del propio gobierno Zelenskista), mientras que en la Guerra de Irak, esa causada porque buscábamos armas muy malignas que jamás se encontraron, se contabilizaron en los primeros 6 meses de guerra y ocupación más de 10.000 civiles víctimas civiles iraquíes, y solo en el año 2006 casi 30 mil civiles murieron (Fuente Iraq Body Count project) calculándose en todo el conflicto más de 200 mil muertes de civiles. Y cabría hacernos una pregunta o dos a la hora de comparar conflictos, como por ejemplo:

¿Cuántos ciudadanos estadounidenses o políticos de este país fueron sancionados en Europa o en el resto del mundo a causa de la guerra de Irak?

¿Está Irak más cerca de la frontera de EE.UU. que Ucrania de la frontera con Rusia?

Preguntas raras que me hago, ay facha de mí…

loader-image

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies