jueves, agosto 18, 2022
IniciointernacionalMaidan Kiev versus Camioneros Ottawa

Maidan Kiev versus Camioneros Ottawa

2014, golpe de estado en Kiev con 108 muertos: “revolución de la dignidad”. 2022, manifestaciones en Ottawa con 0 muertos: “nazis egoístas”

Viktor Yanukovich ganó las elecciones presidenciales de 2010 por un amplio margen. Mykola Azarov ganó las elecciones legislativas de 2012 obteniendo un 30% de los votos y 185 escaños en la Rada (Parlamento). Yanukovich y Azarov eran el presidente y el primer ministro, respectivamente, elegidos democráticamente, y ambos pertenecían al Partido de las Regiones, un partido declaradamente contrario al ingreso de Ucrania en la OTAN.

En noviembre de 2013 empieza una revuelta “espontánea” en el oeste del país y en 4 meses Yanukovich y Azarov había huido y el Partido de las Regiones habían dejado de existir políticamente. Euromaidan, revolución de las sonrisas, los golpistas eran los buenos según el relato occidental, porque eran nuestros golpistas. 108 muertos.

Canadá, Febrero de 2022. Varios camioneros se dirigen para manifestarse en la capital de Canadá, Ottawa, para pedir el final de los mandatos covidióticos que establecen que si no te vacunas con substancias experimentales y manifiestamente ineficaces no puedes viajar, comprar o trabajar. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, califica a estos camioneros y a todos los que les apoyan como nazis, racistas y golpistas. En la prensa española el asunto prácticamente no existe. Trudeau invoca una ley antes nunca empleada, Emergency Act, y aprobada para hacer frente a situaciones de guerra, para castigar con dureza a quien ose llevarle la contaria.Embargo de cuentas, despidos, suspensión de licencias y se seguros, despidos, embargos de propiedades, secuestro de mascotas y amenazas de retirar a los camioneros desobedientes la patria potestad sobre sus hijos. Pero Trudeau, a diferencia de Putin, es un hijoputa de los nuestros, y por tanto sus medidas dictatoriales son interpretadas como una apuesta por la seguridad y el bienestar de la gente y los camioneros son tachados como despreciables golpistas, nazis, insurrectos y golpistas a sueldo de Rusia…cómo no.

Los ucranianos que votaron por Yanukovich y Azarov en 2010 y 2012, y que son una mayoría en las regiones meridionales y orientales del país, veían como en 2014 en Kiev daban un golpe de estado al presidente y al gobierno a los que dieron su apoyo. Veían también como su idioma –el ruso–era proscrito de la enseñanza y de las instituciones, y como sus aspiraciones de contar con una cierta autonomía se evaporaban. Por esas mismas fechas (verano de 2014) los batallones paramilitares abiertamente nazis (no pro nazis, nazis a secas) como el Batallón Azov o el Batallón Sich Carpathia se incorporaban al ejército regular ucraniano. Eran esos mismos batallones paramilitares, abiertamente anti-rusos, los que se enfrentaban a los secesionistas del este. Una guerra que, aunque así lo crean los incontables imbéciles occidentales que alardean de moral mostrando banderitas ucranianas, no empezó el mes pasado y no la desencadenó Rusia sino la propia OTAN 8 años atrás.

Fueron los brazos armados de organizaciones políticas abiertamente nazis, y no los soldados de reemplazo ucranianos, los que durante 8 años se fajaron matando civiles en Donetsk y Lugansk. En Occidente nadie movió un músculo ni hubo una sola sanción económica a Poroshenko o a Zelensky. Los sucesivos gobiernos ucranianos post golpe de estado, no solo han laminado el derecho a hablar en ruso en todo el país, también han incorporado a su ejército y Guardia Nacional a grupos paramilitares fuertemente ideologizados y los ha empleado para atacar a su propia población. Los porqués de emplear estas tropas en el Donbás y no soldados de reemplazo son dos: muchos de sus reclutas no ven a los rusos como enemigos y casi ninguno iba a emplearse contra la población civil con la crueldad que se emplean paramilitares con adscripción política.

Al parecer es fundamental apoyar a los tiranos cuando esos tiranos, como Trudeau, pertenecen a la cábala de hijoputas a cargo de dirigir nuestros destinos. También parece ser muy importante abogar por el magnicidio (hasta un senador de EE.UU., Lindesy Graham, pide que alguien asesine a Putin) y por la tortura de la población de todo un país, si el gobierno de Rusia decide que no les termina de molar la idea de que Ucrania se incorpore a la OTAN y haya ojivas nucleares a 450 kilómetros enfiladas a Moscú.

Los niños de Denetsk y Lugansk que llevan muriendo 8 años a manos de milicias abiertamente nazis no ocuparon titulares, ese conflicto no existía. Un dato quizá ayude a entender esto: Hunter Biden –el hijo politoxicómano y putero de Joe Biden– estuvo en el consejo de administración de una empresa gasista ucraniana (Burisma) desde april de 2014 hasta abril de 2019; un total de 60 meses con un salario de 83.333 dólares mensuales: 5 millones de dólaresSon hechos probados y reconocidos hasta por el propio Hunter ¿Alguien me sigue?

Para tales fines a la alelada opinión pública se le vende que una manifestación pacífica, con canciones, ambiente festivo y cero muertos es un golpe de estado nazi –Canadá– y que una insurrección de una parte de la población ucraniana contra el jefe del estado y el gobierno legítimamente constituido es una revolución de colorines y sonrisas. Pues desde Freenoticias les mandamos a tomar por culo. Aviso de que me da absolutamente lo mismo que me llamen pro-ruso o lo que me quieran llamar porque este medio es mío y de todo aquel que quiera publicar en él. Así que me pongo por montera los insultos y me tomaré en serio los argumentos. A diferencia de la masa algunos tenemos el vicio ruin de analizar las cosas, de contrastar las informaciones y de defender nuestras ideas en lugar de limitarnos a ser focas aplaudidoras o lemmings que avanzan felices hacia su suicidio grupal.

loader-image

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies