lunes, mayo 16, 2022
IniciointernacionalUna alemana, Putin, una sueca, un putero toxicómano y un gaseoducto. Crónicas...

Una alemana, Putin, una sueca, un putero toxicómano y un gaseoducto. Crónicas ucranianas

Los alemanes se pegan varios tiros en sus pinreles para competir cojos en el escenario económico global, se hacen dependientes de las decisiones políticas que se tomen en Moscú y encima --como veremos enseguida-- cabrean a los norteamericanos al restarles influencia política en Europa.

En 2011 Angela Merkel decidió que Alemania sería el primer país desarrollado en renunciar a la energía nuclear. Los alemanes le estarán siempre “agradecidos”.

Ángela Merkel es un personaje fascinante. Angela Kasner (“Kasni” para sus amigos del colegio) nació en Hamburgo en 1954 y cuando tenía tres meses de edad su familia se trasladó a la Alemania oriental, ya que su padre, un pastor luterano nacido en una familia católica convertida al protestantismo, logró una plaza de pastor en la Alemania controlada por la URSS. Merkel militó desde 1968 en las FDJ Freie Deutsche Jugend (las Juventudes Libres de Alemania) que era el nombre que tenían las juventudes del Partido Comunista de la RDA.

Aunque la militancia en las juventudes comunistas era opcional, también es cierto que ayudaba bastante a la hora de cursar estudios superiores. Merkel fue una estudiante brillante, la primera de su clase en ruso y en matemáticas y se graduó en Física en la Universidad Karl Marx.

Merkel formó parte de la sección de las Juventudes Comunistas de la Academia de las Ciencias durante su trayectoria profesional en dicha institución. Según sus antiguos colegas de la Academia, Angela se empleaba a fondo en propagar las ideas marxistas en su calidad de secretaria de “Agitación y Propaganda”.

Por esas vueltas que da el destino, Angela Merkel, una militante comunista que estuvo al margen en los primeros compases de la reunificación alemana (Wiedervereinigung), acabó convirtiéndose en Canciller de Alemania, nada menos que 16 años (2005-2021), encabezando las listas de un partido de derechas (la CDU). No cabe duda de que Frau Merkel supo estar al sol que más calienta y, con la ayuda de su cerebro privilegiado y de grandes dosis de lameculismo, pasó de ser una brillante empollona chivata a ser la líder de la primera potencia económica de Europa ¿Brillante o no?

Viajemos ahora a Dresde en 1989, pocas semanas después de la caída del Muro de Berlín. El comunismo de Alemania Oriental se está cayendo en pedazos, el poder del pueblo parece irresistible.

Las multitudes asaltan la sede de Dresde de la Stasi, la policía secreta de Alemania Oriental y poco después un pequeño grupo de manifestantes decide cruzar la calle, hacia una edificio grande que es la sede local del servicio secreto soviético, la KGB. El guardia de la puerta se larga a su casa asustado y al poco tiempo aparece en la puerta un oficial, bastante pequeño, y bastante agitado.

No cabe duda de que Frau Merkel supo estar al sol que más caliente y, con la ayuda de su cerebro privilegiado y de grandes dosis de lameculismo, pasó de ser una brillante empollona comunista y chivata a ser la líder de la primera potencia económica de Europa ¿Brillante o no?

Según contaba Siegfried Dannath a la BBC, el oficial bajito se dirigió a los manifestantes y les advirtió indicándoles “no intenten entrar por la fuerza en esta propiedad. Mis camaradas están armados y están autorizados a usar sus armas en caso de emergencia”. Los manifestantes se dispersaron y el joven oficial, un tal Vladimir Putin, consciente de la peligrosidad de la situación llamó al cuartel general de una unidad de tanques del Ejército Rojo para pedir protección.

La respuesta que recibió le marcó para toda su vida: “No podemos hacer nada sin órdenes de Moscú, y Moscú está en silencio”.

“Moscú está en silencio” y desde ese momento, aquel desafiante pero impotente oficial se labró el camino para convertirse él mismo en “Moscú” y así darse la respuesta a sí mismo.

Cuando Merkel y Putin conversaban, ella hablaba en alemán y él en ruso; ambos se entendían a la perfección y no solo por ser bilingües, sino porque compartían una pasada militancia comunista coincidente en el tiempo y en el espacio en aquella Alemania comunista.

Hasta aquí la parte de las anécdotas que creo que son siempre interesantes para ayudar a reflexionar o por lo menos realizar gimnasia mental. Vamos al lío.

La canciller alemana sabedora de la creciente popularidad del Partido Verde y buena conocedora de los complejos de culpa del pueblo teutón, el famoso “angst”, se aventuró a firmar hace una década una ley por la que Alemania se comprometía a desmantelar todas sus centrales nucleares en una diez años. 20 mil megavatios a tomar por culo y que fuera lo que Odín quisiera.

Lo que Merkel no firmó es la prohibición de comprar energía nuclear de sus vecinos franceses, que son gente más desinhibida en estas cuestiones. Porque si las centrales nucleares francesas de Chooz y Cattenom, muy próximas a la frontera con Alemania, sufrieran algún percance, es de todos sabido que la radioactividad jamás cruzaría el Rin ¿Verdad?

Mientras los alemanes disfrutan de la bola de plomo que Frau Merkel enganchó al tobillo de la economía alemana, en China anuncian que van a poner en funcionamiento al menos 152 nuevos reactores nucleares en los próximos 15 años (casi uno al mes). Los alemanes se pegan varios tiros en sus pinreles para competir cojos en el escenario económico global, se hacen dependientes de las decisiones políticas que se tomen en Moscú y encima –como veremos enseguida– cabrean a los norteamericanos al restarles influencia política en Europa.

Vayamos a por Greta, la profeta de la coleta o la profetisa que la cartera te sisa.

Pocos iconos de la cultura progre-pop, en su sección estrellas del terror, como la perrofláutica, millonaria y aspergérica niña Greta, han contribuido tanto a la hora de idiotizar Occidente. No verás por China a esta niña del exorcista, ni tampoco se la espera, admonizando a los orgullosos fabricantes del virus chino –alias Covid-19– por sus pecados carbónicos. En cambio en Occidente no nos cansamos de sacar a esta chantajista emocional y de darle cancha a la locuela hasta en los parlamentos.

La niña vegana, aquejada de asperger y de absentismo escolar crónico, que aprendió a hacer extensivo al mundo entero el chantaje que aplicaba de pequeñita con sus padres y hermana, podrá tirarse el farol de ser capaz de hacer magia potagia y no exhalar ni un miligramo de CO2 viajando en semovientes o en costosísimas embarcaciones solares; pero lo que la nena nunca hará –además de leerles a los chinos la cartilla– es pagar la factura del gas o de la electricidad verde-prado que apoquinan los consumidores a quienes ella no se cansa de repetir eso de “¿cómo os atrevéis?”.

Alemania elimina el equivalente al 20% de la potencia energética instalada que hay en España y para compensarlo tiene la brillante idea de construir un gaseoducto adicional que le hace más dependiente del temible oso ruso. Por cierto que este gaseoducto lleva estando en el punto de mira de los EE.UU. no menos de 5 años, para que jamás llegue a suministrar gas. Todo ventajas.

En enero de 2019, el embajador de EE. UU. en Alemania, Richard Grenell, envió cartas a las empresas involucradas en la construcción de gaseoducto Nord Stream 2 instándolas a dejar de trabajar en el proyecto y amenazándolas con la posibilidad de sanciones. En diciembre de 2019, los senadores republicanos Ted Cruz y Ron Johnson también instaron al propietario de Allseas, Edward Heerema, a suspender los trabajos en el oleoducto, advirtiéndole que, de lo contrario, Estados Unidos impondría sanciones. El propio Ted Cruz propuso formalmente el 8 de noviembre de 2021 un proyecto de ley para permitir dichas sanciones.

El 20 de julio, el demente y demencial Joe Biden y la ex-comunista Angela Merkel llegaron al acuerdo de que EE. UU. podría desencadenar sanciones si Rusia usaba el Nord Stream como un “arma política” (¿atamos cabos?). El acuerdo tiene como objetivo evitar que Polonia y Ucrania se queden sin suministro de gas ruso. Ucrania obtendría un préstamo de 50 millones de dólares para dotarse de tecnología verde hasta 2024 y Alemania establecería un fondo de mil millones de dólares para promover la transición de Ucrania a la energía verde (a pagar) y así compensar la pérdida por los derechos que cobra Ucrania por el tránsito del gas hacia Europa occidental. El contrato para el tránsito de gas ruso a través de Ucrania se prolongaría hasta 2034, en caso de que el gobierno ruso estuviera de acuerdo.

File:Major russian gas pipelines to europe.png - Wikipedia
Gaseoductos desde Rusia a Europa occidental. Fuente: Sovietpedia (alias Wikipedia)

Tal vez a alguien que esté leyendo estas cosas se le empiecen a iluminar las neuronas y a desentumecer las entendederas, no sé, es posible.

Resulta que por una parte EE.UU. tiene un especial interés en que Europa Occidental no sea dependiente del gas ruso y en que en caso de que así sea, y como mal menor, que lo sea a través de Ucrania. Casualmente, Hunter, el hijo putero y cocainómano de Joe Biden estuvo llevándoselo calentito de una empresa gasista Ucraniana (Burisma) como miembro del consejo de administración de esta. Pero debemos entender que el chico necesitaba colocarse –no solo fumando crack– después de que en la Marina de EE.UU. le expulsaran por politoxicómano.

La culpa de todo es por supuestísimo de Putin, de quién si no. Nada que ver el interés de de la industria gasista estadounidense por suministrar gas licuado en buques cruzando el atlántico, nada que ver los lazos de la famiglia Biden o la Clinton (eso da para otro artículo) en robar a manos llenas a los ucranianos. Putin es Hitler 2.0 y sanseacabó, y quien diga lo contrario es un traidor y un espía a sueldo del Kremlin.

Aquí os dejo un interesante vídeo en el que se puede ver a Joe Biden en 2016 jactándose de haber amenazado a Ucrania con congelarles un crédito crédito si no despedían al fiscal que “casualmente” investigaba a su hijo Hunter Biden. Textual: “Te doy seis horas, si el fiscal no es despedido no tendréis el dinero. Y, ¡oh hijo puta!, fue despedido”

Una alemana ex-comunista hija de un pastor luterano mudado al paraíso socialista hipotecó el crecimiento y la prosperidad de su país –y de quienes le pagaban el sueldo– dejándose llevar por los fieles de una Iglesia, la de la Calentología, cuyo talante personifica una niña desquiciada y caprichosa. Un ex-espía ruso se ocupó de que le respondieran desde Moscú convirtiéndose él mismo en la capital que atraviesa el río Moscova: Un putero politoxicómano empleado por su padre, un vegetal con ambiciones, para lucrar a la familia aprovechándose de sus influencias y un gaseoducto en el punto de mira de muchos intereses. Que cada cual extraiga sus propias conclusiones o no saque nada en claro, pero yo me quedo más tranquilo contándote mi particular chapa.

Y eso es todo por hoy desde la redacción que dirige mi gato, quien os manda afectuosos maullidos.

Puedes consumir la mercancía que te presentan los medios de comunicación de masas, es muy cómodo y te ahorra tener que pensar, o puedes ir informándote con hechos y realidades palmarias que están ahí aunque casi nadie te las quiera contar, e ir tú mismo uniendo los puntos o forjándote una opinión informada. Freenoticias está aquí para lo segundo. Pelotas ya hay demasiados. No te pido que creas nada de lo que te cuento, pero sí te invito a que contrastes la información que te presento.

Seguimos pasando consulta.

Y cómprate ya mi libro y haz que alguien se lo lea para que te lo cuente.

loader-image

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies