La culpa es tuya perrito “bueno”

A tomar por culo todos, pero sobre todo los borregos pastueños que creen que solo haciendo cosas –incluso cosas estúpidas e inútiles– que supongan penitencia podremos vivir seguros. Poneos treinta y siete dosis, tres mascarillas y un cilicio en los cojones, o en el coño, y dejadnos vivir en paz.