viernes, enero 28, 2022
InicioOpiniónEl Lehendakari sabe que solo las mentiras necesitan subvención

El Lehendakari sabe que solo las mentiras necesitan subvención

El jefe de los recoge-nueces del PNV reparte más de 6 millones de euros entre la prensa escrita y las emisoras de radio en el País Vasco para que le sigan lamiendo sus culetes abertzles.

La justificación para untar a estos medios lameculistas es, según el gobierno del partido fundado por el desquiciado racista Sabino Arana, «la importancia de que las sociedades democráticas cuenten con información de calidad y medios profesionales y sólidos, como herramienta imprescindible contra la desinformación y a favor de los valores democráticos».

Lo que traducido significa “premiamos a los mamporreros que anestesian a los ciudadanos con nuestra propaganda y mentiras, facilitándonos joderles a todos a gusto”.

La frase “solo las mentiras necesitan subvención” que es uno de los mensajes de marca más destacados de Freenoticias, es del maestro Antonio Escohotado que falleció recientemente y que es un referente para el que escribe estas líneas.

Según reza la resolución «los destinatarios de estas subvenciones estarán obligados a mantener su actividad durante los próximos dos años y a seguir ofreciendo información cercana y de proximidad» y por supuesto responderán “a cuanta información les sea requerida por el Departamento de Cultura y Política Lingüística”. Esto último traducido significa que estos medios paniaguados estarán sujetos a la supervisión de los comisarios políticos.

Este es el desglose por medios que puedes ver también en este enlace del Boletín Oficial del País Vasco

En la resolución por la que se les suelta la pasta y se compra a estos pobres desgraciados puede leerse:

El contexto general de restricciones sociales y la gran afección económica de la COVID-19, que en el sector de los medios de comunicación se ha traducido en un descenso de ventas de los periódicos y un retraimiento de las inversiones de publicidad en prensa diaria y emisoras de radio, ha debilitado más aún la situación financiera y las opciones de viabilidad de los medios de comunicación vascos, poniendo en riesgo el actual ecosistema mediático vasco. Sin embargo, precisamente el contexto global de pandemia ha puesto de manifiesto, más si cabe, la necesidad de las sociedades democráticas de contar con unos medios de comunicación profesionales y sólidos para luchar contra la desinformación y fortalecer los valores democráticos.

El 94% de los votantes del PNV y el 79% de los votantes de EH Bildu están a favor de que se implante el “pasaporte” covid y tan solo el 10,8% de los votantes de VOX apoyan este atropello ¿quién es más demócrata y quién es más liberal?

La frase clave es “poniendo en riesgo el actual ecosistema mediático vasco”. Porque el ecosistema ese del que hablan es precisamente el mismo que ha permitido que en el País Vasco se vea como algo normal que un grupo como EH Bildu, orgullosos hijos del terrorismo y guardianes de las esencias, los valores y los objetivos de ETA, sea visto en esta región española como un partido absolutamente normal; mientras que VOX sea considerado el coco fascista.

Otra perla de la resolución:

“En un momento histórico y de especial transcendencia, como es una pandemia, en la que muchos derechos han sido limitados por garantizar el bien común del derecho a la salud pública, cada uno de los ciudadanos y ciudadanas, y la sociedad en general, deben poder tener acceso a la información de las decisiones adoptadas por los poderes públicos tanto locales como internacionales que afectan a su vida diaria y a sus derechos fundamentales. Igualmente, la ciudadanía tiene que poder conocer de manera fiable, profesional y contrastada lo que acontece en su entorno para desarrollar su vida personal, social, cultural, laboral o empresarial o sus obligaciones y derechos como parte de esta sociedad. Ese derecho a la información es la que garantizan los medios de comunicación en una sociedad democrática como la nuestra”.

El País Vasco ha estado sometido a la tiranía del miedo y el silencio durante 50 años y está a la cabeza en España en cuanto a falta de libertades. El País Vasco donde hace muy pocos años los curas abertzales negaban funerales a los guardias civiles asesinados y donde era común en los pueblos escuchar la repugnante frase “algo habrá hecho” cuando un ciudadano recibía un tiro en la nuca sigue manteniendo una densa y pestilente atmósfera de miedo y represión silenciosa.

El País Vasco es esa región española de la que un cuarto de millón de personas tuvieron que emigrar a la fuerza porque eran acosados por niñatos jaleados por los políticos que gobernaban desde Ajuria Enea. Los medios de comunicación tradicionales del País Vasco, unos más que otros pero todos en alguna medida, han bendecido este régimen sustentado por los partidos paridos en la mente de un aspirante a genocida muerto hace 119 años. Son esos medios que reciben la guita abertzale los que han coadyuvado para lograr que la gente crea que lo que hay en vascongadas es una democracia cuando realmente es una pegajosa dictadura lograda tras macerar medio siglo a su población, desde la infancia, en una espesa salsa de mentiras históricas, consignas y violencia dura y “blanda”. Cosas como decir viva España en vascongadas, en según qué lugares, se considera una aberración y un imposible.

Una sociedad donde un secuestrador convicto es el líder del segundo partido más votado, es una sociedad enferma que ha sido moldeada a través del miedo provocándole un síntoma de Estocolmo a escala monumental. La prueba del algodón es que se considera una provocación que el tercer partido en votos de toda España, VOX, haga campaña en este territorio. Solo este hecho merece calificar a la sociedad vasca como una sociedad enferma. Una sociedad infectada de tanto respirar las miasmas que esputan toda esta tropa de sacudidores de nogales y recogedores de nueces.

Por cierto, que lo de proteger empleos y ayudar a las empresas de comunicación no es siquiera una excusa para otorgar este soborno en forma de subvención porque las emisoras deportivas o musicales o los medios escritos que no sean de información política están excluidos expresamente de estas dádivas.

No es una casualidad que sea precisamente la sociedad vasca la que dentro del conjunto de la sociedad española está más dispuesta a que se apliquen restricciones, se impongan salvoconductos del Reich Sanitario y se pisoteen sus libertades. Están mucho más entrenados a no salir de casa a mirar entre los visillos y a evitar cruzarse con según quien por la calle. El 94% de los votantes del PNV y el 79% de los votantes de EH Bildu están a favor de que se implante el “pasaporte” covid y tan solo el 10,8% de los votantes de VOX apoyan este atropello ¿quién es más demócrata y quién es más liberal?

Repetimos: “solo las mentiras necesitan subvención”. Nosotros a lo nuestro. Pasando consulta. Un saludo lehendakari cabrón.

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies