viernes, enero 28, 2022
InicioOpinión¿Nos pinchamos la penúltima o nos vamos a casa?

¿Nos pinchamos la penúltima o nos vamos a casa?

Os dejo un vídeo del genial actor de doblaje y guionista Alfredo Díaz que hace una excelente parodia, empleando imágenes de la película Saw, del mundo absurdo y covidiótico en el que nos ha tocado vivir. No tiene desperdicio.

Cada vez que surja una conveniente variante, para atrás y para adelante, vamos a tener al G-7 reuniéndose, a la OMS alborotada y a las farmacéuticas afanándose en actualizar sus patéticos brebajes. Y por supuesto tendremos a todas las cabezas parlantes contándonos que la vacuna esto y que la variante aquello, que mantengas la distancia de seguridad y te tapes la boca.

Sé solidario, no mates a tu abuelito esta Navidad y ponte una dosis de refuerzo. Vacuna a tu hijo de 6 años y sigue llevando mascarilla (dos mejor). Da lo mismo que el hecho de estar vacunado no prevenga una mierda el infectarte (todos los “omicrónicos” están re-vacunados) ni que tu hijo de 6 años no necesite esa substancia para nada en absoluto…tú solo hazlo por amor, como dice el Papa comercial de Johnson & Johnson.

De Sudáfrica dicen que viene esta variante –para atrás y para adelante– y allí andan por un 29% de vacunados. Aquí os traigo dos gráficos donde se muestra en el primero el porcentaje de vacuñados en 5 países y en el segundo las muertes por millón a causa del virus chino.

Evolución de los pinchados en porcentaje:

Y las muertes por millón evolucionan así en estos 5 países:

Siguen contagiándose y muriendo de virus chino vacunados y no vacunados y no se observa una correlación o una causalidad entre mayor porcentaje de vacuñados y menos muertes. Las vacunas NO funcionan.

Si miramos los casos “nuevos” en estos 5 mismos países desde que arrancó la vacunación en enero de este año, no se ve por ninguna parte que a más vacunas haya menos casos sino casi lo contrario. Te animo a que juegues con la barra inferior y vayas moviendo las fechas y tú mismo puedas extraer tus propias conclusiones.

Yo animo encarecidamente a que la gente haga lo que quiera, que se vacune si le sale de las narices siempre que sean mayorcitos, y que no lo hagan si no se fían o no les da la gana. Quien crea que estas substancias son vacunas, que se pongan todas las dosis necesarias para actualizar su sistema operativo con las nuevas versiones de antivirus que vayan “publicándose”; acabarán estando en manos de las empresas farmacéuticas. Pero que por favor no quieran obligar a que todos compartamos su destino, sea este el que sea. La excusa de que vacunándonos protegemos a los demás es una mentira descomunal y no cuela ya.

Quien crea adecuado para su salud inyectarse lo que llaman vacunas aunque no actúan como tales, deben saber que los únicos que están protegidos en esta historia son los fabricantes de eso que se meten; porque NO podrán demandarles jamás por lo que les pase a ellos o a sus seres queridos.

Quien quiera pinchar a sus hijos pequeños estas substancias, que lo hagan, aunque ya saben que los niños no mueren ni enferman por el virus chino, y que estando vacuñados seguirán podiendo contagiar y contagiarse. Lo que tal vez no saben es que los efectos adversos ya descubiertos superan enormemente las nulas ventajas que las inyecciones aportan a los niños; y a estos efectos conocidos aún quedan por sumarse los que iremos conociendo con el paso de los años. Yo opino que inyectar a criaturas algo que no les salva de nada ni a ellos ni a los demás es un crimen y no quiero ser cómplice.

«Así como es deber de todos los hombres obedecer las leyes justas, también es deber de todos los hombres desobedecer las leyes injustas». (Martin Luther King)

“La desobediencia civil se convierte en un deber sagrado cuando el estado se vuelve ilegal o corrupto”. (Mahatma Gandhi)

Yo animo a todo el mundo a ser insumiso contra el covidiotismo. Bájate la mascarilla siempre que puedas y en todas partes, anima a tus hijos a que lo hagan y que respiren bien; no te calles cuando te den la chapa de las vacunas solidarias y por amor porque es una mentira. Da tu opinión como mejor te parezca: insulta, ríete, haz mofa, sé sarcástico y muestra tu menosprecio por los políticos que siembran el ignoracionismo, y por último, comparte este artículo si te gusta.

Seguimos pasando consulta. Ponte en pie y lucha

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies