martes, agosto 9, 2022
InicioOpiniónGabriel Rufián, el increíble "niño burbuja"

Gabriel Rufián, el increíble “niño burbuja”

Tus cortesanos te llevarán las sales para que te recompongas del trance demoledor de ser preguntado por cosas que te incomodan, ¡ay pobretico!, y nosotros te llamaremos gilipollas, así es como nos hemos dividido el trabajo Gabriel

A partir de ahora estas deberían ser el tipo de preguntas que le hagan al macarrilla-nenaza: ¿Por qué es usted tan guapo? ¿Cree que nevará en el Pirineo este fin de semana? ¿Crees que me queda bien esta falda amarilla Gabri?

Los jefes, jefas y jefos de prensa de La PSOE, Unidas Pandemias, Esquerra Rufianizada de Catalunya (ERC), Recogedores de Nueces sin Fronteras (PNV), Junts pero no mucho, Ex Hijoputas Bildu, Bloque Nepotista Galaico (BNG), Tarados de CUPo, Milhouse País, ComproPís, Nuevita Canarias y PuigDemontCat están indignados porque hay periodistas traviesos que faltan al respeto a sus pobres jefes, lo cual les genera mucha tensión.

Los masajistas de prensa de esta ensalada de partidos pide a la Mesa del Congreso que “tome las medidas necesarias” para restablecer el “buen funcionamiento de las Ruedas de Prensa” (así en mayúsculas) sin que eso ponga en riesgo la libertad de información y el buen rollito que hasta hace poco imperaba.

El comunicado es vaporoso –intencionadamente– porque no dice ni quiénes son esos periodistas que alteran el karma de los pobres diputados, ni qué es eso tan indecoroso que hacen o dicen y que rompe el Feng Shui de la sala de prensa de la Cámara Baja. La cosa es que hay unos periodistas que van por ahí haciendo cosas malas ¿Qué cosas? Cosas nazis ¿Qué periodistas? Unos de una burbuja de extrema derecha ¡Ah, bueno! entonces habrá que hacer algo.

¿Y qué medidas hay que tomar a juicio de estos responsables de prensa? Pues unas. El comunicado puede resumirse así: “alguien es malo, dice cosas malas y hay que hacer algo”. Básicamente es la misma estrategia que cualquier niño malcriado de 6 años sigue cuando alguien no le gusta y se chiva a la seño. Como la “seño” en este caso es Batet, los malcriados a cargo de la no comunicación de esa docena de partidos saben que la seño sabrá “entender” el mensaje subliminal que no es otro que “limpiad la sala de prensa de fachas que nos tienen hartos”.

Un periodista le pregunta a Gabriel Rufián, quien compagina su trabajo como macarrilla a tiempo completo con el de portavoz de ERC en el Congreso, que qué opina de cumplir la sentencia del Supremo sobre impartir un mínimo del 25% de las clases en castellano y sobre unas declaraciones del rey en Barcelona; y Rufián le contesta que no participa en burbujas mediáticas de extrema derecha. Sale otro periodista al quite y le insta a responder a la pregunta y Gabri le contesta lo mismo.

Me parece muy bien que unos pregunten y otros no respondan o, como en este caso, contesten con un argumento caca-culo-pedo-pis. Tampoco me parecería mal que el periodista le hubiera contestado que a “mí me rebota y en tu culo explota” para situarse al nivel de la dialéctica rufianesca; pero por favor que la gente llegue ya llorada de casa y no tengan que ir a chivarse a la teacher.

Y si se chivan, joder que por lo menos tengan los arrestos de decir quiénes cuándo y cómo han sido malos y se han cargado el espíritu navideño con el que enfilaban estos días previos a darse el festín en el Palace. Ya que hablan de deontología y ya que todos firman la nota en calidad de papis y mamis de estos pobreticos niños sensibles no estaría mal que siguieran la norma periodística de contestar a algunas de las cinco preguntas básicas: Qué, quiénes, dónde, cuándo y por qué.

Este es el comunicado de marras.

“Durante las últimas semanas observamos con preocupación el comportamiento de algunas personas acreditadas en la Sala de Prensa del Congreso. Dicho comportamiento desvirtúa las ruedas de prensa y genera un clima de tensión que dificulta el trabajo del resto de periodistas que realizan su labor con profesionalidad. Lo que deberían ser comparecencias de actualidad parlamentaria se están convirtiendo en careos ideológicos”

Es por ello que consideramos intolerables las faltas de respeto que se han producido hacia el personal de algunos grupos parlamentarios que rompen el clima de cordialidad y decoro entre periodistas, políticos y personal de los grupos parlamentarios”. Este modo de actuación no se corresponde con el código deontológico ni con los principios de actuación acordados por los y las profesionales del ramo.

Por todo lo anterior expuesto, las y los jefes de prensa de los partidos y organizaciones políticas firmantes solicitamos a la Cámara tomar las medidas necesarias con el objetivo de restablecer el buen funcionamiento de las Ruedas de Prensa en el Congreso sin poner en riesgo la libertad de información y el buen clima en la sala de prensa que, desde siempre, se venía produciendo”

Otra cosa que cabría preguntar a estos periodistas a sueldo de partidos y autoerigidoa en guardianes de los sentimientos parlamentarios, es a qué coño de código deontológico se están refiriendo (el que yo he visto de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, FAPE, no recoge que haya que dar masajes a los políticos).

Y es que la frasecita tiene su aquel; dicen que “este modo de actuación no se corresponde con el código deontológico ni con los principios de actuación acordados por los profesionales del ramo”.

Supongo que cuando hablan de los profesionales “del ramo” no se refieren a las floristerías sino al ramo periodístico. Pues bien ya que no dicen quienes fueron malos, ni las cosas malas que hicieron que al menos digan qué artículo del código deontológico, ese al que aluden, ha sido infringido y que sustancien cuál de los sacrosantos principios acordados por los profesionales del ramo ha sido flagrantemente violado. Den alguna pista señoros.

Recapitulemos pues. Alguien ha sido malo porque ha hecho cosas malas que han puesto tristes a algunos diputados y además esas cosas malas infringen un código deontológico y unos principios acordados. No se dice quien fue malo, no se dice qué hizo ese alguien, no se explica a qué código deontológico se refieren ni cuál de sus supuestos puntos ha sido mancillado, y tampoco explican a qué acuerdo se refieren –tal vez uno escrito en una servilleta durante la fase de exaltación de la amistad en un bar– y cuál de los principios del mismo fue incumplido.

Vamos, que podemos decir con total tranquilidad, y yo más que no soy periodista ni he firmado nada de eso, que los jefes de prensa de los 12 grupos parlamentarios lloricas son un hatajo de cretinos acusicas y redomadamente gilipollas… Es decir, que están al nivel de los jefes a los que arropan y dan besitos antes de dormir para que no tengan pesadillas con periodistas indecorosos que trabajan para burbujas de extrema derecha.

Si por un lado representas el papel del independentista montaraz pero luego te travistes de Dama de las Camelias que se siente mancilladita a la primera de cambio, es normal que te llamemos hipócrita o gilipollas. Los periodistas tal vez no puedan hacerlo, pero el código deontológico de Freenoticias no solo me permite sino que me insta a calificarte así; porque está escrito que hay que siempre golpear dialécticamente –y muy duro– al que desde arriba y cobrando un sueldo que no se merece se comporta como un cabronazo. Hablo de ti Gabriel.

Tus cortesanos te llevarán las sales para que te recompongas del trance demoledor de ser preguntado por cosas que te incomodan, ¡ay pobretico!, y nosotros te llamaremos gilipollas, así es como nos hemos dividido el trabajo Gabriel. Lo que no puedes esperar es que te tomemos en serio si desde tu burbuja te dedicas a atacar cosas como la Unidad de España o a incumplir sentencias firmes y a la vez pretendes que esa burbuja progremonguer te defienda de quienes te decimos lo gilipollas, cínico y cobarde que eres, campeón.

Tus cortesanos te llevarán las sales para que te recompongas del trance demoledor de ser preguntado por cosas que te incomodan, ¡ay pobretico!, y nosotros te llamaremos gilipollas, así es como nos hemos dividido el trabajo Gabriel

Si uno va de chulo y de malote y cobra un sueldazo de diputado y portavoz pero luego es incapaz de apechugar con su obligación de contestar preguntas, no debe extrañarle que le llamen gilipollas y nenaza. Porque Rufián es una nenaza caprichosa que pretende existir en una burbuja que le permita, mediante un mágico proceso de ósmosis progremonguer, escupir desde ella su bilis y que a la vez sea un escudo contra los fachas que cree ver por todas partes.

Y en cuanto a los jefos de prensa de esos 12 partidos políticos, no estaría mal recordarles que si acusas de algo a alguien siempre es recomendable decir a quién acusas y de qué hechos te estás quejando; esto es así salvo que además de empleados a sueldo de partidos políticos también quieran ejercer de acusicas histéricas y de enfermeras mamporreras de sus amos.

Y los de la Asociación de Periodistas Parlamentarios deberían anteponer su seriedad profesional a sus ganas de jarana en el Hotel Palace y abandonar la sala de prensa cuando el “niño burbuja” se presente a contestar solo a los que le ríen sus patéticas gracietas de macarrilla y nenaza. O tal vez preguntarle idioteces como sobre cuál es su color favorito o decirle que le sienta muy bien su corte de pelo.

loader-image

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies