lunes, mayo 16, 2022
InicioOpiniónLa Iglesia de la Calentología modifica sus propios gráficos. Freenoticias lo demuestra

La Iglesia de la Calentología modifica sus propios gráficos. Freenoticias lo demuestra

La Calentología es una de las muchas disciplinas pseudocientíficas y coloristas que conforman el corpus "académico" del progremonguerismo internacional

En la Iglesia de la Calentología si algo no da suficiente miedo hay que quitarlo o cambiarlo. Les hemos pillado y te lo contamos.

Observa el cuadro de más bajo que aparece en el informe publicado en 1990 por el IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change o Panel Intergubernamental del Cambio Climático). El IPCC es el concilio anual que celebra el alto clero de la Iglesia de la Calentología para meternos miedo, hacernos sentir más culpables y someternos a sus sostenibles decisiones (a costa de nuestra libertad).

Fuente: Informe IPCC 1990 (página 224)

El primer gráfico es la variación anual de la extensión del hielo (de media) desde 1973 hasta 1990 en el Ártico, y el segundo gráfico lo mismo pero para el Océano Antártico. Ninguno de los dos gráficos asusta lo suficiente y en el primero hasta da la impresión que hay más hielo en 1990 que en 1970 a pesar de todos nuestros crecientes pecados carbónicos.

Ahora observa atentamente el siguiente gráfico:

Es el equivalente al primer gráfico anterior pero correspondiente al “concilio” de 2001. Fuente Informe IPCC 2001, página 125

Pongamos ambos gráficos juntos:

Hielo ártico IPCC 1990 vs 2001
Hielo ártico IPCC 1990 vs 2001

El gráfico de la derecha es mucho más “bonito” porque da mucho más miedo, así que se quedan con ese y el otro a la papelera de reciclaje por tratarse de ciencia facha.

En el caso del hielo antártico la cosa está mucho más pareja aunque también tiene sus “cositas” como que en 1985 el IPCC daba un aumento de la extensión del hielo que el panel del 2001 convierte en decremento

Hielo antártico IPCC 1990 vs 2001
Hielo antártico IPCC 1990 vs 2001

Si superponemos las dos gráficas sobre las variaciones del hielo ártico tenemos esta bonita imagen en la que se puede ver claramente que el primer gráfico (en rojo) ha sido cambiado por uno convenientemente más pesimista no sea que no cuadren los datos con el “relato”:

Hielo ártico IPCC 1990 vs 2001 superpuestos
Hielo ártico IPCC 1990 vs 2001 (los datos del IPCC de 1990 superpuestos en rojo)

El gráfico que se presentaba en 1990 está realizado según figura en el informe, con datos de la NOAA (Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica) y los de 2001 son, según recoge la encíclica calentóloga de 2001 de la Iglesia de la Calentología, “una mezcla”:

Los datos son una mezcla de Walsh actualizado (Walsh, 1978), microondas pasivo satelital del Centro de Vuelo Espacial Goddard
(Radiómetro de microondas multicanal de barrido (SMMR) y especial Sensor de microondas / generador de imágenes (SSM / I)) datos derivados (Cavalieri et al., 1997) y el satélite de los Centros Nacionales de Predicción Ambiental, datos pasivos derivados de microondas (Grumbine, 1996). Actualizado digitalizado. También se incluyen datos sobre el hielo de los Grandes Lagos (Assel, 1983)”.

Mediciones distintas para obtener curva que dé miedo
Mediciones distintas para obtener curva que dé miedo

Es decir que en lugar de emplear datos homogéneos para poder comparar las cosas con sensatez lo que hace esta banda de delincuentes (es lo que son) es cambiar la metodología mezclando un poco de todo y desechando lo que venían haciendo 17 años para que les quede una bonita curva asustaviejas descendente. Ya puestos a añadir, si aceptamos el de los Grandes Lagos como “hielo ártico”, por qué no incluir también el Lago de Sanabria que está más al norte que Chicago a orillas del Lago Michigan. El Lago de Sanabria está tan a tomar por culo del Círculo Polar Ártico como el de Michigan.

A mí francamente me da la risa cuando escucho ese mantra ovejuno del “consenso científico” sobre el calentamiento global antropogénico (de causas humanas) y de que poco menos que 11 de cada 10 científicos avalan las conclusiones de esta secta destructiva. Sencillamente NO es verdad. La Calentología es una de las muchas disciplinas pseudocientíficas y coloristas que conforman el corpus “académico” del progremonguerismo internacional.

La Teoría de Género, otra “ciencia” progremonguer, sostiene que el sexo es un constructo y que el género –que es lo verdaderamente importante– se elige y se puede cambiar al albur del humor o la percepción del sujeto; también propone cosas tan científicas como decir que el término “persona embarazada” es más apropiado que mujer embarazada ya que los hombres trans también pueden dar a luz. La CRT (Critical Race Theory, Teoría Crítica de la Raza) afirma que solo los blancos tienen la capacidad “mágica” de ser racistas, tanto es así que nacen y mueren racistas y tan solo pueden compensar esta tara mental a base de ejercer una penitencia perpetua que solo sirve para atenuar su maldad congénita y no para redimirse.

A diferencia de las demás sectas progremonguers, que estabulan a cada rebaño según los genitales, el color de la piel, las preferencias sexuales o las fantasías “genéricas” de cada cual, la Iglesia de la Calentología es una fe común y universal para todos (dejando claro que son los hombres blancos heteros, occidentales y de derechas los que más malos son, eso por descontado). Todos pueden, y deben por su propio bien, profesar la fe de la Hermana Greta y darse golpes de pecho por sus pecados carbónicos aceptando corregir estos entregando su libertad en cómodos plazos rumbo a un futuro sin CO2. Total el CO2 ese ¿para qué sirve sino para alimentar a las plantas, permitir nuestra respiración, fijar el oxígeno en nuestras células, etc.? Y hablando de pecados carbónicos si quieres pasar un ratito ameno extra pásate por este artículo:

Ahora imaginad que este gráfico en lugar de dar cuenta de las variaciones en la extensión del hielo en el ártico fueran los beneficios de una empresa de tornillos, por poner un ejemplo. Suponed que el consejero delegado vuelve a la sala de juntas 11 años después y les dice que los beneficios de los que informó en 1990 no se corresponden con la realidad porque realizando una “contabilidad creativa” ahora son pérdidas. Despedido en 0,1 segundo.

Y mientras tanto en el Ártico…

Todos queremos tener un planeta limpio y acogedor, pero lo que muchos no queremos es que se secuestre el debate científico y social sobre cómo lograr este objetivo. El clima es consecuencia de muchos factores (el Sol, los muchos movimientos orbitales de la Tierra, los Ciclos de Milankovitch, las interacciones océano-atmósfera, los rayos cósmicos, los movimientos de las placas, la actividad volcánica, los cambios en el magnetismo terrestre y también la composición de gases de la atmósfera en cada momento) muchos de los cuales desconocemos. No solo desconocemos algunos factores sino que también desconocemos las relaciones entre distintos factores conocidos y cómo se correlacionan entre sí las variaciones en estos. Basta ya de hurtar el debate científico serio sepultando en el ostracismo a quienes no se abonan al Pensamiento Único en esto también. Basta ya de tan solo regar con fondos a aquellos científicos que investigan empleando modelos viciados y que saben que no recibirán un euro si sus conclusiones no están en la línea de lo que ordena y manda un hatajo de cabrones que lleva 50 año errando todas sus previsiones.

No quiero terminar este artículo sin dirigirme a todas esas atorrantes y farisaicas empresas que nos dan la chapa con su sostenibilidad y su preocupación por el clima climático, recordándoles lo que les decía en el artículo que puedes ver al pie de este párrafo: “A todos estos santos laicos, conversos recientes a la fe calentóloga, que andan buscando aparentar su castidad carbónica, les metía con gusto mi huella de carbono, con la bota incluida, por sus ojetes corporativos”.

No me cabe ninguna duda de que a pesar de que,como es costumbre en esta casa, me he tomado la molestia de buscar los datos de los propios calentólogos, resumirlos, plasmarlos en gráficos y analizarlos, llegará más de uno a decirme que esta es una web de bulos y de noticias falsas. Como de costumbre opondrán a mi trabajo sus “ocurrentes” memes y gifs a la vez que se postularán como defensores de la Ciencia. Aquí os espero campeones.

Seguimos “pasando consulta”. Ponte en pie y lucha.

loader-image

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies