lunes, noviembre 29, 2021
InicioOpiniónLa ministra Ribera "bajándose al moro" y Green-Pis dando por culo

La ministra Ribera “bajándose al moro” y Green-Pis dando por culo

Mientras a Teresa Ribera le muestran en argel una interesante colección de pollas y le piden que envíe saludos de "sus partes" a Marruecos, una empresa que vende gas y que dice ser una ONG utiliza métodos piratas para acogotar a la competencia

Dentro de tres días Argelia cerrará el gaseoducto que llega a España vía Marruecos; la ministra viaja a Argel a que le digan lo que hay; y Green-pis dando por culo.

A veces, como en esta ocasión, me pregunto por qué soy tan comedido en mis titulares. “Ribera hace el idiota en nombre de Sánchez mientras Green-pis se ríe de los españoles” o “Ministra feminista suplica que le den… gas, mientras Green-pis le da por culo a Sánchez” hubieran sido más adecuados. Pero bueno, ya que he llegado hasta aquí dejo el titular en su versión blandita.

Los que sois lectores de este medio corrosivamente facha en nuestra obsesión de aportar datos y análisis, ya sabéis que Argelia y Marruecos se odian como buenos vecinos y que Argelia ha aprovechado el final del contrato vigente de suministro de gas vía Marruecos para hacer una peineta al sultán macarra Mohamed. Marruecos se quedará con 500 kilómetros de tuberías, que pasan a ser de su propiedad, por donde transcurrirá el vacío absoluto y se quedará sin el 7% de gas argelino que cobraba como peaje por el discurrir del gas hacia Algeciras.

Por si quieres refrescar conocimientos en un artículo –lo puedes ver justo debajo de este párrafo– analicé los orígenes y el contexto de la enemistad argelino-marroquí y nuestro papel de alelados en el teatro de operaciones. Por cierto, acertamos en nuestro pronóstico de que Argelia iba a dejar sin gas a Marruecos y que nos quedaríamos con el suministro vía el otro gaseoducto (Medgaz) y el gas que falte se supliría con buques gasista (a mayor precio). Aquí tienes el artículo en cuestión:

Hasta dónde llevarán Argelia y Marruecos su antagonismo crónico después de la sacada de rabo de Argel es algo que está por descubrir, pero no podemos descartar un escenario bélico (en el artículo anterior repaso todos los posibles escenarios)

El caso es que Sánchez ha mandado a la ministra Ribera a Argel porque él está muy liado reuniéndose con sus socios-enemigos del gobierno para ver cómo cuadrar el círculo de agradar a Podemos y a la UE a la vez a cuenta de la reforma laboral. Eso de quedarnos escasos de gas en invierno y/o que nos lo cobren aún más caro, son flecos, asuntos triviales, cosas de mujeres… La realidad es que quien tenía que estar en Argel es el dionisio monclovita, pero en su lugar ha enviado a Teresa Ribera para que sea a ella a quien le muestren el rabo.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica ha estado reunida con su homólogo en Argel, Mohamed Arkab, quien desde el minuto uno le mostró su hermoso miembro y le dijo que le diera recuerdos “de sus partes” a Sánchez y al gobierno de Marruecos (para los más cortitos u ofendiditos: estoy empleando una cosa que se llama “lenguaje figurado”). Conviene recordar que “Transición Ecológica” –la cosa de la que se ocupa Teresa– significa pasar de pagar mucho a pagar un huevo por la energía.

La ministra feminista ha elogiado la amabilidad de todos sus interlocutores y ha alabado la generosidad argelina a la hora de presentarle sus respetos fálicos en todo momento; y se ha vuelto a casa por donde vino con un gratísimo recuerdo.

Mientras esto pasaba en Argel, la organización Green-pis movilizaba su buque de mayor tamaño, el Esperanza, frente a Sagunto para lograr que las familias paguen menos por el gas (¿?). Lo que has leído, cito textualmente:

“Hemos frenado durante todo el día el avance de un buque gasero que pretendía acceder a la regasificadora de Enagás en Sagunto. Queremos denunciar que este combustible fósil agrava la crisis climática, dispara los precios de la energía para las familias y frena el desarrollo de las renovables”.

Debo reconocer que me congratulo por el lenguaje épico que emplean los ecolojetas para justificar sus acciones de piratería, porque ponen a huevo el ridiculizarles además de por su hipocresía por su cursilería empalagosa.

Dicen los de Green-pis que el barco gasero “pretendía” acceder a la planta regasificadora. Al parecer es una pretensión harto condenable que un buque que transporta gas ose llevar a cabo semejante despropósito.

El Esperanza es un barco de 2.000 toneladas, 72 metros de eslora que cuenta con helipuerto y que fue construido en Gdansk (Polonia) y botado en 1984. Funciona con diésel y 2 motores de 2.938 caballos de potencia cada uno. Se puede calcular que el consumo de combustible de un barco que emplea diésel viene a equivaler a 0,25 litros por caballo y hora. Saquemos nuestras calculadoras y tenemos que el verde Esperanza se chupa 1.469 litros de “caldo” diésel por cada hora dedicada a evitar que un barco con gas cumpla con su cometido. Añádanse las lanchas y los vuelos logísticos de estos prendas y sáquese cada cual sus propias conclusiones. Desde Sagunto a Palma de Mallorca, una travesía de andar por casa de unos 250 kilómetros, navegando a 16 nudos (unos 30 kilómetros por hora), esta eco-nave se traga 12.000 litros de combustible (fósil, guarro y sucio).

Los cachondos de esta organización en la que van de justicieros sociales mientras actúan al servicio de los poderosos, jamás han conocido la vergüenza, prueba de ello es que dicen que están dando por culo a un barco que nos trae gas para “evitar que se disparen los precios de la energía para las familias”. Todo el mundo sabe que el precio de las cosas baja mágicamente cuando la oferta de esa cosa disminuye y la demanda aumenta ¿o no era así?

Y también sueltan estos cretinos que si consumimos gas se frena el avance de las energías renovables. Lo que esta frase encierra es que como las energías renovables son más costosas, si alguien tiene la desgraciada idea de lograr que las energías “guarras” sean comparativamente más baratas para todos, pues que eso es algo malo.

Si las que ellos consideran energías guarras fueran verdaderamente tan guarras como ellos dicen que son, que no es el caso, podría tener un pase su activismo guerrillero-porculero pero resulta que no es así. Aquí te lo explico en este artículo que Google se empeña en no indexarme en su buscador:

Pero la hipocresía de unos buenos progremonguers, como son en Green-pis, no conoce fronteras y la misma Oenegé que quiere proteger a las familias de la subida del precio del gas evitando que llegue el gas, son a su vez una empresa de suministro de gas.

¿Cómo dices Publio? Sí, lo son, pero el que ellos venden es un gas “bueno”, tan bueno que hasta dan ganas de abrir la caldera e inhalarlo mientras te comes un sandwich vegano.

Quiero agradecer a @fdezordonez por aportarme la inspiración necesaria para esta parte del artículo con su genial hilo en Twitterstán:

Por mi parte me he puesto a ver qué venden estos sostenibles resilientes en el mercado y me he encontrado con que venden un gas que en un 89% es gas natural idéntico al que quieren evitar que llegue a España. Al parecer es un gas con origen en Rusia y casi idéntico al que nos llega de otros sitios.

Fuente: Hipócritas sin fronteras, alias Greenpis.

Créeme si te digo que tienen un gas que llaman VEGANO que es 90% gas natural de ese tan malo que dicen que no es el futuro y un poco de gas producido quemando remolachas:

Resumiendo. Mientras a Teresa Ribera le muestran en Argel una interesante colección de pollas y le piden que envíe saludos de “sus partes” a Marruecos y que tendremos su gas nosotros –no Marruecos– pero más caro, a unos pocos cientos de millas, una empresa que vende gas y que dice ser una ONG utiliza métodos piratas para acogotar a la competencia. Saludos Greta.

Seguimos “pasando consulta”. No tengas miedo, levántate y lucha.

Y ya que has aguantado leyendo hasta aquí si quieres más “munición” ¿Por qué no te planteas comprar mi libro “Homo Correctensis” que hace que esta web punky libertaria siga arreando estopa?

Homo Correctensis es un ensayo de más de 200 páginas en el que saco a pasear mi bulldozer por el reino de fantasía del progremonguerismo internacional. El libro desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante. Cómpratelo y échanos una mano (también sirve de pisapapeles o como regalo envenenado)

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies