lunes, noviembre 29, 2021
InicioCiencia¿Genocida? Anthony Fauci también financió torturas cachorros de Beagle hasta la muerte

¿Genocida? Anthony Fauci también financió torturas cachorros de Beagle hasta la muerte

A Fauci se le acerca su hora de rendir cuentas --esta vez de verdad-- y no por financiar la creación del virus Covid-19 sino por financiar la tortura de cachorros de beagle

#ArrestFauci (arrestad a Fauci) es tendencia en Twitter. Fauci, corresponsable de la pandemia de virus coCHINO, también es responsable de torturar cachorros de beagle hasta la muerte.

El White Coat Waste Project (WCW), un grupo no partidista defensor de los animales obtuvo las pruebas de estos experimentos empleando la conocida como “Freedom of Information Act” (Ley que obliga a la Administración de EE.UU. a dar información de interés público), informó que los científicos utilizaron fondos de los contribuyentes para “drogar cachorros de Beagle y encerrar sus cabezas en jaulas de malla llenas de cientos de moscas de la arena infectadas”. Según WCW, los perros fueron “devorados vivos” por las moscas.

Los cachorros de Beagle en Túnez sedados y con las cabezas dentro de unas mallas infestadas de moscas hambrientas infectadas. Gentileza del doctor Anthoni Fauci

Estos experimentos se llevaron a cabo en un país musulmán, Túnez, donde la doctrina islámica considera a los perros seres impuros (no verás muchos musulmanes paseando perros). Como siempre hay alguien que sin tener ni puta idea dirá que lo de que los perros son seres impuros en el islam (más aún que los cerdos) me lo invento yo, facha de mí, le recomiendo que, antes de hacer el ridículo, se tome la molestia de consultar los hadizes de Bujari volumen 4, nº 448 y nº540 (“El apostol de Allah (ese es Mahoma) ordenó que los perros fueran matados”) o que pregunte al imán de su mezquita más cercana.

A principios del mes pasado, WCW también informó que el NIAID (Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades por sus siglas en inglés) dirigido por Fauci gastó 424.455 dólares en fondos de los contribuyentes en experimentos para infestar beagles con moscas portadoras de parásitos en la Universidad de Georgia. Según los informes, los beagles “aullaban de dolor” durante el experimento y acabaron siendo sacrificados en junio de este año.

En el caso del estudio llevado a cabo en Túnez con fondos estadounidenses “el NIH no tiene supervisión y no hay leyes que protejan a los animales utilizados en experimentos”. En el estudio de Túnez, los investigadores mantuvieron sin comer a las moscas varios días para que estuvieran hambrientas y “luego se permitió que las moscas de la arena se alimentaran de los perros sedados”. Cachorros de entre 6 y 8 meses de beagle bajo los ejectos de la sedación y con las cabezas dentro de una burbuja de malla repleta de moscas sedientas. Muy edificante.

En una segunda parte de los experimentos financiados por Fauci en Túnez, los investigadores encerraron a los beagles en jaulas solos en el desierto durante nueve noches consecutivas, usándolos como cebo para atraer moscas de arena infecciosas.

A la mayoría de los cachorros se les seccionaron también las cuerdas vocales para que no aullaran y ladraran de dolor. Todos murieron durante estos experimentos y los que sobrevivieron fueron sacrificados.

Parece ser que el doctor Fauci le tiene cogido el gusto a eso de financiar experimentos criminales por todo el mundo. Recordemos que Fauci es la máxima autoridad sanitaria en EE.UU. llevando 37 años al frente del National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID) y es desde enero de este año el Asesor Presidencial en temas de Salud y Medicina por obra y gracia de Demente-Biden. El NIAID es uno de los 27 institutos y centros que componen los Institutos Nacionales de Salud (NIH), una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS).

Mentir bajo juramento ante una Cámara Legislativa acarrea gravísimas consecuencias; financiar experimentos en un país enemigo cuando estos experimentos estaban prohibidos en EE.UU. es un crimen de alcance planetario. Las preguntas obvias son: ¿Quiénes protegen a este anciano cabronazo para que no esté ya entre rejas? y ¿Quiénes son los que le seguirían camino de la prisión?

Fauci fue quien estando en vigor en EE.UU. una moratoria prohibiendo la realización y la financiación de experimentos de Ganancia de Función (modificar virus genéticamente para convertirlos en patógenos más letales) se dedicó a “colar” subvenciones a través de la siniestra ONG de Peter Daszac, EcoHealth Alliance, para hacer llegar fondos a China para que realizaran esos experimentos prohibidos en su país con coronavirus de murciélago.

¿A quien se le entregó la subvención (aquí el enlace a la web del HHS con las partidas) para llevar a cabo estos experimentos mortalmente peligrosos? Pues aquí entra en escena el zoólogo británico asentado en EE.UU. Peter Daszak, que como hemos dicho antes dirige una ONG llamada EcoHealth Alliance, que cuenta con excelentes contactos por todo el mundo, y muy especialmente en China.

¿Cómo de imbécil tiene que ser un médico a cargo de velar por la sanidad en EE.UU para autorizar financiar con dinero USA experimentos para lograr virus letales en China en un laboratorio controlado por el Partido Comunista chino y su ejército? Esa es la pregunta que habría que hacerle a Anthony Fauci. De hecho ya se la han hecho bajo juramento, el senador Rand Paul, y el tipejo ha contestado que nada de eso es cierto a pesar de estar las partidas de las subvenciones documentadas para las fechas en las que autorizar ese tipo de experimentos (de ganancia de función) estaban expresamente prohibidos.

La respuesta correcta es que Fauci no es imbécil, simplemente es un cabrón sin escrúpulos.

Curiosamente todo apunta a que Fauci tendrá que acabar dimitiendo, y probablemente termine ante un tribunal, no por escamotear fondos públicos estadounidenses para ayudar a China a diseñar con primor el Covid-19 en su laboratorio de Wuhan, sino por el nuevo escándalo de los cachorros. Ser co-autor y padrino, por la vía de los dólares, del Covid-19 no ha causado ninguna reacción de reproche o crítica en las filas del Partido Demócrata que han elevado a los altares a Fauci como el héroe salvador de la pandemia. El progremonguerismo “made in USA” identifica la palabra Ciencia con el apellido Fauci, para esta estirpe de abducidos Fauci y verdad científica son sinónimos y todo cuanto viene de Anthony, hasta cuando excreta, son pepitas de oro científicas… Hasta lo de los perritos, hasta ahí podíamos llegar.

Aquí tienes la carta firmada por miembros del Congreso (Demócratas y Republicanos) dirigida al doctor Mengele… perdón, Fauci.

Una cosa es dar fondos a un régimen comunista carente de remilgos, el mayor enemigo de tu país y de las libertades en todo el mundo, para que puedan diseñar virus mortales, un “error” lo puede tener cualquiera, y otra es financiar la tortura de cachorros con dudosos fines científicos ¡Dónde va a parar! Los progremonguers opinan que lo de ayudar a China en su programa de armas biológicas fue “sin querer” y pelillos a la mar, pero lo del Beaglegate es verdaderamente grave.

Malditos sean mil veces los que torturan animales, o los que les pagan por hacerlo, hasta extremos de puro sadismo. No encuentro justificación alguna para exponer a unos cachorros a moscas infectadas y hambrientas. Pero malditos sean mil millones de veces los que diseñan virus mortales, o los que les pagan para hacerlo, que acaban llevándose por delante millones de vidas humanas y arruinando muchos millones de vidas más ¿O no?

Como me gusta dar datos y fuentes. Aquí la partida presupuestaria para torturar perros en Georgia:

Aquí la partida presupuestaria para torturar perros, más cruelmente si cabe, en Túnez:

Aquí el “estudio” llevado a cabo en Túnez: Enhanced attraction of sand fly vectors of Leishmania infantum to dogs infected with zoonotic visceral leishmaniasis (Mayor atracción de las moscas de la arena, vectores de Leishmania infantum, a perros infectados con leishmaniasis visceral zoonótica)

Y una captura de pantalla por si lo borran:

Aquí las partidas subvencionadas por la sanidad estadounidense para putear cachorros en Túnez:

Aquí el profesor de la Universidad de Ohio (Columbus) que dirigió los experimentos con los cachorros:

Y aún hay progremongers oenegetas como los de PETA, supuestos campeones de los derechos de los animales, que cuando les recuerdas que deberían mostrar su indignación contra quien ha financiado todas estas torturas, empleando el hashtag #ArrestFauci, entran en bucle, cortocircuitan y te bloquean en Twitterstán.

Otra pregunta que nos hacemos en el Team-Facha de Freenoticias es la siguiente: ¿Qué es lo que van a hacer con estas prendas de vestir aquellos que compraron estas camisetas para apoyar a Demente-Joe Biden?

Los sádicos experimentos llevados a cabo por el doctor Satoskar estaban encaminados a avanzar en la búsqueda de una vacuna contra la leishmaniasis y más en concreto contra la leishmania infantum que afecta también a los humanos, el fin que se busca con estas salvajadas es bueno pero resulta que la FDA estadounidense ha prohibido que se estudién medicamentos para humanos en perros como dicen en su carta a Fauci los congresistas:

La Administración de Alimentos y Medicamentos ha declarado tan recientemente como el mes pasado que “la FDA no
ordenan que los medicamentos (para) humanos se estudien en perros. También entendemos que este medicamento experimental
ya ha sido ampliamente probado en animales, incluidos perros, primates, jerbos y ratones.

Estoy de acuerdo con condenar la tortura de varias decenas de perros, y eso que soy más de gatos, y se agradece que congresistas de ambos partidos se preocupen y pidan explicaciones a Fauci. Por eso mismo estoy asombrado de que no se haga lo mismo, pedir explicaciones desde todo el espectro político, cuando lo que hay encima de la mesa es la financiación de experimentos que han costado la vida a millones de personas. Pero ya sabes que yo soy un facha sin remedio.

Fauci mintió bajo juramento negando ante el Senado que su departamento hubiera financiado experimentos de Ganancia de Función en China, posteriormente el propio NIAID ha reconocido que sí se financiaron (las pruebas están en los fondos liberados para tal propósito y está bien documentado).

Mentir bajo juramento ante una Cámara Legislativa acarrea gravísimas consecuencias; financiar experimentos en un país enemigo cuando estos experimentos estaban prohibidos en EE.UU. es un crimen de alcance planetario. Las preguntas obvias son: ¿Quiénes protegen a este anciano cabronazo para que no esté ya entre rejas? y ¿Quiénes son los que le seguirían camino de la prisión?

Y ya que has aguantado leyendo hasta aquí (¡mira que tienes vicio!) ¿Por qué no te planteas comprar mi libro “Homo Correctensis” que hace que esta web punky libertaria siga arreando estopa?

Homo Correctensis es un ensayo de más de 200 páginas en el que saco a pasear mi bulldozer por el reino de fantasía del progremonguerismo internacional. El libro desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante. Cómpratelo y échanos una mano (también sirve de pisapapeles)

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies