lunes, noviembre 29, 2021
InicioHumorHighway to Hell. El "no peaje" de Pedro Sánchez y Sergio e...

Highway to Hell. El “no peaje” de Pedro Sánchez y Sergio e Isabel dos promesas de La PSOE

Ah bueno, si no es un peaje entonces bienvenida sea esta medida ¿Qué tal si lo llamamos "Tasa de Solidaridad Resiliente Obligatoria de SU PUTA MADRE"?

El gobierno de la gente –de la suya– y del “salimos más fuertes” –ellos– dice que van a cobrar por usar las autovías pero que eso no es un peaje. Bienvenodos al “highway to hell”

Ah bueno, si no es un peaje entonces bienvenida sea esta medida ¿Qué tal si lo llamamos “Tasa de Solidaridad Resiliente Obligatoria de SU PUTA MADRE”?

Vamos a cortarte el cuello y a separarlo de tu tronco… pero tranquilo que no es una decapitación. Uff, menos mal.

El secretario General de Infraestructuras Sergio Vázquez ha dicho en la cadena SER (Siempre Estamos Roncando) que (sic) “no le llamaría en primer lugar peaje. Hablamos de que vamos a implantar un sistema de tarificación. Y no le llamaría peaje porque la gente cuando habla de peaje piensa en unas tarifas similares a las que de las autopistas que se paguen hoy. No tiene sentido que haya este vacío y que el mantenimiento y la conservación de la infraestructura se siga sufragando con los impuestos de todos los españoles que tienen necesidades más urgentes como son las políticas sociales”.

Joder con Sergio, y yo sin conocerte. Cretinos capaces de decir estas cosas sin que les entre la risa, demuestran que en La PSOE hay una copiosa cantera de tahúres bien entrenados a imagen y semejanza del Jefe, ¡sí se puede!

Si es un no peaje tal vez deberíamos pagarlo con no-dinero ¿no te parece Sergio Vázquez? A la gente cuando le hablas de pagar, por si no te enteras Sergio, le da igual que lo llames peaje, tasa, o lo que en este caso es: atraco.

Dice Sergio que no tiene sentido que el mantenimiento de las autovías se sufrague con los impuestos de todos. Si seguimos esa línea de razonamiento hasta sus últimas consecuencias, deberíamos abolir el Estado y mandar a gilipollas como Sergio a su casa.

Ese mismo argumento que da Sergio podría igualmente aplicarse a las ayudas a la dependencia; yo me valgo por mí mismo y no es justo que pague para que un tetrapléjico tenga ayudas públicas. Igual con la sanidad; si no voy al médico y no hago uso de la Sanidad Pública por qué tengo que pagar por las medicinas y la atención sanitaria de todos esos ancianos y enfermos crónicos. Si yo no me voy a cambiar de sexo por qué debo pagar para que se haga una faloplastia un señoro. Si alguien no tiene hijos por qué tiene que pagar impuestos para que los hijos de los demás tengan una educación. Si vamos a pagar impuestos en función de las cosas que usamos se pone una tasa a todo y que cada cual tire por su cuenta decidiendo qué quiere usar pagando y qué no.

En política, cuanto más a la izquierda nos movemos, más escasa y menos valorada es la coherencia como nos demuestran funcionarios obtusos hipercretinos como Sergio Vázquez.

Pero es que hay un déficit y si no pagamos más los “privilegiados” que usamos vehículos, las autovías serán peligrosas por falta de mantenimiento. Ah, bueno, pues entonces sí…

¿Descartamos la posibilidad de recortar o mejor amputar ministerios como el de “igual da”, que con 525, 1 millones para 2022 ve aumentada su asignación en 65,7 millones de euros con respecto a 2021 y empleamos ese dinero en infraestructuras?

Supongo que esa “descabellada” idea está más que descartada, porque el de Irene Montero es un ministerio de primera necesidad y si desapareciera las mujeres volverían a la Edad Media y los hombres camparían desenfrenados por las calles y plazas sin unas Madres Superioras feministas o transfeministas que pusieran orden y coto en semejante carajal. Lo mismo puede decirse del resto de los ministerios podemosos de la señorita Pepis. Fundamentales.

Volvamos al argumento de que paguen los que usen las carreteras para que las pobres abuelitas que van con sus carritos con ruedas a los supermercados –o los hipsters que viajando en ubers eléctricos se creen que ayudan a mejorar el medio ambiente– no deban pagar por el desenfreno orgiástico al que nos entregamos los conductores compulsivos.

A la gente cuando le hablas de pagar, por si no te enteras Sergio, le da igual que lo llames peaje, tasa, o lo que en este caso es: atraco.

Quien tiene un coche o una moto, lo que en realidad tiene es una delegación de la Agencia Tributaria sobre ruedas. Se paga un impuesto por circular que creo que tiene que ver algo con el uso y el mantenimiento de las carreteras y calles. Se pagan unos impuestos aberrantes por cada litro de combustible y cuanto más se mueve el coche, a mayor uso de las vías de circulación, mayor es el pago. Por cada litro euro de “sopa” que echas al depósito, unos 54 céntimos van al Estado entre IVA, Impuestos Especiales sobre los Hidrocarburos e Impuesto sobre Ventas Minoristas del Estado. Cada vez que llenas el depósito (hoy por no menos de 60 euros) estás pagando 35 euros en impuestos.

Pero no es suficiente, y no lo es porque el objetivo subyacente y a largo plazo, en sintonía con la Agenda 2030-2050 y hasta el infinito y más allá, es que dejemos de tener coche para estar más controladitos y que no nos sintamos excesivamente libres (ergo nos sintamos esclavos).

En un artículo que publiqué el pasado mayo decía que “entre 2020 y 2021 revierten al Estado varias concesiones de autopistas y es ahora el Estado quien debe pagar el mantenimiento de las mismas que se calcula en 478 millones anuales. Este es el motivo principal –y casi el único– para meternos la mano en el bolsillo nuevamente. Las empresas concesionarias han estado pagando al Estado décadas en concepto de IVA, IBI, IRPF, Seguridad Social e impuesto de sociedades. La Cámara de Contratistas de la Comunidad Valenciana calcula que el Estado dejó de percibir unos 150 millones anuales cuando la autopista AP-7 se devolvió a la red estatal.
Esos 478 millones se quedarían en 30 con una sola firma: la de disolución del Ministerio de la Inutilidad de Montero y el despido de todos sus funcionarios, funcionaries y funcionarias. El mantenimiento de toda la Red de Carreteras se puede pagar si se eliminan también las subvenciones a RTVE y a los sindicatos. Y podríamos recortar aún más sin que pasara nada.

Empleando el nuevo presupuesto de Irene y su aquelarre para pagar por cosas importantes como el mantenimiento de las vías de circulación, hasta habría un superávit con el que subirle el sueldo a Sergio Vázquez… a cambio de quedarse calladito.

Cuando en su día los cabroncetes sacamantecas del Gobierno soltaron el “globo sonda” sobre el nuevo no-peaje, rápidamente dieron marcha atrás, ocultando que no es una opción sino un compromiso adoptado con Bruselas a cambio de las ayudas prometidas que Pedro Sánchez administrará pagando favores.

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Ejecutivo Central (enviado a Bruselas) dice así: «La imposición de un pago por uso permitiría garantizar la conservación de la red viaria, además de generar incentivos hacia la mayor eficiencia en este modo de transporte, lo que a su vez redunda en una minoración de las emisiones de gases de efecto invernadero»

Bruselas nos daba dos opciones para recibir ayudas: recortar gastos o aumentar impuestos. Quien no se haya dado cuenta de cuál ha sido la opción elegida por Sánchez que por favor deje de leer esto y se ponga a ver vídeos de gatitos.

La cosa va de la siguiente manera:

1.- Para que Sánchez nos pueda vender, de cara a su próxima campaña electoral, que va a repartirnos dinero “gratis” de Europa, la UE le exige que recorte gastos (antes muertos que perder la vida) o que aumente los ingresos.

2.- Sánchez nos cruje a todos para que la UE afloje la mosca y él poder repartir la guita entre sus amistades más ecosostenibles y jodidoresilientes

3.- Conclusión: Todos a pagar y Sánchez a repartir.

¿Todos? Hombre Publio, la abuelita del carrito con ruedas de tela que va al súper de su barrio esa no paga porque no conduce. El tomate y los fideos para la sopa que compra doña Eulogia no llegan al supermercado a través de la teletransportación sino que lo hacen en camiones conducidos por unos señores que se llaman camioneros. Los camiones necesitan combustible para moverse y lo hacen a través de unas cosas que se llaman carreteras. Los camioneros o las empresas de transporte pagan cada vez más por el combustible y tienen el extraño objetivo de ganar dinero con lo que hacen lo cual hace que el coste del transporte de las mercancías suba y que la señora Eulogia acabe pagando más.

Si encima al camionero le haces pagar por usar las carreteras lo que logras es o mandarle al paro o que a doña Eulogia le cueste más pagar por su compra, y posiblemente a la larga ambas cosas.

Y si encima los precios de la electricidad se disparan (¿camiones eléctricos?) muchas empresas –también del sector alimentario– tienen que aumentar sus precios, otro sopapo para doña Eulogia que no se libra de pagar por mucho que no conduzca.

Pero no seamos tan pesimistas y saquemos lo bueno que tiene esta noticia; yo compartiré contigo lector las dos cosas buenas que conocer este nuevo atraco piadoso me ha brindado. Una es conocer a un “joven talento” de la escuela de liberticidio de nuestra izquierda caviar: Sergio Vázquez y la otra poder comprobar que este gobierno avanza en su objetivo por la igualdad…

Isabel Pardo de Vera, secretaria de Estado de Transportes y Movilidad no tiene nada que envidiar, en cuanto a nivel de cretinismo se refiere, a su colega varón Sergio Vázquez. Sujétense sus cubatas que ahí va la “genia” Isabel:ç

“¿Alguien puede entender que los camioneros españoles paguen por usar las carreteras de toda Europa y los extranjeros usen gratis las nuestras?”

El argumento es que puesto que a nuestros camioneros les están dando por culo en otros lugares de Europa, aquí deberíamos dar por culo a los camioneros extranjeros y de paso a los nuestros también. Es más, los afortunados camioneros que no salían de España ahora podrán “disfrutar” de eso que sus colegas les contaban por la emisora o en el grupo de WhatsApp.

Exquisito el argumento el de esta señora Pardo ¿Le sacamos punta a esa forma de razonar o seré un machirulo impenitente si lo hago? ¡Pregunta retórica pardiez! Machirulo por descontado. Allá que voy. Siguiendo la lógica de Isabel Pardo, puesto que a los homosexuales en Irán les cuelgan de una grúa en su país, en lugar de ponernos como ejemplo para que no hagan esa salvajada en Teherán, lo que deberíamos hacer aquí es colgarles también a los gays persas y a los nacionales para que la “experincia” de ser gay sea la misma en todas partes.

Dicho de otra manera para que me entiendan Sergio e Isabel: ¿Alguien puede entender que a los gays españoles les persigan y encarcelen en otros países y los homosexuales extranjeros puedan vivir tranquilos y con derechos en España? Yo sí lo puedo entender, yo creo que es mejor no seguir los malos ejemplos de fuera, pero eso es porque soy un facha desorejado y no tengo ya remedio.

Y ya que has aguantado leyendo hasta aquí (¡mira que tienes vicio!) ¿por qué no te planteas comprar mi libro “Homo Correctensis” que hace que esta web punky libertaria siga arreando estopa?

Homo Correctensis es un ensayo de más de 200 páginas en el que saco a pasear mi bulldozer por el reino de fantasía del progremonguerismo internacional. El libro desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante. Cómpratelo y échanos una mano (también sirve de pisapapeles)

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies