lunes, noviembre 29, 2021
InicioCienciaVídeo. Tenemos derecho a circular por España sin dar cuenta de nuestros...

Vídeo. Tenemos derecho a circular por España sin dar cuenta de nuestros datos médicos

Ángel Ruiz-Valdepeñas es un médico asturiano que se ha significado dentro del grupo conocido como “Médicos por la Verdad” y que da ejemplo de como negarse a ser un borrego.

Ahí está el vídeo del doctor Ruiz-Valdepeñas negándose a presentar documentación médica para poder coger un avión:

Ruiz-Valdepeñas es considerado por el “consenso” médico-farmacéutico español y el terrorismo periodístico institucional como un negacionista que atenta contra la salud pública. Hasta el Colegio de Médicos de Baleares le ha sancionado suspendiéndole del ejercicio profesional durante 6 años y una multa de 240 cuotas colegiales (a razón de 69.72 € cada una) conforme a los artículos 80.2 a) y 80.2 c), en relación con el 81.3 de los Estatutos colegiales, y por haber incumplido los artículos 25.1, 25.2, 25.3, 25.4, 26.2, 38.1, 44.4, 44.7, 45.1, 64.1, 65.5 y 65.6 del Código de Deontología Médica. Es decir que es un médico malote… y por eso yo le doy el beneficio de la duda.

De “Médicos por la Verdad” sabía de oídas y no les he estado prestando excesiva atención hasta hace bien poco. Si me guiara por lo que publican de este doctor los medios apesebrados, la imagen que me vendría a la mente es la de un curandero o un chamán que niega que la epidemia de virus co-Chino o los virus mismos existan y que aboga por invocar a los espíritus o beber una pócima a base de extracto de marihuana para combatir toda enfermedad.

Buscando lo que él dice, en lugar de lo que de él dicen los que viven de la publicidad institucional y de lamer traseros me he llevado la sorpresa (aunque lo sospechaba) de que Ángel Ruiz-Valdepeñas es un tipo sensato que argumenta empleando los datos oficiales y que en ningún momento ha negado la existencia de esta epidemia.

Negar que el Covid-19 exista es algo que solo pueden hacer aquellos incapaces de apreciar el ingente esfuerzo del Partido Comunista Chino y las autoridades sanitario-mercenarias norteamericanas, con el doctor Anthony Fauci a la cabeza, por darnos a todos por el ojete sacando a pasear su bichito de diseño. Sería muy desconsiderado negar la existencia de este virus tan primorosamente diseñado por los virólogos civiles y militares chinos asistidos por gentuza como Ralph Baric o Peter Daszak.

Algunos artículos del “comando médico” de la prensa lameculista nacional en la que sentencian a Ruiz-Valdepeñas como culpable de negacionismo cum-laude:

Negar que el Covid-19 exista es algo que solo pueden hacer aquellos incapaces de apreciar el ingente esfuerzo del Partido Comunista Chino y las autoridades sanitario-mercenarias norteamericanas, con el doctor Anthony Fauci a la cabeza, por darnos a todos por el ojete sacando a pasear su bichito de diseño.

Lo que Ruiz-Valdepeñas dice, muy resumidamente, viene a ser que sí que hubo una situación muy grave y que esa situación ahora no se da y, sobre todo, que las medidas que se están tomando son absolutamente desproporcionadas y están causando más daño que el que se suponen que persiguen evitar. Decir algo tan razonable como eso le ha costado ser inhabilitado por seis años, y una multa.

Otra cosa que denuncia este médico son las nefasta consecuencias que acarrea el miedo. Existe muchas personas, sobre todo ancianos, que atemorizados por el discurso oficial, el único permisible, es reacia a salir de casa y que cuando lo hacen no se quitan la mascarilla en ningún momento. El doctor Ruiz-Valdepeñas dice que un estado de angustia y miedo sostenido en el tiempo combinado con el sedentarismo, causa un deterioro de la salud y un incremento de la mortandad ¿Cómo se atreve? Es un negacionista.

Todos esos medios que le acusan de negacionista al doctor Ruiz-Valdepeñas son los mismos que no se atreven a entrevistarlo no vaya a ser que el monstruo que han creado se manifieste como un profesional de la medicina absolutamente cuerdo y con un discurso coherente y racional. Es negacionista y sanseacabó, vayan circulando y abróchense las mascarillas de seguridad.

Si alguien quiere desacreditar a este médico como Dios manda lo que deberían hacer es ponerse a rebatir una por una todas las afirmaciones que ha hecho. El problema viene cuando resulta que las afirmaciones que el doctor negacionista ha hecho las ha sustentado en datos oficiales del Ministerio de Sanidad o del Instituto Carlos III. Así que mejor no oír lo que esta bruja tenga que decir y arrojémosle a la hoguera para escarmiento.

Actuando de manera tan sensata y científica –tapar la boca a base de joder la vida al que disiente– el estamento médico-farmacéutico, los medios de comunicación, los estados y nuestras amigas las ciberdictaduras, logran que no haya muchos que se atrevan a decir otra cosa que lo se ha decretado como el consenso.

Pondré un ejemplo que ilustra en qué consiste el consenso científico en temas como el Covid o el Cambio Climático; que reconozco que me encanta hacerlo. Es como si en una clase la profesora preguntara a los niños: “¿A alguno de vosotros os parecen mal las cosas que dice Irene Montero?” y saliera Susanita y dijera que a ella no le gusta que se permita hormonar a los niños, y entonces la profesora le dijera “muy bien, estás suspendida y otra como esa y te expulso del colegio…¿Alguno más tiene algo que decir al respecto?” Pues lo que hacen con este médico es lo mismo.

Los médicos, los biólogos, virólogos, saben muy bien que si no piensan como deben pensar, no solo dejarán mágicamente de ser científicos, también les van a dar la del pulpo atacando su prestigio, su carrera y su medio de vida. Por eso me dan arcadas cada vez que oigo o leo eso de “consenso” científico. La Ciencia se mueve por el disenso, no porque todos estén de acuerdo con algo, por la observación y mediante el método científico se van realizando distintas hipótesis para ser dicutidas, refrendadas o refutadas. Poner una pistola en la sien a la gente no es la mejor manera de crear un buen ambiente científico. Financiar solamente estudios que lleguen a las conclusiones que se consideren políticamente correctas es bastardear la Ciencia. Es la paz de los cementerios y el silencio del miedo, engrasados con abundante farma-dinero.

Es mucho mejor hacer caso a otros médicos ovejunamente corajudos y más untados que una rebanada de Nocilla, como el doctor Martinón (unos pican y otros no) quien publicó en la Voz de Galicia la siguiente frase:

«Si hemos conseguido que la gente circule por la playa o haga deporte al aire libre con mascarilla, sin evidencias científicas que demuestren claramente el beneficio objetivo de dichas medidas, parece bastante más sencillo conseguir que la gente se vacune con los datos abrumadores que tenemos demostrando su beneficio»

Y que en ese mismo artículo sugería hacer obligatoria la vacunación y emplear el castigo para forzar el cumplimiento.

«En este punto de la pandemia, las reacciones ante las personas que no quieren vacunarse y las posibles soluciones son dispares según a quien le preguntes. Desde la obligatoriedad, el castigo o el desprecio, hasta la conciliación máxima a través de la información y la educación»

El doctor Martinón es un pediatra que asesora a la OMS, da conferencias patrocinado por distintas empresas farmacéuticas y tiene el cuajo de decirnos que aunque las mascarillas son inútiles está muy bien obligar a que las llevemos (y es pediatra el cabroncete). Martinón montado en el dólar. El doctor Ruiz dice lo que piensa, emplea datos oficiales y tira de razonamientos lógicos, pero como no cuadra con el “consenso” se le llama negacionista, se le toma a chota, se le tilda de peligroso y se le expulsa de la medicina para que los demás aprendan lo que pasa a los que piensan como no deben. Yo me quedo con el segundo que seguro que duerme más tranquilo.

Y os dejo con uno de los “grandes éxitos de Freenoticias”. El vídeo que Youtube tardó 5 minutos en eliminar y que nos hizo abrir un canal en Rumble. El repaso más despiadado y brutal a Pfizerico Jerínguez Losmato:

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies