sábado, octubre 16, 2021
InicioCienciaInmunidad adquirida 27, Pfizer 1. Una realidad incómoda

Inmunidad adquirida 27, Pfizer 1. Una realidad incómoda

Un estudio clínico del Servicio Sanitario Maccabi (*) de Israel llevado a cabo con 32,430 personas concluye que la inmunidad adquirida tras superar el virus chino es 27 veces mayor que la que confiere la vacuna de Pfizer (con dos dosis)

(*) El Maccabi Health Services, conocido como Kupat Holim Maccabi, es una de las cuatro organizaciones concesionarias de la Salud Pública en Israel. Fue fundada en septiembre de 1940.

Según el estudio israelí la protección contra la variante delta del virus chino es 27 veces mayor entre los que pasaron el Covid que entre los vacunados con Pfizer.

Se comparó una muestra de 16.215 personas que se infectaron de Covid-19 durante la tercera ola de Israel (entre enero y febrero de este año) con otra muestra con un número igual de personas vacunadas durante ese período. El contraste para estos dos grupos mostró que la variante Delta tenía una probabilidad 27 veces mayor de romper la protección de la vacuna y causar síntomas que de infectar a los que habían adquirido inmunidad natural. (Fuente: The Times of Israel y la propia Maccabi Health Services )

El estudio procuró que los rangos de edades y las circunstancias de cada grupo (comorbilidades) fueran prácticamente idénticos. Estamos hablando de una de las cuatro organizaciones que se ocupan de gestionar la sanidad pública israelí y de un país admirable en muchísimos sentidos. Los que se dedican a escudarse en términos ridículos como «consenso científico» y «la ciencia dice» deberían saber que la Ciencia no avanza por el consenso sino por el contraste de hipótesis y la experimentación constante.

La clave del informe (puedes ver el estudio aquí) se recoge en los siguientes párrafos del estudio:

.- «un dato estadísticamente significativo: hay 13,06 veces (IC del 95%, 8,08 a 21,11) mayor riesgo de infección irruptiva en comparación con reinfección (P <0,001)»

.- «Después de ajustar por comorbilidades, encontramos un riesgo de 27,02 veces mayor (IC del 95%, 12,7 a 57,5) para la infección sintomática en contraposición a la reinfección sintomática (P <0,001)».

Nada que objetar a las vacunas donde el beneficio golea al coste. Me apunto desde ya al club de fans de las vacunas testadas durante décadas y con todos los efectos secundarios bien conocidos y asumibles en términos estadísticos. Lo que NO VOY A HACER es desprenderme de mi capacidad de análisis solo por la comodidad de seguir la corriente a imbéciles engreídos radiotelevisivos –con collares distintos pero con el mismo amo– que parecen agentes comerciales de empresas farmacéuticas.

Entre los más de 32 mil sujetos del estudio se registraron 199 casos de Covid-19 con síntomas de los que 191 correspondían a los vacunados y 8 a los que no estaban vacunados y habían pasado la enfermedad. Nueve sujetos fueron hospitalizados (8 vacunados y 1 sin vacunar).

A la vista de estos resultados obtenidos siguiendo el método científico más riguroso cabría hacerse algunas preguntas que resumiré en dos:

1.- La primera pregunta lógica es ¿por qué se vacuna a la gente de manera indiscriminada sin tener en cuenta si esas personas tienen ya anticuerpos?

2.- De la pregunta anterior se desprende otra pregunta igualmente lógica:

¿Por qué no se realizan tests de anticuerpos antes de inocular la vacuna para que quien los tenga pueda elegir si quiere seguir estando 27 veces más protegido u opta por que sea 28 veces, jugando su boleto en la lotería de los efectos secundarios?

Ahora vamos a aplicar una combinación de matemáticas y lógica, esas cosas que espantan a los progremonguers.

En España hay 5 millones de personas de las que se conoce que han padecido el virus chino –datos oficiales– pero son muchos más los que han sido infectados con el cochino virus sin tener siquiera síntomas ¿Cuántos más? Esa es la pregunta clave para la que desconocemos la respuesta exacta, pero podemos inferir de estudios de serovalencia que como poco otros 5 millones de personas más han llevado el virus sin darse ni cuenta.

Para dar esta cifra me remito a un estudio de serovalencia llevado a cabo en la India entre el 5 de julio y el 14 de agosto en el que se encontraron anticuerpos en el 67% de los sujetos testados. Teniendo en cuenta que a fecha de hoy solo el 32% de la población india está vacunada podemos concluir que hay un montón de gente sin vacunar que tiene los anticuerpos. Pensemos que en la India se han reportado 32 millones de casos de Covid sobre una población de 1.366 millones de personas. El 2,34% de los indios han padecido el Covid de manera oficial y en cambio 915 millones tienen anticuerpos. Si de estos 915 millones restamos el 32% de los vacunados (muchos se vacunaron sin saber si tenían anticuerpos), siendo «generosísimos», tenemos que 622 millones de indios sin vacunar tienen defensas y por tanto han sido visitados por el virus chino.

¿Se compraría usted un billete en la lotería de los efectos secundarios adversos de la vacuna conocidos y por descubrir confiando en que no le toque «premio» con tal de estar 28 veces más protegido en lugar de 27? EsTa pregunta no se la han podido hacer al menos 9 millones de españoles vacunados teniendo anticuerpos 27 veces más eficaces que la vacuna que se estaban inyectando sin ser bien informados

622 millones es unas 20 veces más que los 32 millones oficiales. Siendo India un mundo distinto a España no voy a multiplicar nuestros 5 millones de casos oficiales por 20, pero creo que como poco debería hacerlo por dos (10 millones).

Pero sigamos sacando datos. A fecha de 26 de diciembre de 2020 (un día antes de que se empezara a vacunar a la población) en España se reconocían 1.854.951 casos de virus chino. A fecha de hoy 21 de septiembre estamos en 4,94 millones. Es decir en 9 meses (diciembre 2020 a septiembre 2021) hay 3.086.000 casos y en otros nueve meses (marzo 2020 a diciembre 2020) 1.854.000 casos. En los 9 últimos meses de plandemia hay 1,66 veces más casos que en los 9 primeros. Esto es así porque al principio de todo esto se medía muy mal el número real de casos y ahora solo lo hacemos bastante mal.

Sigamos aportando datos, un vicio que reconozco que tengo, y veamos un estudio español de seroprevalencia:

Entre el 16 y el 29 de noviembre de 2020 se realizó un análisis clínico de 51 mil sujetos financiado por el Ministerio de Ciencia y el Ministerio de Sanidad y con la colaboración del Instituto de Salud Carlos III (ESTUDIO ENE-COVID: CUARTA RONDA ESTUDIO NACIONAL DE SERO-EPIDEMIOLOGÍA DE LA INFECCIÓN POR SARS-COV-2 EN ESPAÑA) y la cifra de gente con anticuerpos era del 9,9% lo que extrapolado al total de la población española son 4,7 millones y la cifra oficial estaba en esas fechas por 1,62 millones (3 veces menos de lo más parecido a la realidad).

No sería disparatado decir que la cifra real de españoles que han sido infectados por el virus chino es de entre 2 y 3 veces más que la cifra oficial. Escojamos un salomónico 2,5 veces y tenemos que 12,35 millones de personas en España han sido portadores del cochino virus, o lo que es lo mismo un 26% de la población o uno de cada 4 personas.

Si se ha estado vacunando sin hacer tests de seroprevalencia –tan solo concediendo dar una sola dosis a los que ya pasaron la enfermedad «oficialmente»– y tenemos que 36 millones de españoles han sido vacunados, podemos concluir que a 9 millones de estos 36 les han inyectado una vacuna teniendo anticuerpos 27 veces más eficaces que la vacuna que se estaban inyectando, y sin haber sido bien informados.

Llamadme facha, que lo soy, pero creo que sería conveniente mostrar cierto respeto por la gente y al igual que le chutas la vacuna «gratis» al personal se podría antes ofrecer un test de anticuerpos para que cada individuo tome una decisión informada en lugar de ser empujado por la propaganda a los pinchódromos con argumentos emocionales baratos.

Ahora pensemos por un momento qué es lo que decidiría alguien que pasó la enfermedad sin síntomas y que descubre, antes de ser vacunado, que tiene unos anticuerpos 27 veces más efectivos que la vacuna a la hora de protegerle.

¿Se compraría usted un billete en la lotería de los efectos secundarios adversos de la vacuna conocidos y por descubrir, confiando en que no le toque «premio» con tal de estar 28 veces más protegido en lugar de 27? Esta pregunta no se la han podido hacer al menos 9 millones de españoles vacunados teniendo ya anticuerpos. Sencillamente no sabían si tenían estas defensas naturales y tampoco nadie les habló de estas cosas.

Porque aquí el único discurso que se ha empujado y avalado, desde Ferreras a Jiménez Losantos, es el de vacúnate y salva la vida de tu abuelito; pero sin entrar en si la vacuna es realmente necesaria en cada caso y sin saber si el abuelito tiene o no más defensas que un miura.

La misma pregunta podría hacerse una madre o un padre antes de inyectar a su hijo vacunas que no inmunizan ni previenen el contagio, sabiendo que las probabilidades de que su hijo muera o sea hospitalizado por covid son entre prácticamente nada y cero. Si encima a esos padres les dices que si resulta que su hijo tiene anticuerpos, va a estar 27 veces más protegido de ser infectado por el virus que con la vacuna ¿Qué crees que harían unos padres responsables? ¿Dirían unos padres que quieren a su hija «mejor me espero y no vacuno a Elenita» o «que se vacune y así podemos viajar a Eurodisney»? Ahí dejo la pregunta.

Datos no faltan. En el Reino Unido las actuales vacunas contra el virus chino provocan, en 7 meses, 17 veces más reacciones adversas y 5 veces más muertes que las 8 últimas vacunas aprobadas (estas sí), durante los últimos 10 años. Mira tú por donde, me pongo a desconfiar. Lo que afirmo está avalado por los datos de la agencia del medicamento británica, MHRA, facilitados a petición ciudadana (Fuente: The Daily Expose)

image 115

Pero el discurso único en todos los medios, y también los considerados digitalmente libres (eso va por Federico), es que el que no se quiere vacunar es prácticamente un homicida insolidario. Les reto a todos ellos a que me refuten los datos que aquí expongo y a que me llamen antivacunas, si tienen huevos (el toque punki es marca de la casa). Nada que objetar a las vacunas donde el beneficio golea al coste. Me apunto desde ya al club de fans de las vacunas testadas durante décadas y con todos los efectos secundarios bien conocidos y asumibles en términos estadísticos. Lo que NO VOY A HACER es desprenderme de mi capacidad de análisis solo por la comodidad de seguir la corriente a imbéciles engreídos radiotelevisivos –con collares distintos pero con el mismo amo– que parecen agentes comerciales de empresas farmacéuticas.

Datos, deducción, razonamientos, análisis y sarcasmo tengo para el que se me ponga por delante ¿Alguno se anima? ¿Tú qué dices Fede?

Este artículo está dedicado a nuestra lectora Jasafella, una mujer con criterio propio a la que te invito a que sigas en Twitter

Jasafella ya ha leído Homo Correctensis , el libro-vacuna cuyos efectos secundarios conocidos son la risa y un aumento de la capacidad de razonamiento. Se recomienda leer en pequeñas dosis si estás muy infectado del virus progremonguer. Hazte con tu ejemplar y apoya nuestro proyecto de #Freenoticias

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies