jueves, septiembre 23, 2021
InicioCienciaIkea: un serio aspirante al título de empresa más eco-gilipollas

Ikea: un serio aspirante al título de empresa más eco-gilipollas

Mónica Chao, directora de sostenibilidad de IKEA, y su secta de eco-monjas alféreces excesivamente remuneradas no van a permitir que nadie les lleve la contraria porque eso atenta contra su propio sustento, su negocio de quiromantes climatológico-sostenibles, encargadas de ir dando por culo a todos los empleados y clientes de las respectivas empresas-rehenes que parasitan.

«Más vegetales y frutas y menos carnes es la dieta sostenible a la que todos debemos encaminarnos», nos dicen los eco-gilipollas a sueldo de esta empresa sueca.

Así puede leerse en un publirreportaje que el ABC cobra de IKEA llamado rimbombantemente «Por qué ha llegado el momento (de verdad) de pasar a la acción con el planeta»

Y nos prometen solemnemente que «IKEA se ha comprometido a que en sus cafeterías y restaurantes se incremente un 50% el consumo de la proteína vegetal en 2025 y un 80% en las tiendas». El objetivo es ofrecer alimentos procedentes de fuentes más sostenibles, más opciones sin carne, productos de cultivo local y alternativas respetuosas con el medioambiente. IKEA nos señala el camino de la salvación, «el objetivo es ofrecer alimentos procedentes de fuentes más sostenibles, más opciones sin carne, productos de cultivo local y alternativas respetuosas con el medioambiente».

IKEA sabe mejor que nadie que la carne es menos sostenible que las frutas y verduras, (modo ironía «ON») porque en la ubérrima huerta sueca, da gloria ver como crecen las fresas, los mangos y los pimientos, productos suecos de cercanía todos ellos y mucho más ecofriendlies que las vacas y los cerdos, que con sus flatulencias de metano arrasarán nuestro planeta, salvo que IKEA sirva menos albóndigas o se las compre a Microsoft sustituyendo las sartenes por impresoras 3D.

Mónica Chao Janeiro, la atorrante y pedante directora de sostenibilidad de Ikea, es el perfecto ejemplo de este subgénero de progremonguer resultante de hibridar un directivo pulgón con un capellán corporativo del Pensamiento Único.

Mónica es una «rubia o-sea» capaz de sostener sostenidamente una conversación que se sustenta en la sostenibilidad, … y sin sostenerse el sostén. Vamos que Mónica ha hecho del mantra de la sostenibilidad su negocio personal. Un aplauso sí se merece.

Mónica lleva 7 años como profesora en un máster de ESPC Europe. Una adivinanza: ¿sobre qué materia imparte sus doctas clases? Un caramelo vegano para quien haya dicho «sostenibilidad». Chao ha sido directora de sostenibilidad en 5 empresas (IKEA, Intu, NH Hoteles, Carbon Clear y Mapfre) y fue consultora en Pricewaterhouse, de sostenibilidad, cómo no.

Para completar su curriculum como máster del universo de la sostenibilidad, Mónica monotema es presidenta de WAS (Women Action Sustainability), que según se puede leer en su perfil de LinkedIn es «una organización formada por directivas con más de 15 años de experiencia, que tiene como objetivo que la sostenibilidad llegue al más alto nivel de decisión de las organizaciones y contar para ello con el talento femenino».

Así que sostenible Mónica preside una organización excluyente y hembrista, pero muy sostenible, en la que se reúnen de tanto en tanto, en aquelarre de sostenibilidad, las brujas y hechiceras que abogan por que su credo obligatorio infeste todos los rincones de la economía agregándole a su trágala algo tan molón como la «perspectiva de género».

Imagina una organización compuesta exclusivamente por hombres cuyo objetivo manifiesto fuera llevar cualquier causa política –de eso va la sostenibilidad de los cojones– a la cúspide de todas las empresas, contando con el talento masculino. No lo imagines, eso no va a pasar, serían todos despedidos, entre escarnios, de allá donde se ganarán su sustento , por machistas patriarcales. Pero si es un club sostenible para el que se precisa ser portadora de vagina entonces todo en orden ¿Soy yo el único que ve poca consistencia entre esta tropa?

IKEA compra todo el paquete (relato para los cursis) de la ONU, del Foro de Davos, y del «consenso» científico, entorno a los dogmas de la Iglesia de la Calentología, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 y más allá ¿Y por qué lo hacen? La respuesta que te darán los profesionales de vivir del cuento como Mónica Chao, es que están comprometidos de hoz y coz con la causa y que son valores que la gente de IKEA trae tatuados en el alma, de serie.

La realidad no es tan rosácea. IKEA es solo una empresa que acepta someterse a las modas para surfear la ola de lo que vaya «molando» en cada momento. No pueden decir otra cosa sin que se les echen encima las divisiones arcoiris de los justicieros sociales progremonguers.

Mónica Chao y su secta de eco-monjas alféreces excesivamente remuneradas no van a permitir que nadie les lleve la contraria porque eso atenta contra su propio sustento, su negocio de quiromantes climatológico-sostenibles, encargadas de ir dando por culo a todos los empleados y clientes de las respectivas empresas-rehenes que parasitan.

Es imposible que a estas alturas del advenimiento del régimen progremonguer, a los directivos de IKEA les crezcan los cojones corporativos necesarios para desmarcarse de un consenso que solo es consenso porque es de obligada aceptación. IKEA tiene la pistola de los calentólogos apuntándoles en la sien y, además, tiene dentro (y encima cobrando) personajas tan sectarias como Mónica Chao, dándoles la tabarra para justificar cobrar un sueldo por un trabajo político e improductivo, estéril, que no merecería como pago ni una patada en su culo.

La sostenibilidad, el pánico climático y todas las demás mandangas atufantes con las que nos tuestan a fuego lento, no son causas desinteresadas, son herramientas de un régimen –el del Pensamiento Obligatorio (Único)– que persigue el advenimiento de un mundo de humanos-borregos. Abrazar el discurso del Régimen (ONU, Davos, UE, Big Tech, todos reman en la misma dirección) no es una opción para las empresas, es una jodida orden que debe ser cumplida, o si no… Que las empresas estén a favor del régimen es algo obvio, siempre ha sido así porque las empresas desean seguir haciendo negocios y no soliviantar a los que aprueban leyes que les pueden joder vivas. Pasó en la Alemania nazi, en el Japón imperial, en la Roma clásica, siempre.

El libro que debes regalar a tu directora de sostenibilidad cuando toque el amigo anónimo: Homo Correctensis

Las causas que los regímenes apoyan, generalmente se compadecen poco con finalidades altruistas, son solo herramientas. Claro que alguien en IKEA podría decir que lo de reducir el consumo de carne para salvar el planeta es una gilipollez, que lo es, pero el que lo diga será porque le tocó la lotería y le tenía ganas a la directora de sostenibilidad de turno.

La calentología climático sostenible es un tipo de hechicería que lleva años asustando al personal con profecías que casi nunca se cumplen, pero aún así siguen clamando porque los impíos nos arrepintamos de nuestra huella de carbono. En los años 70 del pasado siglo fue el enfriamiento global que nos llevaba de cabeza a una glaciación, hoy toca calentarnos y que el mar devore países enteros. Estos nuevos profetas del fin del mundo, y más pesados que los hare krishna, pasan por alto los centenares de factores que influyen en el clima del planeta y las interacciones entre todos ellos. La gran mayoría de estos factores son variables que no podemos controlar o que incluso desconocemos, pero eso es demasiado complicado para resumir en las tres consignas con las que Mónica Chao y sus colegas de secta hacen caja. Es mejor hacerte sentir culpable que explicarte las cosas como si fueras un adulto de verdad.

Todos y cada uno de los dogmas preceptivos de la Iglesia de la Calentología pueden ser discutidos e incluso darles jaque mate uno por uno. Sugerir eso con comisarias sostenibles supervisando es un suicidio laboral, está prohibido hacerlo. En Freenoticias, donde lo prohibido nos excita, hemos aportado datos y argumentos científicos en varios artículos (algunos los puedes ver más arriba). Decir que el 4% de CO2 que producimos los humanos –4% sobre un 0,04% que es lo que supone el CO2 en la atmósfera– es el principal responsable de un calentamiento global del planeta es, como poco, bastante discutible. No existe una correlación demostrada en los últimos 600 millones de años entre aumentos del CO2 y de la temperatura porque entre otras cosas hemos tenido periodos glaciares con 10 veces más CO2 que en la actualidad. Pero asustando al personal con el CO2 se venden más coches eléctricos que contaminan el planeta varias veces más que los vehículos de combustión ¿Que no? Pues yo ya hice los deberes, léete esto y entérate de cómo en China envenenan a ciudades enteras para que te sientas muy sostenible enchufando tu vehículo eléctrico.

Y podría ir uno por uno haciendo trizas todos los dogmas que venden y con los que se forran, personajes como esta Eco-Mónica.

Mónica Chao y su secta de eco-monjas alféreces excesivamente remuneradas no van a permitir que nadie les lleve la contraria porque eso atenta contra su propio sustento, su negocio de quiromantes climatológico-sostenibles, encargadas de ir dando por culo a todos los empleados y clientes de las respectivas empresas-rehenes que parasitan.

Solo me permitiré hacer una sugerencia a los felices directivos rehenes de IKEA, y es que traten de parecer un poquito menos fanáticos que su capellana climático-sostenible y que se planteen que tal vez la gente siga queriendo comer albóndigas y no tofu mientras tratan de encontrar la salida de sus tiendas-trampa.

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Cortes de Lezo Publiohttp://freenoticias.com
La mentira tiene las patas muy cortas y poca fuerza, y por eso necesita ser protegida por los cabrones que nos gobiernan

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies