El primer ministro de Victoria (Australia) anuncia que los no vacunados serán expulsados de la economía

La dictadura australiana avanza hacia nuevas cotas de autoritarismo