Libertad de expresión y delito de odio (ese invento progremonguer)

Y como la imagen que encabeza este artículo reza «no tienes derecho a no ofenderte», ese derecho no existe. Quien no entienda esto mejor que no siga leyendo o entrará en bucle y va a cortocircuitar.