jueves, septiembre 23, 2021
InicioSin categoríaMascarillas Béjar te dice en qué consiste querer a tus hijos. Por...

Mascarillas Béjar te dice en qué consiste querer a tus hijos. Por si no lo sabías

A mí francamente me importa una mierda, y cuarto y mitad de nada, si estos piadosos hipócritas hipersensibles tienen licencia o no, si fabrican en España o si importan de China sus mascarillas; lo que me cabrea es que me digan de forma nada subliminal que si quiero a mis hijos debería colocarles los bozales que ellos venden

Mascarillas Béjar demuestra ser la quintaesencia de empresa progremonguer hipócrita empleando el chantaje emocional. Si quieres a tus hijos debes ponerles los bozales que ellos venden.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) del Ministerio de Sanidad ha emitido una «alerta de control de mercado de productos sanitarios» referente a mascarillas quirúrgicas de la marca comercial Béjar.

Leyendo el diario La Razón me cruzo con una publicidad en la que me dice que si quiero a mis hijos ya no tengo excusas o lo que es lo mismo que si no compro sus mascarillas soy un mal padre, ¡ay facha de mí!

En la imagen aparece una niña de unos 3 o 4 años con un pedazo de mascarilla por donde apenas asoman dos coletas; y de fondo una montaña de basura ¿Quién es el mal padre capaz de no llevar a su criatura asfixiada por la calle con unas mascarillas tan buenas y tan ecológicas?

Malas noticias por tanto para ti madre o padre, que andabais como locos buscando excusas para no poner mascarillas a vuestros hijos. Ya no tenéis excusa porque Mascarillas Béjar salvará a vuestros hijos y al planeta. Ala pues a comprar esas mascarillas que ya estáis tardando y se os ha puesto cara de fachas.

Según El Independiente varias de las mascarillas que comercializa esta empresa que práctica un estilo de marketing basado en el chantaje emocional cuentan con un certificado de la UE que corresponde a un laboratorio (Applus) que no expidió dicho certificado para Mascarillas Béjar sino para una empresa china llamada Health Science & Technology (Shenzhen) Co., Ltd

Tal como se puede observar en las fotos, la mascarilla en la que aparece la marca “Béjar” incluye el certificado CE 0370. El CE (marcado obligatorio para que un producto pueda ser comercializado en la Unión Europea) va acompañado de cuatro dígitos que corresponden a un organismo autorizado. En este caso, el 0370 corresponde a Laboratorios Applus, que confirmó a El Independiente que su división al respecto “LGAI Technological Center S.A. (NB 0370) no había certificado las mascarillas con referencia MZC-KZ para esta empresa”. (Fuente: El Independiente)

Mascarillas Béjar ha difundido un comunicado oficial en el que anuncian que denunciaran por la vía penal a El Independiente y también lloran amargamente porque la gente malintencionada les critica:

«Junto a la querella al periódico El Independiente y a su consejo de Administración de manera individual, también se incluyen a aquellas personas que movidas por trabajar de manera directa o indirecta en empresas distribuidoras o fabricantes competidores, están alimentando esta falsedad a través de redes sociales».

Según estos avariciosos progremonguers que recurren al sentimentalismo más zafio para vender sus tapabocas, todos aquellos que les critican tienen motivaciones espurias y trabajan para su competencia directa o indirectamente. Sugerir que no es concebible que nadie pueda encontrarles mancha alguna sino es porque albergan intenciones o intereses ocultos es un síntoma de psicosis paranoica o manía persecutoria.

A mí francamente me importa una mierda, y cuarto y mitad de nada, si estos piadosos hipócritas hipersensibles tienen licencia o no, si fabrican en España o si importan de China sus mascarillas; lo que me cabrea es que me digan de forma nada subliminal que si quiero a mis hijos debería colocarles los bozales que ellos venden. Y por eso, como a tantas otras empresas progremonguers a las que hemos dado lo suyo, les mando mis saludos alzando mi dedo corazón al cielo en señal de «respeto».

Los niños no necesitan ir con mascarilla, embozarles forzosamente es maltrato infantil. Ningún estudio serio ha determinado que el uso indiscriminado de mascarillas ayude a combatir al virus chino mutante. Veo por la calle, en los parques, caminando junto a sus conscientes y preocupados padres y abuelos, a niños que apenas han empezado a andar con sus mascarillas. Como decía en mi artículo del pasado 31 de julio titulado «Vacunas «legendarias». La inmunidad de rebaño iba de evitar que nos contagiemos del virus de la libertad»:

«todos los buenos ciudadanos, vacunados las veces que la autoridad determine, podrán ponerse sus confortables mascarilla entre 2 y 6 horas en los parques temáticos; gastándose su dinero y contagiándose entre ellos con las plumas de aire caliente y húmedo que expelen los tubos de escape laterales de sus bozales; unos bozales previamente restregados por cuello, retrovisor y bolsa de la playa con las bragas mojadas y los calzoncillos de manolito chocolateados con zurraspas».

Me asombro de que las dos terceras partes de la población española esté a favor, según alguna encuesta, de ir con mascarilla hasta en exteriores. Me entristece que así sea sobre todo por los niños, no me gusta; pero mientras que a mí no me obliguen a unirme a su secta allá cada cual con sus creencias. También encuentro repugnante que los de Mascarillas Béjar saquen partido del «miedo de rebaño» tocando la tecla sensiblera para de paso mostrar una virtuosidad artificial que les coloca del lado de los salvaplanetas; todo para vender su mercancía. Me repugna. Leo en la web de esta empresa que ahora venden también mascarillas compostables con las que puedes abonar tus geranios después de usarlas.

Les sugiero como mensaje de campaña algo mucho más directo, «Franco nunca usó nuestras mascarillas, no seas un facha como él»

_____________________________________

Querido lector te voy a prescribir un «medicamento» que se administra en tapa blanda o en formato electrónico. El medicamento se llama Homo Correctensis, puedes comprarlo en Amazon (de momento) y sin receta, no tiene contraindicaciones y te puedes meter las dosis que quieras. Se administra por vía ocular y produce los siguientes efectos secundarios:

1.- Si tienes una infección causada por la bacteria «progrecocus wokensis» (ves mucho La Sexta o TVE por ejemplo) te saldrán ronchas y erupciones en la conciencia durante las primeras 24 horas. Si la infección es leve las erupciones remitirán en poco tiempo pasando a tener una sensación placentera. Si la infección es grave recomiendo aplicarse Homo Correctensis en pequeñas dosis justo después de cenar.
2.- Aumento significativo de los niveles de ironía en sangre.
3.- Incremento de la capacidad de pensamiento crítico.

Compra tu ejemplar de Homo Correctensis y apoya a Freenoticias para que podamos seguir siendo libertariamente punkis, como te gusta.

Homo Correctensis versión Kindle

Homo Correctensis versión papel

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Cortes de Lezo Publiohttp://freenoticias.com
La mentira tiene las patas muy cortas y poca fuerza, y por eso necesita ser protegida por los cabrones que nos gobiernan

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies