jueves, septiembre 23, 2021
InicioOpiniónEl cofundador de PayPal advierte que el gigante financiero está creando una...

El cofundador de PayPal advierte que el gigante financiero está creando una «lista negra» para excluir a los disidentes del pensamiento progre

"PayPal está dando la espalda a su misión original. Ahora lidera el ataque para restringir la participación de aquellos que considera indignos"

El cofundador de PayPal, David Sacks, advierte que el gigante financiero está creando una «lista negra» de facto al excluir de su servicio a las personas por sus opiniones.

Sacks advierte de que esta medida solo avivará las pulsiones radicales.

En un artículo publicado en el boletín Substack de Bari Weiss(*), el inversor explica cómo el papel de PayPal se ha revertido por completo con respecto a su objetivo inicial de ayudar a la gente común a no depender de las grandes instituciones financieras para iniciar un negocio. Paypal hoy por hoy está en primera línea de combate contra la libertad de expresión y el derecho a no estar de acuerdo con los dogmas progremonguers.

(*) Bari Weiss es una escritora y periodista que dimitió de su trabajo en el New York Times por la falta de rigor y los ataques a la libertad de expresión de este conocido medio progremonguer.

En su entrevista con Bari Weiss David Sacks no se muerde la lengua y deja claro que se siente avergonzado de los derroteros autoritarios por los que Paypal se está deslizando:

«Cuando ayudé a crear PayPal en 1999, fue para promover una idea revolucionaria. La gente común ya no dependería de las grandes instituciones financieras para iniciar un negocio».

«Nuestro sistema de pago democratizado creció exponencialmente con millones de usuarios que apreciaron su facilidad y simplicidad. Los bancos tradicionales eran demasiado lentos y burocráticos para adaptarse. En cambio, la revolución que generamos hace dos décadas inspiró nuevas empresas emergentes como Ally, Chime, Square y Stripe, que han ampliado aún más la participación en el sistema financiero».

__________

¿Quieres disfrutar de una buena lectura y apoyar a Freenoticias? Te presentamos Homo Correctensis, el libro que con un estilo libertario con toques punkies, arrasa con ironía, humor y lógica todo el panteón progremonguer (o correctensis como les llamamos aquí) y deja tiritando todos los dogmas del Pensamiento Único

__________

«Pero ahora PayPal está dando la espalda a su misión original. Ahora lidera el ataque para restringir la participación de aquellos que considera indignos».

«Primero, en enero, PayPal bloqueó una web cristiana de crowdfunding que recaudó dinero para llevar manifestantes a Washington el 6 de enero. Luego, en febrero, PayPal anunció que estaba trabajando con el Southern Poverty Law Center (SPLC) para excluir usuarios de la plataforma. Esta semana, la compañía anunció que se está asociando con la Liga Anti-Difamación (Anti Defamation League o ADL) para investigar y cerrar cuentas que la ADL considera extremistas».

Tanto el Southern Poverty Law Center (SPLC) como la Liga Anti Difamación (ADL) son dos referentes del movimiento woke (progremonguer) en los EE.UU. Son asociaciones de indisimulado cariz ultraizquierdista que sirven para apuntar y fijar objetivos para que las grandes corporaciones disparen a matar contra ellos.

Sacks continúa diciendo:

«¿Por qué es esto un problema? ¿No es perfectamente razonable asegurarse de que los chicos malos no financien el odio a través de estas plataformas?»

«Soy un judío estadounidense que aprecia especialmente el papel histórico de la ADL a la hora de alertar contra el antisemitismo. Ya sea que provenga de la Nación Aria o de la Nación del Islam, la ADL hizo un trabajo admirable para combatirlo. Pero la ADL ha cambiado. Al igual que el Southern Poverty Law Center, la organización ha ampliado su cartera del antisemitismo (o racismo en el caso del SPLC) para cubrir lo que considera «odio» o «extremismo» en general».

«Así como no existe una definición establecida de “discurso de odio” en la que todos estén de acuerdo, la definición de “grupo de odio” es muy vaga y eso permite el abuso excesivo por parte de aquellos con una agenda ideológica (en referencia a las grandes empresas progremonguers de Silicon Valley). Por lo tanto, no debería sorprender que la lista cada vez mayor de sospechosos haya pasado de grupos de odio incuestionables, como los neonazis y el Ku Klux Klan, a organizaciones que defienden puntos de vista socialmente conservadores, como el Family Research Council, defensores de la libertad religiosa e incluso grupos preocupados por la integridad electoral.

«PayPal está dando la espalda a su misión original. Ahora lidera el ataque para restringir la participación de aquellos que considera indignos»

David Sacks, fundador de Paypal

«La reclasificación de los oponentes políticos como grupos de odio ha sido posible gracias a redefiniciones expansivas de términos como racismo, segregación y supremacía blanca. Cuando «segregación» se puede utilizar en The New York Times para describir una escuela 70% asiática como Stuyvesant; cuando la noción de ´ceguera de color´ (color blindness, es un término que se emplea para decir que tratas a la gente sin importarte el color de su piel y es considerado algo racista en el mundo progremonguer porque hay que dar desigual trato según ellos dependiendo del color) es considerada racista por intelectuales influyentes como Ibram X. Kendi; y cuando se ha utilizado la “supremacía blanca” para describir cualquier apoyo a cualquier política que pueda resultar en resultados dispares, entonces una amplia gama de organizaciones puede agruparse con las verdaderamente viles. Hasta ahora, estas categorizaciones excesivas eran en gran medida un tema de hipérbole retórica en los debates académicos. Gracias a las Big Tech, ahora estas categorías amplias se están poniendo en funcionamiento (para suprimir a la gente en las plataformas)».

«No tengo ningún deseo de defender a grupos genuinamente odiosos o extremistas. De hecho, cuando era director de operaciones de PayPal, trabajábamos regularmente con las fuerzas del orden para restringir la actividad ilegal en nuestra plataforma. Pero estamos hablando de algo muy diferente aquí: hablamos de expulsar de las plataformas a personas y organizaciones que expresan puntos de vista que son completamente legales, incluso si son impopulares en Silicon Valley».

«Hemos visto cómo se desarrolla esto con la censura online. Muchos aplaudieron la decisión de las principales redes sociales de expulsar al presidente Trump y a sus seguidores más furibundos de sus plataformas después del 6 de enero. Aplaudieron aún más cuando Apple, Google y Amazon destruyeron Parler, la única plataforma que no prohibió a Trump. En defensa de estas políticas, se nos dijo que se trataba de decisiones comerciales privadas tomadas por empresas que tenían todo el derecho, tanto en virtud de la Primera Enmienda como de la Sección 230, a hablar de la policía en sus plataformas».

«Luego, hace un par de semanas, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunció casualmente que la administración de Biden ha estado marcando e informando sobre ciertas publicaciones en Facebook, YouTube y otras plataformas para pedir su eliminación como «desinformación» sobre el Covid-19 (otro término con un cambio y siempre -expandiendo la definición). Incluso dijo que cuando una empresa de tecnología elimina una publicación, todas deberían hacerlo, lo que implica que la Casa Blanca está coordinando de manera centralizada una lista de bloqueo en las propiedades de las redes sociales».

«El daño se agrava cuando la pérdida de los derechos de expresión va seguida de restricciones sobre la capacidad de participar en la actividad económica online».

Sacks lo clava cuando dice que «la reclasificación de los oponentes políticos como grupos de odio» permite tacharles de racistas, fascistas o supremacistas blancos. El objetivo último es que todo lo que se quede fuera del ideario progremonguer, por sensato que sea, sea calificado como racista, facha o cualquier cosa «mala». Desde los neonazis hasta los conservadores, desde los racistas hasta los defensores de la familia, desde el Ku Klux Klan hasta los que defienden la vida de los no nacidos; todos entran dentro de las categorías que esta mafia pretende silenciar por las buenas o por las malas. Fuera de su mundo, fuera de su realidad inventada todo es facha. El adversario político no debe ser derrotado empleando el debate, debe ser sometido, silenciado, escarniado, despedido y machacado para que los demás nos lo pensemos antes de pensar, y menos aún expresar, las cosas prohibidas por la casta liberticida woke.

Lo que Sacks está denunciando que hace Paypal, recordemos que él es cofundador de la empresa, no es algo nuevo en el mundo de las Grandes Tecnológicas sino que es la norma. Todas las empresas de importancia del mundo de la tecnología vienen pisando el acelerador a fondo desde hace un par de años para atropellar a todos los que no sostienen las ideas adecuadas, que no son otras que las que ellos defienden. En estas páginas hemos denunciado a varias de ellas como Salesforce, Twitter, Google, YouTube o Facebook entre otras muchas

La empresa «Salesforce» se sube al tren de los dictadores. El CRM se apunta a la caza de brujas.

Carta abierta a Jack Dorsey, el amo de la plantación de Twitterstán

Covid: es una puta guerra y sabemos quiénes son los culpables (III). Google tapa su culpa

YouTube, la televisión de Google-Gulag censura a médicos, científicos y hasta al senado de los EE.UU.

Facebook, la ciber policía del pensamiento Parte I

La forma de actuar es siempre la misma, los grupos de presión de la ideología woke-progremonguer, muchos de ellos de clara ideología marxista como Black Lives Matter y todos ellos sesgados y escoradísimos a la izquierda, se dedican a patrullar el comportamiento de particulares, organizaciones y empresas y en cuanto detectan cualquier desacato a la ideología que todos ellos comparten denuncian ese comportamiento a las Big Tech para que estas eliminen perfiles, suspendan cuentas o hagan que los mensajes denunciados no lleguen a casi nadie.

La Administración Biden quiere que además todas las ciberdictaduras abran fuego conjuntamente sobre los blancos fijados.

Las propias ciberdictaduras también patrullan los contenidos y practican la censura o la «castración digital» sobre todo lo que no les gusta. Las ciberdictaduras actúan como el policía de la porra con todo lo que les disgusta y juegan a ser un foro abierto y una caja de resonancia cuando se trata de dar difusión a los cultistas del pensamiento progremonguer.

Las organizaciones como el Southern Poverty Law Center, la Anti Defamation League o el grupo racista Black Lives Matter son solo algunas de las chivatas profesionales que las Big Tech emplean como coartada para poder justificar su censura. Hay muchas más y eso sin contar con las empresas veryfeladoras (también llamadas verificadoras) que directamente cobran de Facebook, Twitter y el resto de la banda de ciberterroristas progremonguers. Las empresas verychupadoras como las españolas Newtral o Maldita son indefectiblemente de obediencia izquierdista y cobran por poner sellos calificando las cosas de ciertas o falsas sin apenas rascar en los temas.

Se trata de un ecosistema, perfectamente diseñado para triturar la verdad, compuesto por organizaciones sociales caritativas de todo pelaje, veryfeladoras, ciberdictaduras y una red de comisarios políticos del Pensamiento Único distribuidos por las facultades, las empresas y los organismos de la administración (responsables de equidad, igualdad o inclusividad son los eufemismos tras los que se cobijan).

Dentro de este ecosistema todos se cubren las espaldas y todos juntos empujan una narrativa desquiciada. Una narrativa donde hay miles de géneros, donde el racismo es patrimonio de los blancos de derechas (y de los que ellos califican como negros renegados a los que llaman Uncle Toms), el CO2 producido por la intervención humana es malo malísimo y prácticamente el único agente capaz de alterar el clima, los hombres pueden quedarse embarazados y decir que no juzgas a la gente por el color de su piel sino por su carácter se considera racista.

Paypal se suma a esta orgía cochina expulsando a los que la mafia del ecosistema woke-progremonguer señalan. Paypal niega la posibilidad de emplear su plataforma para cobrar por la venta de bienes o servicios a cualquiera que la curia del Pensamiento Único marque con el signo de los malditos.

Recordemos que el objetivo va más lejos. Esto son solamente experimentos a larga escala que pretenden llevarnos a un escenario en el que cuando publiques un tuit considerado incorrecto te pueda pasar de todo. Imagina que publicas en un calentón que para ti los hombres trans son mujeres que se creen hombres; entonces Twitter por propia iniciativa o a instancias de algún progremonguer de guardia del ecosistema woke, no solo cancela tu cuenta sino que informe a tu banco y a tu empresa de tu comportamiento «antisocial». Tu banco te informa que te congela la cuenta un mes y que tu saldo en moneda digital no podrá ser empleado en la compra de alcohol y carne roja durante 6 meses. Tu empresa te comunica a través del responsable de diversidad y equidad que dejarás de percibir tu complemento salarial por justicia social. El colegio de tus hijos, a quien también se informa, y que también tiene un comisario progremonguer en nómina, pone en conocimiento de la Consejería del Menor de turno que eres una madre con ideas tóxicas y que se te debería retirar la custodia de tus hijos.

Paypal de momento ya impide a empresas, organizaciones y particulares cobrar a través de su plataforma, y no porque trafiques con esclavos o vendas heroína sino porque tus ideas no son del gusto de la secta progremonguer. Facebook y Twitter obligan a las organizaciones provida a eliminar contenidos, secuestran noticias de periódicos, YouTube elimina vídeos de científicas chinas que han escapado de la muerte para contar su verdad,… Amazon prohíbe libros que hablan de lo malo que es hormonar a niños y niñas de 8 y 9 años. En el tiempo que te has leído este artículo miles de personas y su libertad de expresión serán atropelladas por estos ciberterroristas.

¿Exagero? Ojalá, pero antes de formarte una idea lee este artículo:

Fuera de su mundo, fuera de su realidad inventada todo es facha. El adversario político no debe ser derrotado empleando el debate, debe ser sometido, silenciado, escarniado, despedido y machacado para que los demás nos lo pensemos antes de pensar las cosas prohibidas por la casta liberticida woke.

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Cortes de Lezo Publiohttp://freenoticias.com
La mentira tiene las patas muy cortas y poca fuerza, y por eso necesita ser protegida por los cabrones que nos gobiernan

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies