jueves, octubre 21, 2021
InicioPeriodismoCovid: es una puta guerra y sabemos quiénes son los culpables (III)....

Covid: es una puta guerra y sabemos quiénes son los culpables (III). Google tapa su culpa

Google pone a un medio del Partido Comunista Chino como autoridad a la hora de saber el origen del Covid

Google reconoce que da resultados sesgados en las búsquedas para ofrecerte lo que ellos consideran que es la verdad. Google también financió al mayor defensor del origen natural del virus que ayudó a que China realizara experimentos de ingeniería genética con coronavirus de murciélago.

Durante la conferencia Tech Health que el Wall Street Journal celebró este 9 de junio, un periodista preguntó a David Feinberg (Vicepresidente de Google y responsable de Google Salud) por qué su buscador no autocompleta las búsquedas de «fuga de laboratorio de coronavirus» («coronavirus lab leak») como lo hace con otras consultas.

Feinberg respondió diciendo que Google emplea a un grupo de médicos en su equipo de búsqueda y en el equipo de YouTube para asegurarse de que no están «guiando a las personas por caminos que nosotros pensamos que no son información de autoridad».

El directivo de Google agregó que los usuarios pueden encontrar lo que quieran buscar usando Google –no lo recomiendo porque no es cierto–, incluida la información errónea, pero la empresa de tecnología tiene como objetivo garantizar que lo primero que vean los usuarios sea información proveniente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Organización Mundial de la Salud, los sistemas nacionales de salud y otras autoridades.

Por eso cuando buscas en inglés «scientific consensus on covid origin» (consenso científico sobre el origen del covid) lo primero que aparece en el buscador de Google es un resumen de lo que la soviética Wikipedia tiene al respecto y que te informa de que el «consenso científico» (ya hemos hablado muchas veces que la palabra consenso no tiene nada que ver con la Ciencia pero ahí siguen) es que se trata de un virus de origen natural.

La segunda entrada de la misma búsqueda es China Daily, un medio chino controlado por el Partido Comunista Chino y que por supuesto también dice que «los científicos dicen que lo más probable es que se trate de un virus de origen natural»

El China Daily es un medio propiedad al 100% del Departamento de Propaganda del Partido Comunista Chino… una autoridad según Google a la hora de informarte si fue o no el PCCh el responsable de la pandemia

Recordemos las palabras de Feinberg: «guiando a las personas por caminos que nosotros pensamos que no son información de autoridad» y «tenemos como objetivo garantizar que lo primero que vean los usuarios sea información proveniente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Organización Mundial de la Salud, los sistemas nacionales de salud y otras autoridades». Si estos principios de piedad y humanismo que el capullo de Google dice que su empresa sigue son ciertos, entonces Google considera a Wikipedia y al Partido Comunista Chino fuentes de gran autoridad a la hora de encontrar información veraz.

(conéctese el modo irónico) Los chicos de Google debieron pensar ¿qué puede haber más veraz y abierto que el Partido Comunista Chino y más aún cuando se trata de contar algo acerca de si es su propio régimen el culpable de provocar una pandemia que puede ser catalogada como un crimen contra la Humanidad? El Partido Comunista Chino es según Google una fuente de autoridad y muy fiable a la hora de informarte de si fue o no el Partido Comunista Chino el que causó por acción u omisión esta pandemia.

Porque todo el mundo sabe que cuando le preguntas a un sospechoso de asesinato si fue él quien cometió el crimen te contestará con sinceridad…¿a que sí Google?

Google ha financiado al tipo que ayudaba a crear virus letales en Wuhan y que a la vez negaba que el Covid-19 –originario de Wuhan– pudiera tener origen en ese mismo laboratorio donde emputecía esos virus ¿Alguien ve un conflicto de intereses o soy yo solo, que soy muy facha?

Vuelvo a hacer la misma búsqueda un día después, no sea que se trate de un error o que en Google tuvieron un mal día. Démosles una oportunidad a los pobres. Configuro el inglés como idioma en Google y obtengo:

Ahora es el Partido Comunista Chino (PCCh) a través del medio China Daily el que me aparece primero seguido de un artículo de la revista Science, y de Wikipedia.

China Daily dice que el origen es natural por supuesto y que circulemos que aquí no hay nada que ver. Science dice que hay que investigar más, pero que no hay que ser racistas y Wikipedia parece querer ganarse una condecoración del camarada Xi Jingping porque dice lo siguiente (traducido del inglés):

«Hay varios esfuerzos en curso por parte de científicos, gobiernos, organizaciones internacionales y otros para determinar el origen del SARS-CoV-2, el virus responsable de la pandemia COVID-19. La mayoría de los científicos dicen que es probable que el virus tenga un origen zoonótico en un entorno natural, de murciélagos u otro mamífero cercano. Se han propuesto varias otras explicaciones, así como teorías de conspiración, sobre los orígenes del virus.»

y más adelante:

«Algunos políticos y científicos han hecho especulaciones sin fundamento de que el virus puede haberse filtrado accidentalmente del Instituto de Virología de Wuhan. Esto ha provocado que los medios de comunicación llamen a nuevas investigaciones sobre el asunto. Muchos virólogos que han estudiado los coronavirus consideran que la posibilidad es muy remota. El informe del estudio conjunto OMS-China de marzo de 2021 indicó que tal explicación es extremadamente improbable».

¡Joder Google! ¿De verdad que estas son las tres fuentes más autorizadas que nos queréis mostrar para que no seamos «engañados»? El Partido Comunista Chino en versión China Daily y Wikipedia y un artículo de Science que dice que ni si ni no y que bueno, pero que no seamos racistas.

¿Son esas las fuentes de prestigio y autoridad que cacarea David Feinberg? Anda y que os vayan dando por donde amargan los pepinos señoros y señoras del Goolag. La Ciencia y la verdad a Google se la sudan porque ellos tienen su verdad y sus intereses.

Google –al igual que otras dictaduras como China o Facebook– no puede admitir que su bestia parda, un tal Donald Trump, tuviera razón desde febrero de 2020. Google no puede permitir dar a conocer a sus usuarios las abrumadoras evidencias científicas que conceden más de un 99% de posibilidades a un origen de laboratorio –mediante ingeniería genética– para el COVID-19. Un periódico al servicio del Partido Comunista Chino o una Wikipedia más escorada a la izquierda que Mao esas son las fuentes de prestigio.

Unos cuantos días antes de que Feinberg hiciera estas declaracioes contándonos que Google no cree que el Covid surgiera del laboratorio de Wuhan y que por tanto aplica censura en sus algoritmos, había estallado el escándalo de los emails de Fauci en los que entre otros correos hay uno de Kristian Andersen, profesor del Departmento de Immunología y Microbiología de la Universidad de California, que dice a Fauci refiriéndose al Covid-19: «alguna de las característica (potencialmente) parecen fruto de la ingeniería genética». El responsable del departamento de salud de Google sabía cuando hizo esas desafortunadas (aunque sinceras) declaraciones que hasta el máximo responsable sanitario en la lucha contra el virus en EE.UU., Anthony Fauci, era consciente hace más de un año de que el virus tenía pinta de proceder de un laboratorio.

Los chicos de Google debieron pensar ¿qué puede haber más veraz y abierto que el Partido Comunista Chino y más aún cuando se trata de contar algo acerca de si es su propio régimen el culpable de provocar una pandemia que puede ser catalogada como un crimen contra la Humanidad?

Lo que pasa es que ese mismo máximo responsable sanitario de la lucha contra el Covid en EE.UU. (Fauci), es también el máximo responsable en EE.UU. de la creación del propio Covid. Fue Fauci quien sorteando la moratoria para de otorgar subvenciones para experimentos de ganancia de función subvencionó a Peter Daszak. Y fue Peter Daszak quien a su vez llevó esos fondos a Wuhan para dedicarlos a la «noble tarea» de emputecer artificialmente virus. Y casualmente Daszak también ha recibido fondos de Google como veremos más adelante.

Todo queda en familia ¿verdad? Y entre bomberos ya se sabe que no se pisan la manguera y por eso Google (y Facebook, y Twitter, y el Washington Post de Amazon, etc.) rema en la misma dirección que sus colegas comunistas chinos; entre dictadores ya se sabe.

En Freenoticias hemos dado cumplida información de estudios científicos que apuntan a que el COVID es un arma biológica. Aquí os traemos (nuevamente) algunos:

Unusual Features of theSARS-CoV-2Genome Suggesting SophisticatedLaboratory Modification Rather Than Natural Evolution andDelineation of ItsProbableSynthetic Route (Publicado por la doctora Li-Meng Yan junto con los doctores Shu Kang, Jie Guan y Shanchang H. La doctora Li-Meng huyo de China a EE.UU. el pasado año y fue objeto de persecución y censura por parte de Google y Facebook. (más información sobre la doctora Li-Meng aquí)

Análisis bayesiano del doctor Steve Carl Quay El doctor Quay partió de conceder un 98,8% de posibilidades al origen natural del virus y tras ir alimentando su modelo bayesiano con nuevas evidencias llegó a la conclusión de que el origen del laboratorio es del 99,8%

Quay está doctorado como MD (doctor en medicina) y tiene otro PhD (doctorado en investigación) por la Universidad de Michigan. Ostenta también un postdoctorado por el Departamento de Química del presitigioso MIT, bajo la supervisión del biólogo molecular y Premio Nobel Gobind Khorana. Fue médico residente en el Hospital General de Harvard-Massachussets, y estuvo 10 años como profesor en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford. Quay es presidente ejecutivo de Atossa Therapeutics, una empresa biofarmacéutica de Seattle (Washington) y tiene registradas 87 patentes y 7 productos farmacéuticos aprobados por la Food and Drug Administration (FDA).

____________________________

Tómate un momento para conocer el primer libro de la factoría Freenoticias #HomoCorrectensis. Este libro es puro Freenoticias, de inspiración libertaria y sin complejos. En el libro se desmontan con desparpajo e ironía todos los dogmas «correctensis» (progres); y por supuesto el humor y los datos no faltan. Aquí os dejo una lectura para este verano (o para cualquier estación del año) de la mano de Freenoticias (ahora también publicamos libros) : «Homo Correctensis. Fabricando mentiras cursis para mentes perezosas»

Homo Correctensis: Fabricando mentiras cursis para mentes perezosas de [Publio Cortés de Lezo]
Homo Correctensis es una producción editorial de Freenoticias.com

____________________________

Estos son solo dos ejemplos de estudios, hay muchos más, publicados por investigadores científicos de gran prestigio. Para Wikipedia Quay o Li-Meng entran dentro de los defensores de las teorías de la conspiración. Una doctora que se juega la vida escapando de China y que ha publicado en 2020 artículos en Lancet y Nature y una eminencia en medicina e investigación con 87 patentes y 7 medicamentos en su haber.

Pero para Google no son solo las ganas de censurar verdades molestas, aunque es algo que llevan en el ADN, para Google el tema del origen del COVID también es un tema que les afecta como empresa. Google ha financiado a Peter Daszak y su supuesta ONG EcoHealth Alliance al menos en dos ocasiones.

Una en 2015 donde Google es uno de los financiadores de una publicación de EcoHealth Alliance sobre virus del herpes en macacos

Y otra en 2010 donde Google financió un estudio sobre virus de murciélagos en donde Jonathan Epstein (vicepresidente de EcoHealth Alliance) era el principal investigador

Por supuesto que no pasa nada porque Google financie la investigación científica, es algo loable y por lo que les aplaudo. Pero sí pasa algo cuando si a quien financiaste resulta ser un acérrimo defensor de que se realicen experimentos de ganancia de función con virus (prohibidos en EE.UU. entre 2014 y 2017). Los experimentos de Ganancia de Función consisten en manipular virus genéticamente para que sean patógenos letales para el ser humano (esa es la «función» que se les hace ganar).

Que Google esté relacionado con Daszak es un problema para esta empresa-dictadura porque este repugnante sujeto ha estado por una parte financiando a, y colaborando con, China para realizar experimentos de Ganancia de Función con coronavirus de murciélagos en el Laboratorio de Wuhan y por otra ha sido el máximo defensor del origen natural del virus (incluso hoy).

Google ha financiado al tipo que ayudaba a crear virus letales en Wuhan y que a la vez negaba que el Covid-19 –originario de Wuhan– pudiera tener origen en ese mismo laboratorio donde emputecía esos virus ¿Alguien ve un conflicto de intereses o soy yo solo, que soy muy facha?

Debe ser que soy muy facha seguramente, y por eso también encuentro extraño que cuando busco en Google información acerca del origen del Covid encuentre como primer resultado a un periódico controlado por el Partido Comunista Chino. Es como si buscando información acerca de un asesinato lo primero que encontrara fuera el blog del principal sospechoso. Pero así es Google, sectario, adoctrinador y encima con unas insoportables ínfulas de virtuosismo.

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies