viernes, septiembre 17, 2021
InicioPolíticaEl perdón de “Su Sanchidad” a los delincuentes golpistas.

El perdón de “Su Sanchidad” a los delincuentes golpistas.

Atentos baroncitos de la cosa del puño y la rosa que el chulo piscina os va a devorar en la hoguera de su vanidad.

Nuestro particular Anticristo español en versión chulo de piscina, se dispone a otorgar su absolución a un alegre grupo de golpistas confesos y orgullosos de sus pecados.

«Su Sanchidad» ha demostrado en estos dos últimos días que tiene el argumentario muy bien aprendido y que el Prefecto de la Casa de Su Sanchidad, el arzobispo y consigliere Iván Redondo, ha construido ya el relato del que se harán eco por tierra mar y aire; radio, tele e internet, los apóstoles mediáticos de la apostasía Sancheztistaní. La encíclica se podría llamar «ego te absolvo sine poenitentia» (yo te absuelvo sin penitencia)

El martes el pontífice monclovita soltó cuatro veces en un mismo discurso el mensaje que llevaba memorizado de la factoría Iván Redondo:

1.- «Lo que para mí no son principios constitucionales y nunca lo han representado son la venganza o la revancha».

2.- «En los valores constitucionales no se encuentran ni la revancha ni la venganza«

3.- «Y no quedarnos atrapados en la venganza y en la revancha»

4.- «Yo creo que es muy importante mirar hacia el futuro, aprender de los errores, y ser conscientes de que la Constitución entre sus valores primordiales, no está la revancha ni la venganza«

Con estas palabras queda claro que para Mahatma Sánchez todos los magistrados del Tribunal Supremo son unos revanchistas vengativos que sentencian en contra de los criterios buenrrollistas de la Constitución. Por suerte aquí está Pedro para desfacer tamaño despropósito y enmendarles la plana a estos letrados pendencieros.

El Pedro Sánchez de la misericordia debería haberse soltado, meterse más en el papel y haber arrancado esas frases añadiéndo «en verdad en verdad os digo hermanos periodistas».

El mismo Sánchez que habla de la concordia y el diálogo como valores constitucionales, olvidándose de la justicia, decía en Octubre de 2019, estando a las puertas de las elecciones, que abogaba por el respeto a la sentencia y por el cumplimiento íntegro de la misma. El Sánchez al que aún le quitaba el sueño compartir gobierno con Pablo Iglesias hablaba de respeto a la Justicia y de la igualdad de todos los españoles ante la ley. Por cierto que llevando la misma corbata y creo que hasta el mismo traje. No te pierdas el vídeo con una excelente banda sonora:

A Su Sanchidad alguien debió decirle el martes por la tarde que lo de venganza y revancha no quedaba demasiado correcto ni siquiera en la boca de alguien tan acostumbrado a decir cualquier cosa y su contraria en lo que se tarda en freír un huevo. Alguien debió advertirle también que estaba empleando el mismo lenguaje con el que se han estado defendiendo aquellos que ahora se apresta a absolver sin penitencia ni arrepentimiento alguno. Ayer miércoles en el Congreso, la venganza y la revancha se convirtieron en castigo:

«Hay un tiempo para el castigo y otro para la concordia»

«La Constitución recoge tanto el castigo como la concordia. Hay un tiempo para ambos y el Gobierno tomará su decisión en conciencia y a favor de la convivencia entre todos los españoles»

Entre el martes y el miércoles los magistrados del Supremo pasaron de ser calificados por Su Sanchidad como revanchistas y vengadores a simples castigadores. La palabra justicia, que creo que es esa «cosa» que se ocupan de impartir los jueces, brillando por su ausencia –como el sentido común en el ministerio de Irene Montero– en los labios de nuestro galán de la concordia.

Y claro está, cuando Su Sanchidad derrame su gracia sobre estos micro-golpistas lo hará por una causa noble y elevada como es la Concordia y no porque necesite los votos de los que le exigen que debe indultar por cojones o si no irse de La Moncloa y apearse del falcón. Para disipar las dudas de los mal pensados Sánchez dejó claro en el Congreso que «tomaríamos la misma decisión si tuviéramos 300 escaños»

Porque una sentencia unánime de todos los magistrados del Tribunal Supremo es, según el parecer de este chulazo encantado de haberse conocido, un castigo desproporcionado, una venganza y un ajuste de cuentas navajero. Al fin y al cabo, debe pensar Su Sanchidad, estos golpistas son buena gente, solo dieron un golpe de estado, pero uno muuuy pequeño, un golpecito….un capón de estadito.

El martes aunque dejando bastante claro que se inclina por la concesión de la misericordia monclovita –no le queda otra si quiere seguir viajando en el falcon– se soltó un farol diciendo que no había que anticipar acontecimientos porque estábamos a falta del pronunciamiento del Supremo. Ayer habló el supremo y dijo que consideraba la concesión de indultos INACEPTABLE.

Sánchez, como buen mentiroso profesional, tiene más salidas que una madriguera de ratas; buscará revestir la concesión de su absolución a unos delincuentes como un gesto de reconciliación y concordia. Y mientras libera de sus penas a los que no se arrepienten y se orina en la justicia y la igualdad de todos los españoles, el presidente impenitente anuncia que trabajará para endulzar la legislación penal en materia de sedición y traición. Sánchez arrimará el hombro para asegurarse de que cuando vuelva la burra al trigo sus socios de legislatura no tengan que regresar a prisión.

Y claro está, cuando Su Sanchidad derrame su gracia sobre estos micro-golpistas lo hará por una causa noble y elevada como es la Concordia y no porque necesite los votos de los que le exigen que debe indultarles por cojones o irse de La Moncloa y apearse del falcón. Para disipar las dudas de los mal pensados Sánchez dejó claro en el Congreso que:

«tomaríamos la misma decisión si tuviéramos 300 escaños»

Sánchez con 300 diputados, más de dos tercios del hemiciclo y mayoría cualificada, habría cambiado hasta el nombre de nuestro país por Sancheztistán sin que ninguno de su ganadería le diga ni mú. Sin duda no le falta afición para mentir y tampoco le sobra ni un poquito de sentido del ridículo. No obstante hay que ver el lado positivo de todo esto; aunque muy posiblemente estos indultos en ciernes ayuden a Su Sanchidad a aguantar algunos meses más sobrevolando los cielos en «su» falcon, también está colocando una soga en el cuello de la PSOE que posiblemente no resucite hasta dentro de 10 o 15 años. Atentos baroncitos de la cosa del puño y la rosa, el chulo piscina os va a devorar en la hoguera de su vanidad. Sé que la dignidad no os importa, lo habéis demostrado con cada ocasión, pero ahora está en juego vuestro sueldo y eso sé que sí os motiva.

La PSOE para Su Sanchidad no es más que un instrumento para su fin último: hacer que manda.

De nuevo perdió la oportunidad de anteceder sus frases de concordia, paz y amor con algún que otro «en verdad, en verdad os digo, que…» y acabar rematando de una forma mayestática, cual pantocrator pijo-progre, con un «¡arrepentíos impíos!»

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Cortes de Lezo Publiohttp://freenoticias.com
La mentira tiene las patas muy cortas y poca fuerza, y por eso necesita ser protegida por los cabrones que nos gobiernan

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies