martes, junio 15, 2021
InicioCienciaAgenda 2030: Suez pone el listón muy alto en la pugna por...

Agenda 2030: Suez pone el listón muy alto en la pugna por ser la empresa más progre-imbécil de España

No hay vida inteligente en Suez España. Leyendo un artículo de esta empresa woke, encontré un páramo devastado por la radioactividad del pensamiento único. Suez se hace palmera de la dictadura de la ONU

La carrera por lograr el título de empresa más «woke» de España está muy competida. Suez España se postula como una gran aspirante a alzarse con el trofeo a la empresa más lameculos del globalismo pandémico.

Y la verdad es que no faltan ganas entre los grandes empresarios españoles por hacerse con las jugosas subvenciones que el narciso monclovita va a repartir a los que más veces digan las palabras inclusivo, sostenible y resiliente. Al ciudadano de infantería, mientras tanto, nos tocará pagar la fiesta de la sostenibilidad apoquinando peaje tras peaje, impuestos y tarifas «verdes».

¿Por qué digo que Suez es una aspirante muy a considerar de cara a obtener el título a la empresa más woke de nuestro país? Pues porque me encuentro un contenido patrocinado publicado por La Razón con la siguiente cursilada por título:

«SUEZ España da impulso a un Pacto Social para una reconstrucción verde e inclusiva»

Y claro veo Pacto Social así en mayúsculas precediendo a los términos reconstrucción y verde y creo estar escuchando la chapa cansina y hueca de cualquier minion del gobierno de la «gente» que padecemos. Yo, que creo ser parte de la sociedad, no he firmado ningún pacto y tampoco veo un mundo arrasado por una hecatombe nuclear que haya que «reconstruir» de forma «inclusiva» y pintando todo de color «verde». Un título tan pelotillero con el correctismo político, me sedujo tanto que entré a ver si había vida inteligente en el resto del publi-reportaje a mayor gloria de la beatería empalagosa y progre de Suez. Encontré un páramo devastado por la radioactividad del pensamiento único. Enhorabuena Suez, adelantáis a Endesa y os acercáis a Lego en la liga de los tiralevitas lameculistas corporativos.

Un párrafo en concreto fue el que me confirmó que Suez entra con fuerza en el pelotón de cabeza en esta carrera de caracoles –babosos, arrastrados y cornudos–:

«La crisis sanitaria en la que nos hemos visto sumergidos ha puesto de manifiesto la necesidad de redefinir gran parte de nuestra economía. De esta forma, surge ante nosotros la oportunidad de redirigir nuestro músculo productivo a un horizonte más sostenible y respetuoso con el medioambiente».

Que le pongan otra de gambas al redactor de semejante poema porque se las merece. Por partes:

«La crisis sanitaria en la que nos hemos visto sumergidos»: No hijo no, la crisis sanitaria en la que nos ha ahogado un dream team de cabronazos. No ha sido cosa de la fatalidad ni del destino cruel sino de una serie de experimentos de Ganancia de Función con virus. En este dream team y jugando de capitán están las autoridades chinas que soltaron o a las que se les escapó el virus y estuvieron 2 meses largos mintiendo sistemáticamente. Y asistiendo en la jugada tenemos a las autoridades de todos los países y con una mención especial a las españolas. Aquí en España hemos comprado mal, tarde y caro y más de un año después se nos obliga a ir con una mascarilla que no sirve de nada salvo para empeorar las condiciones de vida de la gente y destrozar a la infancia a base de poner bozales 8 horas al día a los niños.

Enhorabuena Suez, adelantáis a Endesa y os acercáis a Lego en la liga de los tiralevitas lameculistas corporativos.

«De esta forma, surge ante nosotros la oportunidad de redirigir nuestro músculo productivo a un horizonte más sostenible y respetuoso con el medioambiente»: ¿Surge ante nosotros como una aparición? Discúlpeme el oráculo de Suez, o de La Razón, que ha llegado a la conclusión de que una crisis sanitaria hace que «surja la oportunidad» de redirigir el músculo productivo hacia horizontes sostenibles pero eso no es así. No existe ninguna lógica razonable que haga que un virus desarrollado artificialmente por la China comunista se convierta en una oportunidad para redirigir el músculo productivo hacia nada, salvo hacia impedir que los comunistas chinos lo vuelvan a hacer saliendo impunes. El músculo hay que dirigirlo a producir de tal manera que no dependamos de un gigante comunista para tener chips o mascarillas, la parte «sostenible» la coláis por puro vicio.

«…ha puesto de manifiesto la necesidad de redefinir gran parte de nuestra economía»: ¿Por qué? ¿Acaso la «economía» ha causado la crisis sanitaria? No ha sido así; la crisis sanitaria la ha causado China, una nación capitalista en lo económico y comunista en lo social y político. Lo único que ha puesto de manifiesto la crisis sanitaria es que los países deben fomentar la producción en sus territorios de material sanitario y desconfiar de China.

El argumento de Suez es del tipo «aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid», puro alineamiento con las tesis de ilustres cretinos como el primer ministro canadiense Justin Trudeau, quien dijo que «el virus es una oportunidad para un Gran Reinicio».

En descargo del equipo de minions del departamento de marketing y comunicación de Suez debo decir que todo este publireportaje destinado a mostrar su virtuosismo progre es un triste corta-pega de contenidos. Suez solo quiere ser «guay» y sostenible, inclusivo y resiliente, y todo eso, porque es lo que «mola». Les mola sentirse miembros de la liga de los (hipócritas) justicieros sociales, para ser regados con las subvenciones europeas, verdes y resilientes, que Pedro Sánchez va a administrar a su antojo a los que hagan profesión de fe progre-sostenible. Suez solo busca ser una empresa miembro de pleno derecho del club progre para estar al plato y a las tajadas. Puro atrezzo.

El artículo de autobombo de Suez continúa diciendo que las bases sobre las que se tiene que asentar todo este tinglado de la santidad corporativa que el virus nos trae son tres:

Los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) de la ONU, de los que hemos hablado extensamente en Freenoticias. De estos ODS cabe decir que las palabras libertad y democracia brillan por su ausencia en todo el texto, lo que cabe esperar de un club como la ONU donde la mitad de sus miembros son dictaduras

La reindustrialización de economías como la nuestra. Con lo que coincido con los minions de Suez para que vean que hasta los relojes averiados dan la hora bien dos veces al día. Necesitamos invertir en tecnología, en ciencia, en desarrollar un tejido productivo y no solo de servicios.

La tercera base sobre la que esto que cortan y pegan los de Suez se sustenta es El Pacto Verde Europeo (Green Deal) que consiste en algo tan evanescente y carente de lógica como «lograr la neutralidad climática de nuestro continente antes de 2050″. Es decir que Europa en 2050 no debe estar ni a favor ni en contra del Clima, manteniéndose neutral. Detrás de la manifiesta gilipollez que el término neutralidad climática implica –la vergüenza en estos temas es algo que no parece importar ya– lo que se esconde es que Europa no produzca CO2 para evitar el calentamiento global incluso en el caso de que nos dirijamos a una nueva mini era glacial.

Cabalgando a lomos de una hipótesis sin contrastar, que el CO2 antropogénico (emitido por causas humanas) hace que el planeta se caliente y que eso es malo, vamos a poner todo patas arriba para no emitir CO2 e imponer castigos a los que lo hagan, y por supuesto vamos a poner impuestos a todo lo que no sea «sostenible» limitando de paso la libertad de desplazamiento porque eso de la libertad no es parte del discurso de la ONU o de las empresas mercenarias del virtuosismo progre como SUEZ.

De las 150 gigatoneladas (una gigatonelada son mil millones de toneladas) de CO2 que el planeta en su conjunto emite al año, aproximadamente 6 corresponden a la actividad humana. Es decir que por cada tonelada de CO2 de origen antropogénico hay 25 toneladas de origen natural. Los océanos, los incendios, los volcanes, las termitas, las plantas, los animales, producen en su conjunto 25 veces más CO2 que la quema de combustibles fósiles y la actividad humana en general. Esto, tan real y científicamente veraz como es, cuesta mucho encontrarlo siquiera en Google, y cuando lo encuentras es para que te digan que ese 4% de CO2 no se reabsorbe de forma natural como sí lo hace el 96% que se produce sin intervención humana. Y mis cojones añado. El CO2 es vida, las plantas se alimentan de CO2, y nosotros de las plantas; y si el CO2 no estuviera presente en la atmósfera nos moriríamos todos.

El CO2 permite debilitar el vínculo entre la hemoglobina y el oxígeno lo que hace que este último llegue mejor a las células (quien quiera saber más que busque el efecto Bohr); niveles bajos de CO2 provocan tensión alta puesto que para evitar la mala entrega de oxígeno el cuerpo lo compensa aumentando la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea; un nivel bajo de CO2 en sangre vuelve a esta más alcalina, y una sangre con un Ph 8 significa la muerte. Las plantas mueren con niveles de CO2 inferiores a 150 partes por millón.

eso de la libertad no es parte del discurso de la ONU o de las empresas mercenarias del virtuosismo progre como SUEZ españa

Los hidrocarburos, los componentes energéticos de los combustibles fósiles, son 100% orgánicos. Fueron producidos por energía solar en mares y bosques del pasado cuando se fosilizaron plantas y animales. Cuando se queman estos combustibles para obtener energía, los productos principales son el agua y el CO2, los dos alimentos más esenciales para la vida. Los combustibles fósiles son, con mucho, la batería de almacenamiento de energía solar directa más grande de la Tierra. Nada más se acerca, excepto tal vez el combustible nuclear, que también es solar en el sentido de que se produjo por la explosión de supernovas lejanas (todos los elementos a partir del hierro son producto de la nucleosíntesis producida por las supernovas, y el uranio y el plutonio que se emplea en las centrales nucleares viene de ese «polvo cósmico»)

Es que la temperatura en el planeta ha aumentado mucho por culpa del hombre, dicen los calentólogos. En concreto desde 1880 según la NASA la temperatura media ha subido 0.8ºC, un verdadero horror.

También según la NASA resulta que entre un cuarto y la mitad de las tierras con vegetación de la Tierra han mostrado un enverdecimiento significativo durante los últimos 35 años, en gran parte debido al aumento de los niveles de dióxido de carbono atmosférico. Los hallazgos se basan en modelos informáticos y datos recopilados por los satélites de la NASA y la NOAA. La tierra es más verde hoy que en 1982; la superficie sumada de las hojas ha aumentado el equivalente a cubrir los EEUU dos veces de verde ¡Maldito CO2 que hace crecer a las plantas!

globe of Earth from North Pole perspective
Fuente NASA

Otra cosa de la que los genios de Suez, Endesa o el chulo-piscina de La Moncloa no hablan es de que el dióxido de carbono (CO2) afecta a los cultivos de dos formas importantes:

1.- El incremento de CO2 aumenta el rendimiento de los cultivos al aumentar la tasa de fotosíntesis, lo que estimula el crecimiento.

2.- El CO2 ayuda a consumir menos agua. A mayor cantidad de CO2 se reduce la cantidad de agua que los cultivos pierden por transpiración. Las plantas transpiran a través de sus hojas, que contienen poros diminutos llamados estomas que se abren y recolectan moléculas de dióxido de carbono para la fotosíntesis. Durante ese proceso, liberan vapor de agua. A medida que aumentan las concentraciones de dióxido de carbono, los poros no se abren tanto, lo que resulta en niveles más bajos de transpiración por parte de las plantas y, por lo tanto, aumenta la eficiencia del uso del agua. Lo que cuento es ciencia básica constatable y no conjeturas como que el 4% humano de CO2 sube la temperatura del planeta y nos aboca a la extinción.

¡¡Maldito CO2 que ayuda a las plantas crecer más y mejor consumiendo menos agua y permitiendo luchar contra la desertificación!! Acabemos con los combustibles fósiles ya o tendremos que vivir en junglas de lujuriosa vegetación

Por cierto que estos de SUEZ se dedican al negocio del agua, así que deberían ser grandes fans del CO2 en lugar de neutrales. Pero Europa se dirige con paso firme y marcial hacia la neutralidad climática luchando contra el CO2 que da la vida para que nos sintamos culpables de arrancar el Ford Fiesta y nos cobren hasta por tirarnos pedos…para salvar al planeta. Ese es el Pacto Social que ni tú ni yo hemos suscrito y sobre el que no se nos pregunta sino que se nos impone. Se nos imponen tasas, estilos de vida (por ejemplo comer menos carne), impuestos y resilientes sacrificios para lograr algo, reducir el CO2, que no está demostrado que sirva para nada bueno.

por cada tonelada de CO2 de origen antropogénico hay 25 toneladas de origen natural

Volviendo mi mirada a los beatos corporativos de Suez y les digo con mi dedo corazón elevado al cielo: «podéis iros a la mierda y más allá».

El clima de la Tierra es un sistema complejísimo en el que una estrella en la que cabrían 1,3 millones de tierras, llamada El Sol, es la responsable de que estemos aquí escribiendo acerca de lo idiotas que son ciertas empresas. En este sistema en el que el clima va cambiando (porque el clima por definición cambia, es parte de su esencia, y decir cambio climático es como decir rueda redonda) en ciclos más cortos dentro de ciclos más largos que a su vez se enmarcan en ciclos aún más prolongados hay muchos actores implicados:

.- El Sol: los ciclos del Sol hacen que la tierra reciba más o menos cantidad de radiación. El Sol tiene mínimos y máximos solares que afectan al clima en la Tierra y en todo el Sistema Solar. Las erupciones solares también influyen, y dentro de unos 4 mil millones de años el Sol hará que el clima en la tierra «cambie» cuando estemos literalmente achicharrados entro de la gran gigante roja en la que el Sol se convertirá

.- El movimiento de Precesión de los Equinoccios cambio en la orientación del eje de rotación), los cambios en la inclinación de dicho eje y la excentricidad de la órbita. Los ciclos de Milankovitch tienen en cuanta estos tres factores para determinar entre otras cosas cuándo y por qué se producen las glaciaciones

.- Los cambios en el campo magnético de la Tierra que afectan entre otras cosas al nivel de radiación cósmica que recibimos

.- Los océanos y su corrientes y ciclos a largo plazo, el cambio en su temperatura (más frío disuelve más gases, más caliente menos)

.- La órbita del Sistema Solar alrededor de la Vía Láctea (tanto alrededor del centro de esta como oscilando sobre el plano) pasando por zonas con más o menos radiación o polvo cósmico.

Y hay muchos más agentes que influyen en la evolución del clima, algunos aún por descubrir. Pero es el CO2…

A pesar de lo que es evidente, en esta dictadura global y mundial el discurso ÚNICO es que somos nosotros los culpables por quemar unos combustibles fósiles que son parte del ciclo del carbono de la Tierra del que nosotros somos una parte insignificante, y que debemos pagar por ello impuestos y también dejar de comer carne. Tiene su lógica perversa porque es imposible echarnos la culpa de los cambios en la excentricidad de la órbita terrestre… pero por eso no nos pueden (aún) cobrar impuestos.

Los cansinos petardos estomagantes de Suez nos dicen más adelante que «SUEZ España actúa como un aliado decisivo en la reconstrucción del mundo tras la pandemia» ¿De qué reconstrucción habláis chalados? ¿Por qué os consideráis un aliado de-ci-si-vo para reconstruir algo que no está roto? ¡Qué plaga de enteradillos salvaplanetas de tres al cuarto! El caso es repetir los mantras del Gran Reinicio, de empezar de cero como si en lugar de un virus nos hubiera golpeado un meteorito de 50 km de diámetro.

Lo que hay que hacer es crear riqueza, empleo y prosperidad. Hay que quemar combustibles fósiles, por supuestísimo que sí; también hay que invertir en crear motores más eficientes que logren una combustión más eficaz reduciendo la emisión de compuestos de azufre y metales pesados. Hay que seguir emitiendo el bendito CO2 y hay que emplear las fuentes de energía que sean rentables para producir electricidad y mover la economía hacia adelante. Hay que dejar de hacer caso a todos los asustaviejas que todo lo fían a reducir las emisiones de CO2. Se os ve a todos el plumero.

Y sobre todo hay que dejar de impulsar una única narrativa, hay que dejar de censurar a los que llevamos la contraria al Pensamiento Único que todo lo intoxica (minions de marketing son de los primeros en mutarse en zombies de la secta), hay que promover la libertad del individuo y el debate en lugar de hablarnos de jodidos pactos sociales que muchos no hemos pedido y que son un trágala impuesto por todos (Big Tech, estados, empresas, colectivos sistémicos).

Los de esta empresa woke que suministra agua nos piden finalmente que nos sumemos alborozados al Pacto Social obligatorio que nos garantice ser unos esclavos sumisos pero muy sostenibles e inclusivos.

«Para dar respuesta a los nuevos retos sociales y económicos que están por venir, SUEZ apuesta por la elaboración de un pacto social que garantice una recuperación económica sostenible e inclusiva, de acuerdo con los preceptos de la Agenda 2030 y los ODS».

Queridos directivos de Suez España ¿Os referís a esos ODS donde no se habla de libertad ni de democracia aprobados por todos los dictadores del mundo? ¿Habláis de un Pacto Social o de un abuso obligatorio? Apostad por lo que os salga del culo, idiotas; yo apuesto por mandaros a la mierda y más allá.

Únete al Grupo Abierto de Freenoticias en TELEGRAM

Únete al Grupo ABIERTO de Freenoticias en Telegram y podrás participar, opinar y colaborar con lo que vayamos publicando ¡Te esperamos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas