Disney se «reimagina» y demuestra ser posiblemente la empresa más racista y más cretina del mundo

Los empleados de Disney que no comulgan con las consignas desquiciadas y fuera de todo sentido común con que Disney les tortura, saben que deben estar callados y guardarse para sí mismos ideas tan ´racistas´ como creer en la igualdad de oportunidades o pensar que se debe tratar a todo el mundo igual independientemente de su raza.