sábado, octubre 16, 2021
InicioEconomía¿Vendéis luz o ideología? Endesa se suma a la plaga de empresas...

¿Vendéis luz o ideología? Endesa se suma a la plaga de empresas «woke» dedicadas a mostrar su virtuosismo progre

Más tontos se puede ser, ánimo Endesa, pero es difícil que seáis más cursis.

No contentos con tener clientes y darles servicio –eso es muy antiguo–, ahora las empresas más «concienciadas» (en terminología anglosajona «woke») nos venden también ideología, experiencias y sensaciones; nos quieren contar lo buenas que son y lo comprometidas que están con las causas de moda. Endesa por ejemplo, quiere que cuando enciendas el horno sientas que estás salvando el planeta y que eres parte de una comunidad de seres de luz abanderada por Juan Sánchez-Calero Guilarte.

Pon el lavavajillas con perspectiva sostenible; reduce tu huella de carbono; haz feliz a António Guterres, ese socialista gilipollas que dirige la ONU y que dice que el Covid es una consecuencia del heteropatriarcado y entona el kum ba yah rumbo a un 2030 donde ni tus bragas te pertenecerán.

Se llama RSC –Responsabilidad Social Corporativa– y consiste en que las empresas hacen suyos los valores de moda, les gusten o no, para aparentar ser unas putas ONGs y asociar sus marcas a todo lo que el rancio progresismo considera como salvífico y benéfico.

Encontré un publireportaje en las páginas de OkDiario (ojo, lo firma OkDiario) titulado:

EL CONSUMIDOR CONSCIENTE: AMANTE DE LAS ENERGÍAS LIMPIAS Y CLIENTE DE EMPRESAS COMPROMETIDAS

Traduzco: Si eres un consumidor consciente deberás amar las «energías limpias» (y odiarás las «sucias» puaj, ¡qué asco!) sobre todas las cosas y estarás abocado a ser cliente de empresas comprometidas… como, por ejemplo, Endesa.

En otras palabras viene a sugerir algo así como: «Solo los guarros cabrones sin conciencia pueden no elegir Endesa que va a salvarte a ti y al planeta». Elige Endesa, elige la virtud, escoge el bien.

…Si eres buena persona elegirás ENDESA

El artículo arranca así:

La transición energética y la descarbonización están progresando adecuadamente gracias al esfuerzo de personas y empresas. Por ello, y teniendo en cuenta la altísima importancia de los ODS de la ONU y el Pacto Verde de Bruselas para 2030, el consumidor es cada día más consciente de su papel en la reducción de la huella climática, cambia cada día detalles de su vida y busca ir de la mano de compañías donde el medio ambiente y la sostenibilidad sean parte de su estrategia.

Me conozco a los gurús del marketing muy bien, suelen ser personajes incapaces de decir cuatro palabras seguidas sin soltar un anglicismo y para los cuales la moda ahora está en «apropiarse de territorios». Apropiarse de territorios significa que cuando tu pienses en una marca la asocies con algo (Red Bull con deportes de riesgo por ejemplo). Endesa quiere que tú consumidor cuando pienses en ellos veas árboles y pajaritos piando.

«La altísima importancia de los ODS de la ONU» dicen ¿Quién no se afeita por las mañanas pensando en los ODS de la ONU? ¿Acaso tú que lees este artículo no hablas con tu novio horas y horas por teléfono sobre los ODS de la ONU? ¿Qué ODS de la ONU es tu favorito? Ni yo que soy un masoquista que leo publicaciones de esta organización mafiosa –la ONU– sabía qué son los ODS. Lo primero que me viene a la mente siendo algo Onusesco es que significa Os Damos por Saco.

Los ODS que ha incluido el/la tontolculo-a de marketing de ENDESA, dando por sentado que todos somos tan woke y trendings como él ella o elle, son los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Son 17 ODS, se resumen en acabar con la pobreza, el hambre y las injusticias. Me apunto. Me apunto a los fines pero no a los medios. Y esa es la clave. El fin no justifica los medios, sobre todo cuando hay distintos medios para lograr un mismo fin. Veamos uno de esos ODS:

Objetivo 9: INDUSTRIA, innovación, infraestructura. Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.

En 13 palabras han colado «resiliente», «inclusiva» y «sostenible»…voy al baño, ahora vuelvo.

Me vino una arcada. Creo que falta «empoderar» las infraestructuras y dotarlas de perspectiva de género para que el objetivo hubiera quedado repugnantemente redondo.

Me vais a perdonar pero yo lo que diga la ONU, un club repleto dictadores, raramente me merece respeto alguno. Empezando por su secretario general –el covid consecuencia del heteropatriarcado– y terminando por el Consejo de Seguridad –los cinco con derecho a veto– casi todo en la ONU es un puto chiste; no es ni un club, se queda en un puticlub muy caro.

Ninguno de esos objetivos que hablan de inclusividad (6 veces) o de sostenibilidad (19) pueden alcanzarse mientras en el mundo más de la mitad de sus habitantes vivan bajo dictaduras de uno u otro pelaje…

PORQUE LA PALABRA DEMOCRACIA NO APARECE EN UNO SOLO DE ESOS ODS…de los cojones (hay que jODerSe)

Objetivo 5: IGUALDAD de género. Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas.

Tal vez hacer algo para evitar que en Irán las niñas puedan casarse con viejos a partir de los 9 años sería una ayuda para empoderarlas pienso yo –¡oh, facha de mí!–. Irán es un país que ha firmado esto de los ODS y además está representado en los grupos de trabajo de la ONU para avanzar en el tema ¿Cómo va a empoderar a sus niñas cuando las obligan a taparse el pelo desde los 9 años y las casan con hombres adultos?

Tal vez tenga algo que ver que el responsable en España para todo esto de la agenda 2030 y los objetivos de sostenibilidad sea Enrique Santiago, secretario general del PCE (Partido Comunista de España). ENDESA se alinea con toda esta basura para maquillarse de empresa guay y concienciada con la que inevitablemente tendremos que contratar nuestros suministros si de verdad somos buenos ciudadanos ¡Jodidos hipócritas!

Tal vez alguien en ENDESA tenga la respuesta, quién sabe. Arabia Saudita, China, Yemen, Siria, Somalia, Burkina Faso, Korea del Norte; naciones firmantes del rollo ODS que se van a pasar por sus diplomáticas pelotas todos y cada uno de esos objetivos que empresas como ENDESA nos venden junto con el recibo de la luz.

Porque si te dicen que cada vez que arrancas el coche o enciendes la calefacción estás matando al planeta pueden manipularte a su antojo. Porque te pueden cobrar impuestos nuevos para arreglar problemas inexistentes con soluciones perfectamente inútiles

Naciones donde impera la ley islámica –Sharia– en una u otra forma como Arabia Saudita, Brunei, Indonesia (Aceh), Emiratos Árabes Unidos, Marruecos (derecho civil), Paquistán,… son firmantes de un acuerdo en el que no creen, pero que ENDESA te vende a ti. En Brunei por ejemplo te azotan por ser una descocada o te aplican la pena de muerte por apostatar del islam… pero lo hacen de forma inclusiva y sostenible mientras te piden que seas resiliente.

Claro que todos queremos acabar con el hambre en el mundo y con los abusos hacia las mujeres o hacia cualquiera, algunos fachas incluso creemos que este proceso se aceleraría si se tirara de las orejas, de verdad y no con pellizcos de monja, a los gobernantes corruptos y dictadores de decenas de países que roban a sus pueblos paupérrimos para forrarse. Curiosamente acaban forrándose invirtiendo en empresas –directa o indirectamente– que luego nos piden ser eco-friendly y supersostenibles… a los occidentales. Pero acabar con esas dictaduras o incluir la palabra democracia en esos 17 ODS no entra dentro de los parámetros de la ONU. Tampoco entra en los parámetros de China ayudar a quitar de en medio a esos dictadores que ellos generosamente sobornan. Es más fácil para el régimen chino rapiñar los recursos naturales de otros países cuando los tiranos a los untan señorean esas naciones.

Endesa es una de esas empresas que practican el capitalismo de amiguetes al calor de la corrupción política. Una empresa que se entregó por parte del gobierno de Zapatero a la empresa italiana ENEL (70% del capital de Endesa). José Luis Rodríguez Zapatero, autorizó el 3 de febrero de 2006 la adquisición de ENDESA por parte de la empresa italiana ENEL contando con el informe favorable de la entonces directora general de Competencia, Nadia Calviño y en contra del Tribunal de Defensa de la Competencia. A Manuel Pizarro, entonces presidente de Endesa, que salió en defensa de los pequeños accionistas, le laminaron sin contemplaciones.

Da ascazo esta epidemia de corrección política que abochornaría a los censores de Franco, y me repugna esa cosa odiosa llamada «autocontrol de la publicidad»

En estas guerras del capitalismo de amiguetes empresas que van de santas por la vida se han empleado «sosteniblemente» a fondo. Iberdrola supuestamente pagó al comisario Villarejo para que espiara a ENDESA en relación a un supuesto boicot de esta a la central térmica de Arcos de la Frontera de Iberdrola. Enel se apoderó de todas las filiales de ENDESA en Hispanoamérica y encima se permitieron sacar a la luz sobornos a políticos por parte de la filial chilena. Multas, concursos viciados –como con la empresa eléctrica del Cádiz del comunista Kichi–, pero eso sí son jodidamente sostenibles. Y como son tan güenos y tan sostenibles, los consumidores responsables –los irresponsables no– acuden como polillas a la tibia luz que emana de sus medioambientales propósitos. Kum ba yah.

Debemos reducir la huella de carbono para descarbonizar el planeta y salvarnos del apocalipsis, uno de esos mantras progres que pocos se atreven a enfrentar. Yo sí y aquí expongo los argumentos que ya he dado en otros artículos al respecto.

Cuando la ONU o el secretario general del Partido Comunista de España (PCE) Enrique Santiago –a cargo del asunto como responsable de la Agenda 2030 en España– te hablan de sostenibilidad te están diciendo cómo, cuándo, hasta dónde y en qué moverte, qué comprar y qué no, e incluso qué comer y en qué cantidades. El argumento es que las emisiones de CO2 de origen humano (antropogénico) son terribles y ponen en peligro a nuestro planeta al ser la principal causa del famoso y mítico «cambio climático». En realidad la responsabilidad del CO2 antropogénico como principal palanca de un posible cambio climático no pasa de ser una hipótesis, una bastante mala por cierto. Basándose en esta hipótesis, encarnada en la niña-caricatura Greta Thunberg, la sostenibilidad decreta que toda la economía del Planeta se debe supeditar al objetivo de reducir las emisiones de este gas sin el que la vida en el planeta no existiría. El CO2 es el alimento de las plantas. El beneficio para el planeta de estas políticas está por ver pero el efecto en nuestras vidas de estas políticas verde-fascistas será mucha menor movilidad, mayores costes y más prohibiciones. El paraíso de cualquier cabroncete liberticida

El CO2 es un gas que NO es venenoso, sino que es el principal alimento de las plantas; sin él la vida en el planeta (ese planeta que vamos a salvar dejando de comer carne) no podría existir. Sin CO2 no podríamos respirar como veremos más adelante. El CO2 que hay en la tierra es el mismo desde hace miles de millones de años porque la cantidad de carbono y oxígeno no ha cambiado ni cambiará a menos que empecemos con la minería espacial.

El CO2 que hay en la atmósfera actualmente equivale a algo más de 400 partes por millón. En la Tierra hemos tenido niveles de 7.000 partes por millón en épocas donde la vida florecía como en los períodos Cámbrico o Devónico. En el Jurásico, con dinosaurios bien hermosos y sin rastro de humanos, andaba la cosa en 2.500 partes por millón.

CO2 Fairytales in Global Warming
Evolución de la temperatura media del planeta y el nivel de CO2 en la artmósfera desde hace 600 millones de años basado en el estudio de ROBERT A. BERNER y ZAVARETH KOTHAVALA del Departamento d Geología y Geofísica de la Universidad de Yale.

Como puede además verse en el gráfico superior NO EXISTE CORRELACIÓN PROBADA ENTRE EL CALENTAMIENTO GLOBAL Y LOS NIVELES DE CO2 en la atmósfera. Otro dato que se oculta es que de las 400 partes por millón, tan solo un 4% son resultado de la actividad humana. De los 220 gigatoneladas de CO2 que se emiten a la atmósfera al año, 10 corresponden a la actividad humana. Menos del 5% del total es de origen humano; las termitas producen un 2%. El océano emite alrededor de un 40%, un 25% es por procesos de descomposición y otro 25% por la respiración de plantas y animales.

Quiero ejecutivos de marketing a los que de una santa vez les crezcan las pelotas necesarias para hacer publicidad un poquito más punky y no tan santurrona.

El CO2 es más tirando a gas cojonudo que al malo de la película. Sin CO2 nos vamos a la mierda. Hablaba antes de la respiración humana (y animal), pues bien el CO2 permite debilitar el vínculo entre la hemoglobina y el oxígeno lo que hace que este llegue mejor a las células (quien quiera saber más que busque el efecto Bohr); niveles bajos de CO2 provocan tensión alta puesto que para evitar la mala entrega de oxígeno el cuerpo lo compensa aumentando la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea; un nivel bajo de CO2 en sangre vuelve a esta más alcalina, y una sangre con un Ph 8 significa la muerte; no me extenderé pero el CO2 ayuda también al sistema digestivo, sistema inmunológico y sistema nervioso.

Por cierto, que por debajo de 150 partes por millón de CO2 atmosférico las plantas mueren y nos vamos todos al carajo y en cambio la vida ha florecido con niveles 10 veces mayores de dióxido de carbono que los que «padecemos» a día de hoy.

globe of Earth from North Pole perspective
Fuente NASA

Aquí uno de esos descubrimientos «incómodos»; resulta que según un estudio de la NASA de 2016 entre un cuarto y la mitad de las tierras con vegetación de la Tierra han mostrado un enverdecimiento significativo durante los últimos 35 años, en gran parte debido al aumento de los niveles de dióxido de carbono atmosférico. Los hallazgos se basan en modelos informáticos y datos recopilados por los satélites de la NASA y la NOAA. La tierra es más verde hoy que en 1982; la superficie sumada de las hojas ha aumentado el equivalente a cubrir los EEUU dos veces de verde.

LA TIERRA ES MÁS VERDE HOY QUE EN 1982; LA SUPERFICIE SUMADA DE LAS HOJAS HA AUMENTADO EL EQUIVALENTE A CUBRIR LOS EEUU DOS VECES DE VERDE.

Llegará el día en que prohíban la ciencia «hereje», y no lo digo de broma. Cualquier estudio o trabajo cuyas conclusiones se salgan de la ortodoxia del dogma acabará en la basura. Cualquier científico honesto te dirá que siempre hay dinero para estudios que corroboren los postulados de lo considerado políticamente correcto y ni un céntimo si las conclusiones no son consideradas aceptables. Volvemos a los tiempos de Galileo cuando se empeñaba, hereje él, en decir que la Tierra gira alrededor del Sol

El término «cambio climático» es verdaderamente estúpido, es como decir columpio oscilante, el clima cambia en ciclos cortos, largos y muy largos. Nuestro planeta es una canica azul dando vueltas a 150 millones de kilómetros de distancia alrededor de una bola con reacciones nucleares continuas con un volumen un millón y medio de veces el de la Tierra. Los ciclos solares, los cambios en el campo magnético de la Tierra o del Sol, las erupciones solares, el polvo cósmico del rincón de la galaxia por el que vaya el Sistema Solar en cada momento pueden afectar mucho más la temperatura o el clima de nuestro planeta que que quememos un combustible proveniente de organismos vivos…

¿Por qué les mola tanto entonces a todos estos cabronazos desorejados lo del cambio climático por el CO2? Pues porque de momento el Sol no lo controlan y porque te pueden echar la culpa y hacerte sentir mal. Porque si te dicen que cada vez que arrancas el coche o enciendes la calefacción estás matando al planeta pueden manipularte a su antojo. Porque te pueden cobrar impuestos nuevos para arreglar problemas inexistentes con soluciones perfectamente inútiles. A la mierda con ellos y viva el CO2 y viva el petróleo. Y en general que vivan todas las energías que nos permitan avanzar.

El discurso del CO2 antropógenico malvado les sirve para hacerte sentir culpable y arrepentido (de algo que no has hecho) y sobre todo les sirve para mantenerte asustado y dispuesto a obedecer y a sacrificarte. De paso también les es una coartada útil para decir que todo es culpa de Occidente, del capitalismo o del heteropatriarcado…

Existe una competencia entre las grandes empresas por ver cuál es la más iluminada –woke– y más concienciada, cuál es la más verde, sostenible, resiliente, inclusiva, empoderadora y su putísima madre. Yo, facha de mí, quiero empresas que me vendan buen servicio a buen precio y que no cometan barbaridades medioambientales (y no hablo del CO2 sino de minería de tierras «raras», óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre, metales pesados) ni se aprovechen de mano de obra infantil (ver nuestro artículo sobre los abusos de Nespresso). Quiero cervezas que sepan bien y no me vendan estilos de vida, que yo tengo el mío y si lo quiero cambiar cervezas Estrella no estará en mi lista a la hora de pedir consejo. Quiero juguetes para mis hijos que no me suelten cursiladas en sus anuncios empleando frases progres –Lego: reconstruye el mundo–

Quiero ejecutivos de marketing a los que de una santa vez les crezcan las pelotas necesarias para hacer publicidad un poquito más punky y no tan santurrona. Da ascazo esta epidemia de corrección política que abochornaría a los censores de Franco, y me repugna esa cosa odiosa llamada «autocontrol de la publicidad». Y lo de Endesa con su artículo en el periódico de Eduardo Inda (la pasta es la pasta). Más tontos se puede ser, ánimo Endesa, pero es difícil que seáis más cursis.

Mira el mundo a través de las creaciones LEGO® de los niños - LEGO.com ES
Lego, otra empresa woke tocapelotas

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies