Ayuso, la de la «libertad», una firme defensora de la ideología de género que enseñará –por cojones– a tus hijos

De acuerdo con esta ley un hombre de 2 metros y 130 kilos de peso puede mañana llegar a la administración de la Comunidad de Madrid y exigir que le cambien su género de varón por el de girlflux que es un género en el que una persona puede experimentar diversos grados de identidad femenina, a pesar de su sexo biológico. Si el funcionario le pone cualquier pega además de llamarle tránsfobo…