domingo, mayo 16, 2021
InicioEconomíaDinero que expira. China lanzará una moneda virtual con fecha de caducidad...

Dinero que expira. China lanzará una moneda virtual con fecha de caducidad como los yogures

Imagínate que el dinero de tu sueldo, el de tus inversiones o el que recibes como pago por las facturas que emites tuviera fecha de caducidad porque al estado le salió de los cojones. En China, dónde si no, ya existe.

El pasado agosto el Ministerio de Comercio de China publicó nuevos detalles de su programa piloto para que la moneda digital del banco central del país (CBDC, Central Bank Digital Currency) se extendiera a varias conurbaciones metropolitanas, incluidas Guangdong-Hong Kong-Macao, la Gran Zona de la Bahía, Beijing-Tianjin-Hebei y la región del río Yangtze. Esta fue la culminación de un proceso que comenzó en 2014 cuando China arrancó su proyecto de moneda digital, un proyecto que el FMI ha calificado de «extremadamente beneficioso».

Este pasado mes de octubre China estaba preparada para dar respaldo legal al lanzamiento de su propia moneda digital soberana, asentando su condición de nación pionera en la emisión de monedas virtuales, muy por delante de otros países, después de haber experimentado recientemente con pruebas a gran escala de pagos reales por parte de los consumidores, encontrándose con resultados mixtos. El Banco Popular de China publicó un proyecto de ley hace una semana que daría estatus legal al sistema de Pago Electrónico en Moneda Digital (DCEP por sus siglas en inglés), y por primera vez se ha incluido y definido el yuan digital como parte de la moneda fiduciaria soberana del país.

El diseño para el yuan digital se lanzó hace un año, inmediatamente después del ambicioso — y de momento fallido — lanzamiento de la Libra de Facebook (otra dictadura como China) después de que los socios corporativos fundadores de esta se dividieran por falta de confianza en el proyecto y por temor a que los reguladores federales de EE. UU. y las autoridades monetarias de otros países se les echaran encima.

Sherlock Holmes, la Navaja de Ockam y el virus chino
Sherlock Holmes, la Navaja de Ockam y el virus chino

El proyecto de ley chino también prohibe que cualquier actor pueda emitir o fabricar tokens digitales respaldados en yuanes para reemplazar el renminbi (nombre real del Yuan) en el mercado.

Este pasado mes de octubre de 2020, China se convirtió en la primera nación en realizar una prueba con su propia moneda digital cuando el gobierno de Shenzhen llevó a cabo una lotería para regalar un total de de 10 millones de yuanes (alrededor de 1,3 millones de dólares) en esta moneda digital. Casi 2 millones de personas solicitaron recibir esta «propina» y 50.000 personas resultaron agraciadas con la misma.

Los ganadores debían descargar una aplicación digital para recibir un «paquete rojo» por valor de 200 yuanes digitales (25 euros), que luego pudieron gastar en más de 3.000 comercios designados en el distrito Luohu de Shenzhen. A partir de ese piloto podrán gastar ese nuevo dinero en cualquier comercio.

La idea era no solo probar la tecnología involucrada, sino también impulsar el gasto de los consumidores a raíz de la pandemia de COVID-19. En resumen, China no solo está subsidiando la economía de planificación centralizada manipulando el lado de la oferta, sino que ahora puede también reforzar la demanda entregando moneda digital a quien el Estado decida.

Por supuesto, a diferencia de las monedas tradicionales basadas en cuentas del banco central, como las reservas, o las criptomonedas descentralizadas como el bitcoin, la moneda digital de China estará controlada por el banco central del país y estará disponible instantáneamente para cualquiera.

Según las autoridades chinas «se espera que la adopción de tokens del banco central digital por parte de China sea perfecta, ya que la mayoría de los pagos se realizan ya de forma digital a través de dos empresas, TenCent y AliPay, y ya son muy populares en el país. Concluimos que la exitosa prueba de Shenzhen significa que una implementación amplia es solo cuestión de tiempo «.

Aún así, faltaba una cosa: un sello de aprobación por parte del guardián no solo del sistema de pagos global, sino también del protector del sistema de reserva en dólares, SWIFT. China también ha logrado este visto bueno. SWIFT, el sistema global de mensajería financiera y pagos transfronterizos, ha establecido una empresa conjunta con el instituto de investigación de moneda digital y el centro de compensación del banco central chino, en un claro guiño de que China está explorando el uso global de su yuan digital.

Beijing está a tan solo un paso de convertirse en el primer país del mundo en lanzar su divisa en versión digital y con las bendiciones del FMI y SWIFT. Es ya una realidad.

A nuestro entender la emisión de esta nueva moneda en tiempo récord y con la bendición de los organismos internacionales es otro signo más con el que la tiranía china demuestra que la 3ª Guerra Mundial que ellos desataron empleando un virus — el Covid es producto de ingeniería genética y de experimentos de ganancia de función llevados a cabo intencionadamente por la dictadura china, como está prácticamente demostrado — la están terminando de ganar.

Esta moneda digital es absolutamente lo opuesto a las criptomonedas y no tiene absolutamente nada que ver con los Bitcoin. China inventó el papel moneda, y ahora el gobierno chino está acuñando efectivo digitalmente.

Estados Unidos, como emisor de dólares que los más de 21.000 bancos del mundo necesitan para hacer negocios internacionalmente, ha exigido durante mucho tiempo información sobre los principales movimientos de divisas transfronterizos. Esto le da a Washington la capacidad de «congelar» a individuos e instituciones fuera del sistema financiero global al prohibir que los bancos realicen transacciones con ellos, una práctica criticada como «armamento del dólar».

El yuan digital podría darles a aquellos que Estados Unidos busca penalizar una forma de intercambiar dinero sin el conocimiento de estos. Los intercambios no necesitarían usar SWIFT, la red de mensajería que se usa en transferencias de dinero entre bancos comerciales y que puede ser monitoreada por el gobierno de EE. UU.

Para que el visto bueno de las instituciones internacionales al yuan digital se diera, China necesitaba reemplazar a Trump. Nadie mejor que un trampantojo humano apellidado Biden. Con la ayuda de su nueva arma totalizante, el Covid, y el apoyo de las Big Tech y de todas las grandes corporaciones estadounidenses — y un fraude palmario — lograron el pasado noviembre colocar al frente de la Casa Blanca a un demente senil y quitarse de en medio al presidente que empezaba a plantarles cara.

Sin duda, una alternativa creíble al dólar reduce la necesidad de acaparar la divisa norteamericana para los socios comerciales de Estados Unidos, lo que a su vez tendría profundas implicaciones en los patrones de ahorro global, a partir de ahí, los flujos de capital global se verán bastante alterados. Las consecuencias para el déficit perenne de Estados Unidos serán demoledoras.

Mac Donalds miente. Pagar en metálico no es peligroso
Mac Donalds miente. Pagar en metálico no es peligroso

Además de realinear el equilibrio global del poder monetario prácticamente de la noche a la mañana, la moneda digital de China mata a otro pájaro con el mismo disparo: permite una vigilancia y supervisión sin precedentes sobre cada transacción y sobre cualquiera que emplee este dinero.

El yuan digital también es rastreable, lo que agrega otra herramienta a la intensa vigilancia de la dictadura china. El gobierno despliega cientos de millones de cámaras de reconocimiento facial para monitorear a su población, empleándolas para imponer multas y para apuntalar su sistema de Crédito Social por el que penaliza a los ciudadanos «malos» impidiéndoles viajar o que sus hijos vayan a la escuela que ellos elijan (entre otras cosas, e irá a más). Una moneda digital permitiría por ejemplo imponer y cobrar multas en el mismo momento en que se produzca la infracción y llegado el caso las autoridades pueden vaciarte a cartera con una sola orden ¿Verdad que es una maravilla el comunismo?

Si bien China no ha publicado la legislación final para el programa del yuan digital, el banco central dice que inicialmente puede imponer límites a la cantidad de yuanes digitales que las personas pueden poseer, como una forma de controlar cómo circula y proporcionar a los usuarios cierta dosis de seguridad y privacidad. La puntita nada más, lo prometo.

El dinero en sí es programable. Pekin ya ha probado el funcionamiento de fechas de caducidad para alentar a los usuarios a gastarlo rápidamente en momentos en que la economía necesite un impulso por el lado de la demanda.

El dinero en metálico es sinónimo de libertad. Cuando compras con papel moneda, tu banco, las Big Tech, las grandes empresas y el Estado no saben en qué te gastas ese dinero y les cuesta más tener un perfil completamente exacto de tu comportamiento. La libertad y todo lo que sea bueno para tenerla, es algo que en estos días se busca aniquilar. Como decíamos en nuestro artículo del 29 de abril del año pasado «La nueva anormalidad al final del túnel»

«El metálico es un problema para nuestros pastores globalistas porque es un recurso que nos permite tener «demasiada» libertad de acción y de movimiento, y escapar un poco de su control. Si tienes efectivo puedes comprar cosas sin que el fisco, y quien no es el fisco, se entere. Si tienes el dinero en una cuenta corriente y pagas con tarjeta el poder de turno puede multarte, embargarte, saber dónde, cuándo y por cuánto compras. Con el dinero virtual es más fácil obtener el perfil que tienes como comprador, saber qué te gusta, tus vicios y debilidades, vender, cruzar o intercambiar tus datos y llegado un punto bloquearte completamente».

EL VIRUS ES UN CATALIZADOR QUE PERMITE ACELERAR EL PROCESO DE ESCLAVIZACIÓN PROGRESIVA DEL SER HUMANO

El sueño húmedo keynesiano para impulsar la velocidad en la circulación del dinero finalmente se hace realidad. Y cuando hablamos de dinero programable estamos hablando de que también puede ser un dinero que solo se pueda usar para comprar en determinados comercios y que así pueda ser castigado el dueño de una tienda, o dinero que dependiendo de en las manos de quién esté pueda valer para solo adquirir hasta un límite de determinado tipo de bienes (carne por ejemplo)

Es solo cuestión de tiempo antes de que otros bancos centrales sigan el ejemplo de la dictadura vencedora de esta III Guerra Mundial — no declarada pero con un claro vencedor y muchos vencidos –. De acuerdo con las últimas estimaciones provisionales para el lanzamiento del ISO 20022, el estándar de transacción universal requerido que hará posible el pago en monedas digitales, ya se contempla el segundo semestre del año próximo. No obstante China ya está lista para funcionar tan pronto como quieran este año.

De Teherán a Davos. Retrato de los vencedores
De Teherán a Davos. Retrato de los vencedores

Hay una razón geopolítica detrás de la decisión de China de darle una fecha de vencimiento a su moneda digital. Byrne Hobart –periodista financiero estadounidense — lo describe con estas palabras:

«El dinero programable, vinculado a identidades del mundo real y rastreado universalmente por un banco central, comienza a parecer sospechosamente un sustituto para el consumidor de último recurso. Cada año que China se enriquece, el consumo interno juega un papel más importante (las exportaciones representaron el 26% del PIB de China en 2010 y el 18% el año pasado). Si el consumo interno puede controlarse estrictamente, entonces es una manera no solo para aumentar el volumen de consumo, sino para controlar la variación de la demanda de los bienes que produce China. Todavía no es suficiente para igualar el tamaño y la variabilidad de la demanda global de las exportaciones de China, pero cada año se acerca».

Byrne Hobart

En resumen, mientras que EE. UU. Y China están hablando seriamente sobre el desacoplamiento, el yuan digital, que ahora es una realidad, indica que el gobierno de China no solo lo está planificando de manera más efectiva, sino que será el primero en romper por completo todos los vínculos con Estados Unidos en particular y con Occidente en general cuando llegue el momento y haciendo gala de su supremacía mundial. Xi Jingping se apresta a hacer lo que criticaba a Trump por tratar de hacer.

La "nueva" normalidad

La mayoría de los bancos centrales están ocupados preparándose para la introducción de monedas digitales (CBDC). Las CBDC son monedas digitales emitidas por los bancos centrales. A veces se las conoce como la versión digital de un billete de banco, pero en muchos casos esto no es correcto. De hecho, existen muchas variantes potenciales diferentes.

En el caso de la CBDC china la tecnología que utilizará el público para los pagos se basa en la tecnología de pagos tradicional y no en la tecnología blockchain como en el caso de las criptomonedas. El objetivo del Banco Central de China y del gobierno de esta dictadura tiránica es alcanzar una capacidad de 300.000 transacciones por segundo. Aunque no lo emplee para las transacciones entre particulares, el propio banco central podría utilizar blockchain, por ejemplo, para transacciones mayoristas o liquidaciones en DCEP entre bancos privados. Aunque el DCEP es una moneda sin efectivo que se mantendrá en una cuenta con una entidad privada, también existe la posibilidad de utilizar una funcionalidad basada en tokens, empleando por ejemplo un chip para efectuar pagos entre particulares, incluso sin que medie internet. Esto es especialmente necesario para una adopción exitosa en las áreas rurales de China. Esta funcionalidad basada en tokens será ampliamente utilizada, como resultado de lo cual el DCEP competirá con el efectivo.

Objetivos, declarados y no declarados, que persigue China con su DCEP:

Prevención de un monopolio en el sistema de pagos

El Banco Central de China quiere evitar una situación en la que WeChat y AliPay se hagan cargo del sistema de pagos online en el país.

Hacer llegar a todo el país el dinero online

Los pagos sin efectivo dominan en gran parte de China. Pero en las regiones más pobres, especialmente en las zonas rurales, la gente tiene menos acceso a servicios bancarios como el crédito regular. En estas áreas, el efectivo todavía juega un papel importante. Los pagos en mundillo criminal, incluida la industria del juego ilegal, también se realizan en gran parte en efectivo. El DCEP ofrecerá a las personas de estas regiones acceso total a los servicios financieros, pero también puede reducir la importancia de los pagos en efectivo. Por lo tanto, el principal objetivo del DCEP es reemplazar el efectivo. En términos de características, también se parecerá mucho al efectivo.

Control absoluto sobre su población y a ser posible sobre todo el mundo

A diferencia de las transacciones de pago que utilizan una cuenta bancaria, que por definición dejan rastros en los registros bancarios, los pagos en efectivo son altamente anónimos. Como hemos dicho, el DCEP se parecerá mucho al efectivo, con la posibilidad de realizar pagos directamente de una persona a otra. Por tanto, parecería que se salvaguarda cierto grado de anonimato. Pero al considerarlo más a fondo, queda claro que el banco central, y por lo tanto el gobierno chino, tendrá una visión completa de todas las transacciones identificando quien participa en ellas en todo momento

En concreto, en una transacción entre dos personas efectuada con DCEP se asegurará el anonimato entre estas dos personas, como es el caso de un pago en efectivo. Pero el banco central siempre puede establecer en una fecha posterior quiénes estuvieron involucrados en la transacción. Esto permitirá un seguimiento más eficaz de las transacciones ilegales — y las legales de disidentes — que si se realizaran en efectivo.

Restringir la fuga de capitales

Aunque China no tiene movimientos de capital transfronterizos libres, la fuga de capitales es un fenómeno común y sustancial. La fuga de capitales puede ocurrir de varias formas y, a menudo, es difícil de rastrear. Por ejemplo, las empresas chinas que comercian internacionalmente pueden manipular facturas, como resultado de lo cual se puede transferir dinero al extranjero. Las personas también pueden usar el sistema Bitcoin para ocultar dinero a las autoridades y / o transferirlo al extranjero.

Al gobierno chino, al igual que a sus homólogos en Europa y EE. UU., le preocupa que las criptomonedas puedan asumir un papel importante como alternativa al dinero regular en circulación, pero también pueden convertirse en un vehículo para la fuga de capitales. Cuando Facebook anunció en abril de 2020 que tenía la intención de crear su propia moneda, la Libra, compuesta por una canasta de monedas digitales, los bancos centrales reaccionaron de inmediato dado que podría ser usada para la fuga de capitales. Con el DCEP, el Banco Central de China tiene la intención de frenar el impulso de las monedas privadas.

Retención de soberanía monetaria

Esto está relacionado con el punto anterior. Si las personas tienen fácil acceso a una moneda estable privada, en realidad podría, en cierto sentido, reducir el papel de la moneda nacional. En tal situación, el banco central nacional pierde el control de las condiciones monetarias en su propio país. Sin embargo, es importante destacar que China también podría utilizar el DCEP para interferir con la soberanía monetaria en otros países.

Control de la economía

La forma en que está diseñado el DCEP chino, puede convertirse en un vehículo perfecto para una economía casi por completo ordenada: permite que todas las transacciones sean monitoreadas y abre la puerta a un un modelo de banca comunista donde el sistema financiero esté bajo el completo y total control estatal.

Internacionalización del renminbi (yuan)

El uso del renminbi en transacciones internacionales es todavía relativamente limitado, ciertamente en comparación con el dólar y el euro. Pero China está trabajando constantemente para aumentar su uso, e incluso espera que algún día el renminbi pueda suceder al dólar como moneda de reserva global. China ve al DCEP como un vehículo importante para fortalecer la posición internacional del renminbi, ya que los extranjeros también podrán utilizar el DCEP en transacciones con China.

El beneficio de esto para China es que puede liquidar una mayor parte de su comercio internacional en renminbi (digitales). China se ha centrado inicialmente en África a este respecto. Muchos países africanos no tienen monedas totalmente convertibles y el comercio mutuo se liquida con frecuencia en dólares estadounidenses, lo que es caro. China tiene como objetivo lograr una situación en la que los países africanos puedan utilizar el DCEP no solo en su comercio con China, sino que también lo utilizarán para sus transacciones nacionales. Este es un buen ejemplo de cómo China apunta a posicionarse internacionalmente y cómo varios proyectos e instituciones cooperarán bajo la dirección del gobierno. De hecho, el modelo más nuevo del teléfono inteligente Huawei incluye una aplicación que permite el pago en DCEP sin necesidad de Internet. Actualmente, Huawei ya es un proveedor líder de telecomunicaciones en África, lo que le da a China una ventaja.

Debemos tener en cuenta que si bien China tiene la intención de fortalecer su propia soberanía monetaria con el DCEP, claramente no tiene reparos en cuanto a su uso para socavar la soberanía monetaria de otros países. Si no solo una mayor proporción del comercio entre China y los países africanos, sino también una parte del comercio intraafricano pudiera liquidarse pronto en DCEP, por lo tanto, el renminbi, el uso internacional de la moneda china aumentará significativamente. Tenga en cuenta que si una mayor parte del comercio internacional de China se realiza en DCEP, también será más difícil para los importadores y exportadores chinos utilizar el comercio como una forma de canalizar fondos al exterior. Por lo tanto, el gobierno chino tendrá que reducir la fuga de capitales, aunque no será posible eliminar por completo este fenómeno.

Únete al Grupo Abierto de Freenoticias en TELEGRAM

Únete al Grupo ABIERTO de Freenoticias en Telegram y podrás participar, opinar y colaborar con lo que vayamos publicando ¡Te esperamos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas