La Iglesia de la Calentología

El último libro de Publio cortés de Lezo sobre el culto esclavista "calentólogo"

InicioSin categoríaFeijoo quiere sancionar a quien no se vacune ¿Cómo era eso de...

Feijoo quiere sancionar a quien no se vacune ¿Cómo era eso de Ayuso de Socialismo o Libertad?

-

El líder socialista del PP gallego, Alberto Núñez Feijoo, quiere multar a quienes se nieguen a ponerse la vacuna. Las sanciones que propone este tirano gallego van de los 1.000 a los 60.000 euros. Feijoo milita en el partido de una tal Ayuso que dice no sé qué de socialismo o libertad…Lo digo para que se tenga en cuenta ¡Vamos al lío!

Vaya por delante que yo me vacunaré cuando me toque o pueda, como creo que hará la mayoría de la gente, porque me parece que es algo bueno y confío en que con la vacunación podremos dejar de ir embozados por las calles y los parques. Sobre todo porque quiero que los niños se olviden de ese trozo de tela o papel o lo que sea y puedan de una puta vez ser niños en lugar de perritos con bozal.

Hecha esta aclaración creo que todo el mundo tiene derecho a negarse a que le metan una aguja en la piel y le inyecten cosas. Llamadme, de nuevo, facha pero respeto la libertad de cada persona para decidir si quiere ser vacunado o no. En este tema de las vacunas, como en todas las cosas, cada cual debe valorar los beneficios y los costes que le acarrea el pincharse. Los beneficios y los costes que compartan tomar una decisión, la que sea, no son los mismo para cada individuo porque las circunstancias de cada cual son distintas y la percepción de esos pros y contras es subjetiva — depende del sujeto –.

Nadie quiere pagar impuestos pero se deben pagar por el bien común, o eso dicen, y pagamos impuestos para evitar ser sancionados y acabar embargados por Hacienda. Por tanto, siguiendo con ese símil fiscal, aunque no quieras ponerte la vacuna como es por el bien común debes ser rejoneado con una aguja ¡Ah bueno! Entonces todo claro y termino aquí este artículo. Muy bien por el socialista Feijoo, militante del PP de Ayuso, y su propuesta de multar con entre 1.000 y 60.000 euros de sanción a quien se niegue a vacunarse.

¡Va a ser que no!

Tenemos que pagar ciertos peajes por vivir en comunidad, necesitamos vías de comunicación, seguridad pública, unas fuerzas armadas, prisiones, sanidad y educación; esas cosas se pagan con fondos públicos que son generalmente mal invertidos y que dejan abundantes rastros de corrupción política, qué remedio. Hay que pagar impuestos por el bien común y hay que procurar que esos impuestos sean lo más bajos posibles y se inviertan de la forma más racional y eficaz; las últimas dos cosas son quimeras, lo sé, aún así un estado eficaz debería esforzarse por saquear lo mínimo y gastar con eficacia y no emplear la hacienda pública para hacer campaña electoral gastando en chuminadas surtidas perfectamente prescindibles a costa de lo realmente prioritario.

Una cosa son los impuestos y otra cosa es el cuerpo de los ciudadanos. Recibir una inyección, tatuarse el DNI en el antebrazo, o llevar el pelo al cero pueden ser cosas vistas como “necesarias” de cara al bien común. A los defensores de regular todo, podar libertades e inmiscuirse en las vidas ajenas no les van a faltar argumentos para demandar la obligatoriedad de lo que se les vaya ocurriendo. Con la vacuna frenamos la propagación del virus, llevando el DNI tatuado la policía podrá identificarnos más rápido, y yendo todos pelones detendremos una epidemia de piojos mutantes y a la vez mostramos solidaridad con los calvos.

Salvamos vidas, ¿qué hay más importante que eso? Prohibiendo a las mujeres salir por la noche solas evitamos violaciones, ¿quién no se apunta? Impidiendo que existan los vehículos privados nos ahorramos accidentes de tráfico, ¡adelante! ¿Y por qué no prohibir que comamos carne en exceso? Ya puestos obliguemos a que la gente vaya al gimnasio para justificar haber quemado suficientes calorías y eliminado las toxinas necesarias para que en el supermercado, presentando su DNI microtatuado, nos permitan comprarnos una botella de whisky… ¡¡Cuántas vidas salvaríamos controlando a la gente hasta a la hora de cagar!! ¡¡Qué nobles causas!!

Por la senda que marca el socialista Feijoo vamos directos al “paraíso” del 2030. Ese paraíso lo definió una política cretina –valga la redundancia — danesa que responde al nombre de Ida Auken, en un artículo publicado por el World Economic Forum titulado: “Bienvenido al 2030. No tengo nada, no tengo privacidad y la vida nunca ha sido mejor”

Feijoo está en la misma línea que esta señora jutlandesa, para él imponer es bueno porque es por el bien común. Yo, facha de mí, creo que el bien común es la puta suma de los bienes individuales y que el objetivo debe ser el bien del individuo, y este bien no existe sin la bendita libertad. La “comunidad” no existe, no sangra, no le duele la cabeza, la comunidad es el sumatorio de individuos maravillosamente distintos.

Tal vez Feijoo, este socialista del PP –valga de nuevo la REDUNDANCIA — debería esforzarse por demostrar lo buena que es la vacuna, ofrecer argumentos en lugar de prometer multas y respetar la libertad de los que le votan y los que no, porque es empleado de todos, en lugar de amenazar con asaltar el bolsillo de quien no quiera que le inyecten la vacuna.

Ya lo he dicho, yo me vacunaré por convicción, y desearía que todo el mundo lo hiciera pero jamás apoyaré que se multe a quien no quiera ser vacunado, jamás apoyaré que se discrimine a quien no esté vacunado. Me vacunaré con la esperanza de eso ayude a que se desvanezcan todas las excusas para tenernos controlados, inmovilizados y encima con bozal. Si llega el caso de que estando vacunados al 70% seguimos embozados, sin podernos mover por el mundo y en estado de alarma, acabaré por dar la razón a los que se niegan a vacunarse. Lo mismo tras 5 años de puta pandemia y sus derivadas liberticidas muchos acabaremos alentando a todo el mundo a mandar a tomar por culo la mascarilla haremos llamamientos a la desobediencia civil. Muchos no compramos la “nueva normalidad”…china.

No quiero dejar de recomendaros un artículo que elaboramos en Freenoticias acerca del debate sobre el origen del COVID-19. A ver qué os parece:

Sherlock Holmes, la Navaja de Ockam y el virus chino
Sherlock Holmes, la Navaja de Ockam y el virus chino

Anuncio - Hosting Web de SiteGround - Diseñado para una fácil administración web. Haz clic para saber más.
Anuncio - Hosting Web de SiteGround - Diseñado para una fácil administración web. Haz clic para saber más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

El libro Maldito de Publio:

spot_img

LATEST POSTS

Federico Martinón un ejemplo de doctor que se ríe de ti

Ni un vendedor de crecepelo se atrevería a ir tan lejos como el doctor Martinón en su artículo
00:02:33

El Papa marxista hace un anuncio para Johnson & Johnson

Si no te lo crees, mira este vídeo y danos tu opinión

Mascarillas Béjar te dice en qué consiste querer a tus hijos. Por si no lo sabías

A mí francamente me importa una mierda, y cuarto y mitad de nada, si estos piadosos hipócritas hipersensibles tienen licencia o no, si fabrican en España o si importan de China sus mascarillas; lo que me cabrea es que me digan de forma nada subliminal que si quiero a mis hijos debería colocarles los bozales que ellos venden

Apple te quiere vigilar, y no son los únicos

Las empresas woke, los estados y los burócratas no elegidos de organismos supranacionales seguramente piensen que ya que tienen el juguete por qué no usarlo para buscar transfóbicos, machirulos, islamófobos o "negacionistas" de todo lo que sea que para ellos es verdad (hoy, mañana puede ser que no)

Most Popular

Anuncio - Hosting Web de SiteGround - Diseñado para una fácil administración web. Haz clic para saber más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies