domingo, abril 18, 2021
InicioOpiniónAmazon prohíbe hacer publicidad de libros que cuestionan la "ortodoxia" trans

Amazon prohíbe hacer publicidad de libros que cuestionan la «ortodoxia» trans

Amazon prohíbe al editor del libro «Irreversible Damage» (Daño Irreversible) llevar a cabo una campaña publicitaria en su plataforma y elimina la venta del best-seller «When Harry Became Sally» para contentar al sindicato LGBTQetc.

El primer libro, «Daño Irreversible», de Abigail Shrier, explora el fenómeno de muchas niñas que insisten impulsivamente en definirse como chicos movidas por la moda trans. El libro explica cómo esta afán alimentado por el sindicato LGBTQ afecta a las familias y al futuro y la esperanza de vida de las propias niñas. La secta que se esconde detrás de las siglas LGBTIQ quiere que libros como este de Shrier sean prohibidos tanto en Amazon como en los principales establecimientos de venta de libros. Chase Strangio, abogado trans perteneciente al movimiento ultraizquierdista «Unión Estadounidense por las Libertades Civiles», tuiteó:

El libro de Abigail Shrier crea una polémica peligrosa con el objetivo de hacer que las personas no sean trans. Pienso en todas las veces y en las formas en que me dijeron que mi transidad («transness» en inglés) no era real y en el coste diario que aún me cuesta. Tenemos que luchar contra estas ideas que están llevando a la criminalización de la vida trans nuevamente ”.

Lo primero que hay que decirle a Chase es que ser trans no es un logro y que entre impedir que los niños sean transexuales y fomentar que lo sean como si fuera una forma de ser mejor persona o más guay hay un término medio.

Otra pirada, porque no hay mejor término para definirla directamente, llamada Grace Lavery y que es profesora de Berkeley (un nido de pirados) pide a la gente en Twitterstán que roben este título de Abigail Shrier y quemen todos sus libros en una pira…pira de fuego no de pirada como ella. La pirada tiene 30.700 seguidores

«Animo a mis seguidores a robar el libro de Abigail Shrier y quemarlo en una pira».

Llamadme facha pero creo que evitar que las niñas y niños de entre 7 y 13 años tomen supresores de la pubertad como si fueran caramelos de menta y se mediquen, algo que les marcará hasta su muerte, para transicionar hacia un sexo distinto al que indican sus genitales, es abuso infantil.

En el caso de «Irreversible Damage» Amazon de momento permite su venta y tan solo prohíbe que se haga publicidad del libro. Amazon en cambio no tiene ningún problema en aceptar dinero si es para publicitar los libros que cantan las bondades de convertir a un Carlitos de 8 años en Carla a base de joderle una adolescencia que no podrá tener.

Otros libros corren peor suerte y han sido directamente desalojados de las librerías del ciber-dictador Jeff Bezos. Este es el caso de «When Harry became Sally» (Cuando Harry se convirtió en Sally) de Ryan T. Anderson que no puede encontrarse en Amazon como puede verse en esta captura

Amazon censura libros

Los senadores Marco Rubio, Mike Lee, Mike Braun, y Josh Hawley pidieron explicaciones a Amazon, la empresa asesina de Parler, acerca de los motivos para censurar el libro de Anderson y la respuesta de esta empresa fue la siguiente:

Empiezan como Twitter cuando te la va a meter doblada haciendo una encendida defensa de su «neutralidad» y de cómo ellos apuetan por brindar acceso a todos los puntos de vista. Pero…

«Como libreros, brindamos a nuestros clientes acceso a una variedad de puntos de vista, incluidos libros que algunos clientes pueden encontrar objetables. Amazon trabaja arduamente para garantizar que los clientes tengan una excelente experiencia de compra y acceso a la sección representativa más amplia y diversa de la palabra escrita y hablada en el comercio minorista hoy»

…finalmente contestan diciendo hacen lo que les sale de sus bibliotecarios cojones

«Nos reservamos el derecho de no vender cierto contenido. Todos los minoristas toman decisiones sobre la selección que eligen ofrecer, al igual que nosotros».

Y luego contestan a lo que los cuatro senadores preguntaban:

«En cuanto a su pregunta específica sobre ‘Cuando Harry se convirtió en Sally’, hemos optado por no vender libros que enmarquen la identidad LGBTQ + como una enfermedad mental».

Resulta que por un lado en el libro en cuestión no hay un solo párrafo en el que se refiera a los transexuales como enfermos mentales y por otro lado la disforia de género (hasta hace muy pocos años conocida como desorden de identidad sexual) está incluida en el manual de referencia que publica la muy progresista Asociación de Psiquiatras Estadounidenses (APA) denominado «Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders», de venta en Amazon

Es decir que Amazon quema un libro aduciendo cumplir con una política suya sacada de la manga hace un minuto y medio por la que cualquiera que se refiera a la «identidad» LGBTQ + como una enfermedad mental no podrá vender sus libros en esa plataforma y resulta que vende la «biblia» de los desórdenes mentales de la APA que incluye la transexualidad entre los diagnósticos de desórdenes. Encima resulta que el libro censurado no tiene ningún párrafo en el que incumplan esa política de la empresa que quiso asesinar a Parler ¿En qué quedamos?

¿Tiene esta ciber dictadura amazónica algún criterio capaz de disfrazar sus indisimuladas pulsiones despóticas o ya están en otro nivel fumándose lo mismo que en Twitter?

Amazon debería ser un poco más riguroso a la hora de establecer sus políticas porque NO EXISTE la IDENTIDAD LGBTIQ+ No es lo mismo un hombre homosexual que otro hombre homosexual o que una mujer lesbiana o que un hombre que se siente mujer o que una mujer que se siente a veces hombre y a veces mujer bisexual. No existe una identidad de hombres heterosexuales, no existe una identidad de mujeres pelirrojas, ¿Te enteras Bezos?

Resulta que cuando buscas en Amazon el libro que ardió en la hoguera que no se extingue de la dictadura progre, no solo no te sale el libro en cuestión sino que Amazon te ofrece un libro atacando al original, con una portada muy parecida y un título casi idéntico al del libro «original». El libro de Anderson se titula «When Harry Became Sally» (Cuando Harry se convirtió en Sally) y el libro que Amazon sí vende lleva por título «Let Harry Become Sally» (Deja que Harry se convierta en Sally).

Amazon no solo censura libros sino que además vende libros que atacan a los libros que censuran. A la derecha el superventas «When Harry Became Sally» y a la derecha el libro «Let Harry Become Sally» que ataca al primero

Resulta que el libro que ataca al libro que Amazon censura tiene muy malos comentarios y valoraciones en Amazon. Supongo que habrá que prohibir las valoraciones para que la purga sea más consistente.

Mientras que la progresía USA, y aquí la aún ministra de Inutilidad Irene Montero, está a favor de adelantar la administración de fármacos para eso que llaman «transicionar» de un sexo a otro a edades cada vez más tempranas, la evidencia científica ofrece dos datos demoledores:

1.- alrededor del 80% de los niños con algún grado de disforia de género acaban superándolo al alcanzar la pubertad

2.- las tasas de suicidios y de intentos de suicidio entre los transexuales son escandalosamente superiores a las de los no transexuales (los denominados «cis» en la jerga del rollo LGBTQ+)

Como destacábamos en nuestro artículo del 6 de septiembre de 2020 (cuyo enlace ofrecemos arriba):

El 87% de los niños con disforia de género acaban superándolo Singh_Devita_201211_PhD_Thesis (Universidad de Toronto)Descarga

Según un estudio de 2013 publicado por la prestigiosa JOURNAL OF THE AMERICAN ACADEMY OF CHILD & ADOLESCENT PSYCHIATRY el 84,2% de un grupo de niños y niñas diagnosticados con Disforia de Género en la infancia acaban superando esa disforia al alcanzar la adolescencia:

La disforia de género consiste en que alguien nacido varón o hembra no esté conforme con su sexo de nacimiento. Los estudios sobre lo que se conoce como desestimiento en los niños u adolescentes (es decir los que con el paso del tiempo acaban superando la disforia y se sienten cómodos con sus genitales) no son desde hace unos años políticamente correctos ya que muestran que la gran mayoría de los niños acaban superando este TRASTORNO. Cuando la Ciencia contradice a la Dictadura del Progretariado es esta última la que acaba machacando a la primera… como en tiempos de Galileo

En cuanto al tema del suicidio se puede afirmar que la propensión a quitarse la vida o tratar de hacerlo es miles de veces mayor entre las personas transexuales que entre las no transexuales. Estas tendencias autodestructivas tan escandalosamente superiores a las de la media de la población NO pueden explicarse tan solo por el supuesto rechazo social que sufren los transexuales sino que en mi opinión se debe a que nacer con pene y sentirte mujer o con vagina y sentirte hombre no es nada que haya que celebrar sino que compadecer.

Por tanto sabemos que más de 4 de cada 5 niños que padecen disforia de sexo superarán dicha disforia al alcanzar la adolescencia y que el tratamiento con fármacos agresivos y/o alentándoles a vivir una vida que no se corresponde con su sexo de nacimiento puede colocar a los niños dentro de un grupo con mayor tendencia al suicidio que los prisioneros de un campo de concentración soviético.

¿Vamos a dejar que literalmente jodan a nuestro hijos e hijas con charlitas en las clases donde les cuenten los feligreses de esta secta destructiva lo «cool» y lo guay que es ser de un sexo que no se corresponde con el tuyo? ¿Vamos a condenar a

El suicidio entre las personas transexuales (aquí el enlace al estudio)

  • El 10% han intentado cometer suicidio en el último año
  • Son dos veces más propensas a pensar en el suicidio que las personas hetero, homo o bisexuales
  • Entre un 22% y un 43% intentarán quitarse la vida a lo largo de la misma
  • El 67% de los jóvenes trans se han autoinflingido heridas en el último año

Ser transexual no es un juego de niños, es algo serio que debe ser tratado y hablado con cariño y amor entre los que queremos a nuestros hijos, su familia; es un asunto para ser diagnosticado por especialistas y tratado con tacto y amor de la mano de los padres; y no es en absoluto algo en lo que una pirada inculta llamada Irene tenga derecho a meter sus inútiles zarpas.

Dice el activista LGBTetc. Chase Strangio que El libro de Abigail Shrier crea una polémica peligrosa con el objetivo de hacer que las personas no sean trans» Pues si es así enhorabuena a Abigail por salvar vidas.

Únete al Grupo Abierto de Freenoticias en TELEGRAM

Únete al Grupo ABIERTO de Freenoticias en Telegram y podrás participar, opinar y colaborar con lo que vayamos publicando ¡Te esperamos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas