martes, julio 27, 2021
InicioOpiniónCiudadanos decide suicidarse en Murcia

Ciudadanos decide suicidarse en Murcia

Ciudadanos ha presentado hoy una moción de censura, junto con el PSOE, en la Región de Murcia y en el ayuntamiento de Murcia capital. El partido que en menos de cuatro años pasó de ganar las elecciones en Cataluña a quedarse como penúltima fuerza en esta región, acaba de amartillar la pistola cuyo cañón ya ha apoyado Inés Arrimadas en sus centristas y liberales sienes. Ciudadanos se va a suicidar y lo hará en Murcia.

Albert Rivera pasó en poco más de 6 meses (entre abril y noviembre de 2019) de más de 4 millones de votos a un escaso millón y medio, dejándose 47 escaños por el camino; e Inés arrimadas pasó de 1,1 millones de votos y 36 escaños en 2017 a 157 mil votos y 6 escaños en 2021. Rivera en un alarde de valor y dignidad política abandonó el barco y se convirtió en el representante de la cantante Malú; Arrimadas parece que opta por un suicidio político en masa, cual secta milenarista.

Rivera pudo en abril de 2019 decir claramente que se prestaba a un gobierno de coalición con la PSOE de un Pedro Sánchez que, aunque llegó al poder gracias a una moción apoyada por un tutti-frutti de golpistas, comunistas y filoterroristas, aún decía tener pesadillas con el fantasma de Pablo Iglesias. Aunque el narcisista príncipe de la mentira de Tetuán hubiera rechazado su propuesta, Rivera podría haber mostrado un Ciudadanos comprometido con la estabilidad. En seis meses Sánchez y su vicepresidente azotador se encamaban entre marxistas caricias a la hora del telediario.

En noviembre de 2019 el PSOE mostró a las claras que a un partido con una trayectoria de 140 años de golpes de estado y crímenes de todo tipo se la suda pactar hasta con los que aplauden a los terroristas, que mataron también militantes socialistas. A partir de ahí el beneficio de la duda desapareció y quedó claro que pactar con la PSOE es sinónimo de amoralidad. Y hete aquí que Arrimadas se apunta precisamente a eso.

La excusa para la moción murciana es que el consejero de sanidad se vacunó, aunque al poco tiempo el hombre dimitió, que hay vacunaciones irregulares y que hay contratos adjudicados a dedo. Recuerdo que un tal Salvador Illa se negó por motivos peregrinos a hacerse pruebas de Covid-19 en los dos debates previos a las elecciones en Cataluña. Recuerdo que hay miles de dosis de vacunas desaparecidas y que la ministra Carolina Darias no alcanza a explicar dónde han ido a parar ¿Tal vez todo el gobierno ya está vacunado? Yo reconozco que a un servidor le da lo mismo quien se salte la (puta) vez en la cola de esta pescadería nacional que despacha vacunas, pero aquellos para quienes saltarse la cola sea un pecado mortal debería desviar sus dedos acusadores hacia el Palacio de la Moncloa.

La excusa de pactar con el PSOE para regenerar la política local por lo de los contratos a dedo, un tema que está sub judice, es bastante endeble. Acordar un gobierno con el PSOE, campeón europeo de corrupción en pista cubierta y al aire libre, para atajar prácticas corruptas, es como firmar un acuerdo con la mafia calabresa para acabar con una pandilla de gamberros que roban manzanas. Un despropósito en toda regla, pero algo tenían que decir los naranjitos para salir al paso.

Arrimadas es muy consciente de que el piñazo que se metió C´s, su agrupación suicida, en Cataluña no será el último batacazo electoral, y sabe que en Murcia cuando haya elecciones Ciudadanos será aniquilado. En Murcia, después del pacto entre PSOE y Ciudadanos, las únicas naranjas que van a quedar serán las cultivadas en su huerta. Ciudadanos ha renunciado a tener visión estratégica y a tener ideas coherentes con el paso del tiempo; hoy son un partido de lemas ocurrentes que intuyen que se van por el desagüe y quieren tocar pelo antes de morir.

David Castaño, portavoz del partido suicida en Castilla y León ha terminado de dejar claro que Ciudadanos no tiene nada claro. Castaño va y dice que ellos no van a presentar una moción de censura en las cortes de Valladolid y ha avisado al PSOE de que «abandonen toda esperanza». En Castilla y León todo está de putísima madre, no como en Murcia ¿verdad?. Por eso ahí no ha lugar una moción de momento. Si yo fuera el presidente de Castilla y León ahora mismo estaría firmando el decreto de disolución de las cortes y elecciones anticipadas, porque que el amigo David Castaño diga que no ha lugar una moción de censura tan solo significa que lleva zurraspas pegajosas en los calzoncillos.

Los diputados autonómicos naranjas de Castilla y León, Andalucía y Madrid saben muy bien que en para las próximas elecciones les toca buscar empleo. Los de Madrid ya están echando curricula después de que Ayuso les atizara el decreto de elecciones anticipadas, y los de Andalucía y Castilla y León aprietan el culo y lo pegan bien a los asientos rogando que no les pase lo que a sus colegas de Madrid. Me malicio que David Castaño, del que no sé nada, hoy me entero de su nombre, votaría vestido de lagarterana cualquier cosa que le permita seguir un par de añitos apoltronado mientras busca un hueco en el PP o el PSOE o donde sea menester.

En estos próximos días contemplaremos como desde el barco naranja saltan hacia las cubiertas de otros buques un número cada vez mayor de cargos públicos.

Ciudadanos se suicida y no quedará ni Toni Cantó luciendo la camiseta naranja. Será interesante saber qué opina Toni de esta jugada maestra y suicida de la brujilla Inés.

Ciudadanos tenía sentido como partido centrista y defensor sin complejos de la Nación española, con dejes socialdemócratas o liberales o lo que sea, pero con un discurso sólido. Cuando no estaba VOX y los naranjas aún tenían principios, Ciudadanos era una buena alternativa a esa cosa borrosa llamada PP que dejó Mariano Rajoy hecha unos zorros y a la legendaria falta de principios del PSOE. Ahora Ciudadanos cambia de principios como una puta de bragas, lo hace para hacerse perdonar, no sé muy bien qué, por unos y por otros.

Además hay un partido que se llama VOX que los insultos del PSOE y sus cómplices se los cuelga como medallas, como las gaditanas de la copla esa que se cantaba en el sitio de Cádiz contra los soldados napoleónicos («con las bombas que tiran los fanfarrones se hacen las gaditanas tirabuzones») y es la opción, de momento, de los que hemos salido del armario de la corrección política. Mis preguntas son: ¿Para qué sirve Ciudadanos hoy? ¿Qué ofrecen a sus votantes?

Suicidio en Murcia. Epitafio: «Tenían buenas intenciones… al principio»

Únete al Grupo Abierto de Freenoticias en TELEGRAM

Únete al Grupo ABIERTO de Freenoticias en Telegram y podrás participar, opinar y colaborar con lo que vayamos publicando ¡Te esperamos!

Publio Cortés de Lezohttp://freenoticias.com
Este libro es puro Freenoticias. Los que queráis pasar un buen rato y colaborar con el proyecto de Freenoticias, aquí os dejo una lectura para este verano: https://www.amazon.es/dp/B097NSXRG9 Espero que te guste

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas