domingo, abril 18, 2021
InicioDeportesLa gobernadora de Dakota del Sur protege a las deportistas femeninas del...

La gobernadora de Dakota del Sur protege a las deportistas femeninas del abuso trans

Ley 1217. Dakota del Sur no permitirá a las mujeres transexuales competir con las mujeres biológicas para proteger el deporte femenino.

Kristi Noem, la gobernadora de Dakota del Sur, es una mujer de las que no se arrugan ante las idioteces de los iluminados del correctismo político, y que además aplica el sentido común. No arrugarse y aplicar la lógica es lo que viene siendo la definición canónica que los progres hacen de una facha fascista y machista impenitente.

Noem cree que las mujeres atletas deberían competir con mujeres nacidas mujeres y no con hombres que se sienten mujeres. Sentirte mujer habiendo nacido con genitales y atributos masculinos es muy respetable. Todo el mundo tiene derecho a sentirse como le dé la gana. También todo el mundo tiene derecho a pensar que un hombre que se siente mujer no es una mujer de verdad sino un hombre que se siente mujer. Tu derecho a sentirte como quieras o a tener tus fantasías no implica una obligación por parte de nadie de certificar como universalmente cierto que eres una mujer, un hombre o u galgo.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, ACLU (American Civil Liberties Union), ya ha cargado contra Kristi Noem por atreverse a apoyar y firmar una ley justa y de sentido común. La ACLU envió a Jett Jonelis a testificar ante el legislativo estatal en Pierre contra esta ley:

«En un intento de ‘nivelar el campo de juego’, el Proyecto de Ley 1217 de la Cámara de Representantes excluye a todo un grupo de mujeres y niñas de la participación significativa en los deportes. El Proyecto de Ley 1217 de la Cámara de Representantes no se trata de proteger la equidad en los deportes de mujeres. Se trata de borrar y excluir a las personas trans de la participación en todos los aspectos de la vida pública».

Pues reconozco que es triste que no pueda competir con las mujeres un hombre que se siente mujer, y también es triste que no lo pueda hacer un hombre al que le gustan las mujeres y que estaría encantado de ducharse con sus compañeras de equipo. Pero es mucho más triste aún que una mujer, nacida mujer, sea obligada a competir en inferioridad de condiciones contra una mujer nacida con atributos masculinos.

Mujeres contra "mujeres"
Mujeres contra «mujeres»

Para una niña, una adolescente o una mujer que entrena a diario, que se esfuerza y compite con ganas, es un atropello que le obligues a enfrentarse con alguien que de media es mucho más fuerte y resistente. No es una fantasía, es ciencia y estadística. Una mujer trans, de promedio, tiene un mayor tamaño tanto en estatura como en peso , tiene más capacidad pulmonar, tiene más densidad ósea, más masa de músculo esquelético, una 17% menos de grasa corporal, una mayor entrega máxima anaeróbica y un 18% más de energía aeróbica. Todas estas características no se borran tomando supresores de la testosterona.

Las mujeres biológicas solo podrían superar a los hombres (de media) en deportes que impliquen flexibilidad como la gimnasia, y estos son pocos. En salto, fondo, lucha de todo tipo, velocidad, levantamiento lo normal es que ganen los hombres. Llegado este punto un día habrá un guepardo o un gorila que se autoperciban como humanos y digan que quieren competir en 100 metros lisos o lucha libre. ¿Qué injusto sería para el felino y nuestro primo primate ser «borrados» y excluidos. Ya sé que es una comparación no estrictamente equiparable porque una cosa es sentirte de distinto sexo dentro de la misma especie y otra es sentirte de otra especie…a esos les digo que son unos transespeciefóbicos excluyentes y fachas. ¿O no? No voy yo a poder exigir que se me reconozca como un tapir si me siento tapir.

Tapirus indicus - Wikipedia, la enciclopedia libre
Si me autopercibo tapir quien es nadie para negarme mi condición de tapir

Podemos hacer la vista gorda y llamar mujer a quien así se sienta aunque no una mujer de verdad sino de corazón o por deseo, igual que un padre o madre pueden llamar a su hijo Spiderman o a su hija Lady Bug, pero solo hasta el momento en el que alguno de los dos se suba a un tejado para recrear sus fantasías. En ese momento Spiderman es Pedro y Lady Bug es Alicia y «¡niños bajaos de ahí arrriba que os vais a hacer daño!»

Aquí el enlace a esta ley South Dakota House Bill 1217 y un aplauso a esta señora gobernadora del precioso estado de Dakota del Sur, un lugar donde la lógica aún es respetada.

Únete al Grupo Abierto de Freenoticias en TELEGRAM

Únete al Grupo ABIERTO de Freenoticias en Telegram y podrás participar, opinar y colaborar con lo que vayamos publicando ¡Te esperamos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas