La empresa «Salesforce» se sube al tren de los dictadores. El CRM se apunta a la caza de brujas.

Escucha al final del vídeo nuestro audio-editorial y comparte esta noticia