domingo, diciembre 5, 2021
InicioOpiniónA Pablo Casado se le está poniendo cara de bisagra

A Pablo Casado se le está poniendo cara de bisagra

Pablo Casado es un buen orador y una persona inteligente. Pablo Casado podría dar charlas muy amenas en universidades, en el Foro de Davos o en la tertulia de su bar favorito. Pero Pablo Casado no es un líder y el PP no es un partido político.

Casado es el empollón de la clase metido a delegado, sin carisma pero muy limpio y aseado. El PP es un organismo de contornos amorfos y sin espina dorsal aposentado en eso que llaman el espacio de centro-derecha.

Cuando el PP competía tan solo con La PSOE y Unidas Pandemias le bastaba con no decir demasiadas tonterías, no mojarse ni debajo del agua y esperar a que le votaran los que teníamos que elegir entre susto o muerte.

Llego Ciudadanos y la cosa se empezó a torcer para el PP. Pero Ciudadanos se dejó el alma por el camino y se convirtió en un PP socialdemócrata liberal de centro y no sé qué otras yerbas, un partido que competía en melindres y complejitos con el PP. Ciudadanos fue purgando a sus mejores activos y Albert Ribera acabó eligiendo ser el consorte de Malú en lugar de capitanear un barco sin rumbo. Arrimadas pasó de ser una líder a un anuncio de televisión cuando después de ganar las elecciones en Cataluña en 2017 hizo mutis por el foro y se fue a la Villa y Corte en lugar de quedarse a dar la batalla en Barcelona.

Llegó VOX y estos iban sin complejos a dar por inválido el consenso progre a decir que la violencia es la violencia y que no tiene sexo ni género, que ser violentos y abusones está mal se tenga una polla o un coño. Dijeron que el feminismo no es sinónimo de mujer, que se puede ser gay, transexual o lo que te dé la gana sin tener por ello que pensar de una manera predeterminada y obligatoria.

En el campo de las ideas el PP no puede competir porque carece de ideas, es un organismo amorfo que es parte del ecosistema del pensamiento único y uno más a la mesa de la cleptocracia política. No es el que más roba, pero sí al que más se le reprocha.

El PP vive más pendiente de hacerse perdonar que de tener principios porque le aterra que le cuelguen etiquetas. No se dan cuenta de que somos millones los que lucimos con orgullo en la solapa las etiquetas (facha, homófobo, racista, xenófobo, machista) que la izquierda libertofóbica nos admistra. Nos da lo mismo que nos etiqueten porque no jugamos a su juego ni con sus normas. Jugamos a la defensa de las ideas y nos divertimos reventando las burbujas de realidad inventada que nos sirven en bandeja los que con alma de dictadores se creen que pueden imponernos sus paranoias. El PP no está en esa liga, ellos juegan a defenderse con el rabo entre las piernas para que no les sodomicen demasiado.

Esta imagen resume lo que es el PP a día de hoy:

Perro Sánchez se empotra a Caniche Casado
Perro Sánchez se empotra a Caniche Casado

Es un partido amordazado por el correctismo político e incapaz de dar la batalla de las ideas porque ha demostrado ser incapaz de revertir leyes liberticidas como las de género.

Ningún avance hacia la dictadura de la corrección política que ha dado la izquierda liberticida en España ha sido revertido por el PP cuando ha estado al timón del Gobierno de España. No han sido capaces de dar la batalla de las ideas porque tienen miedo a que todo el clero del correctismo político en España y fuera de ella les tachen de fachas, carcas o lo que sea.

Cuando eres un flojito acomplejado que vas a una emisora de radio a pedir perdón por las cargas policiales del 1 de Octubre de 2017 y quieres convencer a todos de que en lugar de un dulce gatito con barba eres un líder y que tu partido es algo más que un grupo de gestores dedicados a arreglar la economía cada 8 o 10 años acabas metiéndote un piñazo electoral.

Cargarse a Álvarez de Toledo o a Alejo Vidal Quadras da a entender muy a las claras que te avergüenzas de tener principios, parece que te da miedo que alguien pueda pensar que aún te queda algo de nervio en esa masa gelatinosa que llamas partido político. Y sí Pablo Casado, lo parece y la gente lo ve así.

Cuando mañana por la noche, después de que VOX muy probablemente duplique el número de escaños del PP en Cataluña, Pablo Casado se ponga frente al espejo antes de irse a dormir, verá la imagen de una BISAGRA barbada. Te lo has ganado a pulso por cobarde, Pablito.

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies