viernes, febrero 26, 2021
Inicio Opinión Cataluña 14 F. Cuatro lemas de campaña para idiotas

Cataluña 14 F. Cuatro lemas de campaña para idiotas

«Es necesario examinar la vida y cuestionar tus creencias. Si no se aprende a pensar críticamente, el debate político degenera en un concurso de consignas.»

Martha Nussbaum, filósofa estadounidense

Las consignas, como casi todas las frases muy cortas, apelan más a las emociones que a la lógica y sin embargo dan pistas del pelaje moral de los partidos detrás de ellas.

El lema de campaña de ERC es «Al costat de la gent», junto a la gente. ERC quiere estar muy pegadita a todos. Junto a la gente, para molerlos a palos si son de VOX. Junto a la gente, para robarles la cartera con 19 impuestos autonómicos y confiscar herencias. Junto a la gente, para vigilar que los niños hablen el idioma correcto en el recreo. Junto a la gente, para asegurarse que los hosteleros no abran sus establecimientos y se arruinen. Ellos mientras se juntan con gente como Arnaldo Otegui del que llevamos medio siglo esperando que condene al grupo asesino y terrorista ETA a las órdenes del cual sirvió y del que es el chico de los recados en la actualidad.

Si un partido golpista liderado por un delincuente convicto me promete estar a mi lado, para mí eso es una amenaza. ¡Apártese señor de mi vera!

Yo no quiero a los políticos tan pegaditos a mi costado, y creo que es la actitud más prudente. Prefiero que trabajen en ponerse de acuerdo para defender mis libertades y la prosperidad de todos y que lo hagan lo más lejos posible de mi campo gravitatorio. Ojo que digo defender mis libertades, no que me las den porque UN POLÍTICO NO PUEDE DARME NADA QUE YA ES MÍO.

Tener a los políticos tan arrimados no es sano porque acaban metiéndote la mano en la cartera a poco que te descuides. Cualquier anciana sabe que no hay que pedir ayuda para cruzar la calle al quinqui del barrio porque te levanta la compra y te acaba atropellando un autobús. Un político achuchándote es la antesala de una violación fiscal y moral inminente.

«Sempre hi ha una primera vegada», siempre hay una primera vez, es el lema de campaña de Catalunya en Comú. Este eslogan me abstengo de comentarlo demasiado, aunque se le puede sacar punta porque es una frase completamente falsa. No siempre hay una primera vez. La mayoría de la gente no suele tener una primera vez para cazar dinosaurios, o para que le toque el Gordo de la Lotería Nacional, o para ganar el Premio Nobel, o ser oro olímpico en lanzamiento de martillo. Tampoco habrá una primera vez para que nadie vea al comunismo funcionar.

Desde un punto de vista cuántico prácticamente todo puede ocurrir «una primera vez», es solo cuestión de muchísimo tiempo. Pero en nuestro mundo macroscópico y en nuestras vidas de menos de un siglo no hay una primera vez para todo y para todos.

Si lo de ERC son un poco acosadores con su afán de pegarse a la gente…y de pegarla si no son «buena gente», la consigna de la cosa podemosa en su sabor catalán es puro pensamiento ilusorio.

La psicología define el pensamiento ilusorio como conformar creencias y tomar decisiones en función de lo que nos agrada imaginar en lugar de acudir a la evidencia, a la racionalidad o a la realidad. Es el producto de resolver conflictos entre la creencia y el deseo, e inevitablemente derivan en frustración. Esa definición le va que ni pintada a Unidas Pandemias y todas sus excrecencias.

En definitiva venden humo arcoiris, utopía barata, para consumo exclusivo de mentes infantiles abocadas a la frustración o a ser peter-panes ad eternum en un país de Nunca Jamás comunista.

Pero para que algunas cosas les sucedan a determinadas personas sí que puede haber una primera vez. Puede haber una primera vez para que Pablo Iglesias acabe en la cárcel por sus chanchullos hispanoamericanos y persas, o por sus neuronas o por su protección de moritas tiernas o por las tres cosas. Esa sí es una posibilidad real y no solo en el mundo de las fluctuaciones cuánticas.

«Torna Catalunya», vuelve Cataluña, ese es el lema con el que el filósofo que más vidas ha costado en España quiere llevar al huerto a los catalanes. Un filósofo al frente del ministerio de Sanidad es algo que encaja en la «lógica» socialista. Si el filósofo además en lugar de hacer honor a su nombre, Salvador, nos condena a ser el país con más muertos por millón de habitantes, eso es una broma macabra.

¿Vuelve Cataluña? ¿De dónde? ¿Dónde estaba? ¿Dónde se había ido? ¿Dónde vivían los catalanes todos estos años en los que Cataluña se fue de vacaciones? ¿Cataluña vuelve solo si ellos ganan? ¿Cataluña es el PSC?

Los catalanes necesitan que vuelva el PSC para recuperar su tierra; han vivido en el limbo desposeídos, pero irán a votar para que «vuelva» Cataluña, es decir el PSC, y así dejar de sentirse apátridas. Si el PSC no gana Cataluña seguirá ausente.

Si un partido político subliminalmente se identifica con el ethos de toda una sociedad compuesta por individuos diversos, subliminalmente también está afirmando ser un partido autoritario. Están diciendo lo mismo que los lazis, que ellos son Cataluña porque ellos la traen de vuelta.

Imaginemos a la filial del PSC, la PSOE, teniendo como lema de campaña «Vuelve España».

La palabra España cuesta ser pronunciada por las bocas de los jefes y los minions de Unidas Pandemias y en cambio su marea catalana se llama Catalunya en Comú. ¿Podemos España? ¿España en Común? Ni por asomo.

El PSC te trae de vuelta a Cataluña, ERC promete estar pegado a tí, Cataluña en Común te dice que hay siempre una primera vez para no se sabe bien qué pero Junts per Catalunya les gana a todos con su lema dual: «Junts per fer. Junts per ser» (Juntos para hacer. Juntos para ser).

Viendo el cartel electoral queda claro que Laura Borrás es la que se ocupa de hacer y el prófugo presidencial Puigdemont se ocupa de la parte metafísica: del ser.

Juntos para hacer, muy bonito, trabajo en equipo y tal, en la Camorra también están juntos para hacer el mal, pero bueno, reconozco que me gusta esa primera parte: hacer cosas juntos.

No me convence en cambio eso de juntarme para ser. Llamadme loco pero creo que la realidad y la existencia de una persona no brota del gregarismo. Yo soy, tú eres, ella es, antes de y sin necesidad de hacer piña con un delincuente chalado. Mi diagnóstico es que Junts hace un llamado a seres unicelulares para arremolinarse en torno al líder pensante y constituir un organismo que adquiera conciencia. Al final es la misma idea de ERC, arrimarse bien, pero llevado a una dimensión biológica en la que de tan pegados acabemos fusionándonos creando un ser. Supongo que las células de este ser llevarán codificada en su ADN la genial frase de la película «Amanece que no es poco»: «Señor alcalde (puchi), todos somos contingentes pero tú eres necesario»

Al lado de la gente, siempre hay una primera vez, vuelve Cataluña…Juntos para ser, juntos para hacer.

Un partido acosador, garrapata y controlador, un partido productor de frustrados, infantiloide e infantilizante, un partido que es Cataluña y la trae de regreso y un partido que te concede la existencia fusionándote con un delincuente.

Cataluña no se ha ido, se ha corrompido y se ha podrido al macerarse sin descanso durante más de 40 años en una pegajosa salsa de nacionalismo. Cataluña no necesita más políticos pegados a la oreja de los niños y al bolsillo del contribuyente. Padeciendo unas redes clientelares mafiosas establecidas por una casta extractiva lo que menos se necesita en Cataluña son más políticos haciendo experimentos y menos comunistas amenazando con tener su primera vez. Lo que necesita Cataluña es menos procesos, menos agravios inventados, menos política y más gestión, menos control del ciudadano y menos medios públicos gangsteristas como TV3 lavando la sucia cara de un nacionalismo cada vez más corrupto y siempre hambriento de más poder y más dinero.

Cataluña necesita ser limpiada y desparasitada a fondo: en las escuelas, en las institiciones públicas, en los medios de comunicación, en las asociaciones gremiales y empresariales. Cataluña necesita ver muchos más políticos, decenas de miles, en las colas del paro y más catalanes levantando las persianas de sus negocios sin tener que pagar la fiesta del puto pruses a tanto salvapatrias chupasangre. Que corra el aire fresco

Los otros tres partidos tampoco tienen lemas de campaña que me enamoren pero son otra cosa, en el caso de la CUP tienen un lema que paso de comentar siquiera

VOX: Recuperemos Cataluña. Sería mejor sanemos o limpiemos

CIUDADANOS: Para que ganemos todos. Todos no podemos ganar y C´s lo lleva crudo tras encamarse con el dictador de Moncloa

PP: Una Cataluña mejor. Seguro que lo harían mejor pero ya han tenido muchas oportunidades

La CUp: Un nuevo ciclo para ganar.

Únete a la red social búnker de Freenoticias

Aquí te ofrecemos refugio y te daremos cobertura si alguna vez Twitter o Facebook te dan la patada por pensar por libre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas