jueves, febrero 25, 2021
Inicio Periodismo Declaración de Epik sobre Parler. Aún quedan valientes.

Declaración de Epik sobre Parler. Aún quedan valientes.

Epik es una empresa registradora de dominios de internet y de alojamiento en servidores que está asesorando a Parler acerca de cómo regresar a internet. Epik es una empresa que ha ofrecido consejos a Parler sobre cómo salir de su lamentable situación actual, así como también ha expresado de forma abierta y valiente sus pensamientos y opiniones sobre la dura realidad sin precedentes de la censura que está surgiendo en los Estados Unidos y en el mundo entero.

Por su interés os traemos a Freenoticias la declaración en nombre de Epik de su vicepresidente de Comunicación Robert Davis. Puedes acceder al comunicado en inglés desde este enlace: Official Epik Statement on Parler

Declaración oficial de Epik sobre Parler
Postura de Epik acerca de los llamamientos para desmontar docenas de comunidades online

En nombre del registrador de dominios Epik, esta es una declaración oficial de que no hemos tenido contacto ni discusiones con Parler en cualquier forma con respecto a que nuestra organización se convierta en su registrador o proveedor de alojamiento.

Hasta donde sabemos Parler estaba trabajando para satisfacer las condiciones que se le solicitaban e imponían varios elementos de su cadena de suministro y, hasta la fecha, no han recibido ninguna comunicación acerca de cuándo se les restablecerá el servicio. Hemos recibido varias solicitudes de los medios de comunicación para ofrecer nuestros comentarios. Muchos de estos medios parecen tener la intención de Repetir falsedades anteriores y distorsiones extremadamente inexactas con respecto al contenido (de Parler) que nos negamos a admitir.

En este momento decisivo de la historia, cabe señalar la creciente transparencia de los propietarios de medios que utilizan ejemplos lo más extremos posibles para caracterizar acontecimientos con el propósito de dar forma a las narrativas y la percepción pública.
Rara vez reflejan la verdad, sino que sirven como propaganda con fines estratégicos mediante los cuales se maneja el sesgo con la intención de controlar a los demás. A menudo, estas historias se alinean directamente con los objetivos y metas de los ejecutivos (del GAFTA) e intereses políticos directos no declarados. Rara vez coinciden con los mejores intereses de los ciudadanos a los que han declarado servir, y la mayoría de las veces se utilizan para dividirnos. En ningún otro momento de la Historia reciente ha sido tan mensurable el abuso hecho de esta tremenda responsabilidad, en un momento en que pocos parecen dispuestos a compartir la responsabilidad de las violentos y repetidas rupturas estructurales de la sociedad civil que estamos presenciando.

Si bien podríamos exponer fácilmente las tremendas responsabilidades de los principales propietarios de medios y el impacto que tiene su malversación editorial, cuando se trata de Parler, está claro que hay un estándar artificial que muchos ahora desean aplicar. El colosal tamaño de Twitter y Facebook por sí solo, ha hecho que el cambio real o el ejercicio de su responsabilidad sea casi imposible, dado que los intereses y objetivos políticos de sus propios directivos acaban creando un innegable doble rasero tanto para la vigilancia como para el cumplimiento de sus normas. Durante el último año, millones de personas sintieron los efectos de esto, gente que ya estaba asustada, ya que nuestra nación se enfrentó a olas de violencia sin precedentes contra la vida y la propiedad.

En un aparente intento de preservar la continuidad y la confianza de los votantes en sus respectivos distritos electorales, miles de líderes, cargos ejecutivos y funcionarios electos se negaron a condenar esta violencia. Ahora, de repente, nuestra nación tiene la audacia de creer que las hechos del 6 de enero son diferentes de los que todos hemos presenciado en los últimos siete meses. Aunque los medios de comunicación persistan en indicar lo contrario, las vidas de nuestros servidores públicos no son más valiosas que aquellos que los eligieron para el cargo.

Como proveedor de infraestructura crítica para un mundo cada vez más digital, Epik ha observado de cerca la batalla entre monopolios de gran tamaño y plataformas más pequeñas. La noción de que las Big Tech han impulsado el control centralizado
sobre todas las narrativas futuras es muy real.

El peligro para la humanidad es la perspectiva inminente de un abuso impensable tanto del poder como del privilegio financiero que pone el control en manos de un pequeño número de individuos que habitualmente demuestran ser indignos.

El viejo dicho es que el poder absoluto corrompe absolutamente.

Por poner un ejemplo, el mismo grupo (de empresas) que está demoliendo una red social abierta como Parler ha tenido ganancias récord durante la pandemia al tiempo que reducía los pagos de afiliados hasta en un 80%. Seguramente no desconocen la correlación de cómo los desafíos económicos ayudan a alimentar la ira y la intolerancia que está infectando a nuestro país.

El afán de algunos por pedir eliminaciones masivas y cancelaciones universales está volviendo cada vez más fácil demonizar a cualquiera que tenga creencias diferentes sin reconocer los efectos reales y el impacto que esto puede tener en la sociedad. Las campañas de ataques insidiosos se pueden fabricar fácilmente, online o en el mundo real, para así promover un falso consenso público.

Sin un discernimiento más inteligente fuera de un juicio rápido por parte de las masas, las decisiones que tomamos ahora pueden, en última instancia, utilizarse para reducir las libertades que muchos dan por sentadas.
Hasta que estas libertades y voces hayan sido arrebatadas, la mayoría no se dará cuenta de la magnitud de lo se puede perder.
Con respecto a las responsabilidades de los registradores de dominios y las empresas de alojamiento, algunos creen que tienen la obligación de ser mejores administradores de nuestro mundo y de promover la unidad y una vida positiva en la medida de lo posible. Muchos puede que no sepan que Epik ha ayudado a identificar y eliminar literalmente millones de hilos de contenido dañino, a menudo se extiende incluso más allá de nuestra propia responsabilidad directa, mandato o autoridad. La influencia positiva que jugamos online rara vez se da a conocer, ya que está fuera de la narrativa que otros usan para contener el crecimiento y debilitar a la
competencia.

Nos tomamos muy en serio nuestro papel en la prevención de la violencia y los ataques malintencionados contra cualquiera. El verdadero empoderamiento digital mejora las vidas de las personas al expandir las conexiones y dependencias que tenemos unos con otros.

Hay algunos que abrazan repetidamente una reacción instintiva de simplemente eliminar y poner fin a cualquier relación que en la superficie parezca problemática o controvertida. En la mayoría de los casos, saben claramente que la eliminación simplemente transfiere la carga y la responsabilidad de la administración a otras empresas que pueden estar menos equipadas para actuar como una influencia positiva. En algunos casos, el anfitrión o registrador heredero no tendrá ningún interés en mantener ellos mismos o el contenido que apoyan en estándares de calidad elevados. Sin embargo, en nuestra experiencia, la capacidad de supervisión y la interacción directa brindan una gran oportunidad para derribar barreras y cambiar corazones cada día. La capacidad de influir positivamente de los propietarios de sitios webs y de los editores de contenido son un privilegio y una responsabilidad increíbles en sí mismos, especialmente cuando se da servicio a grandes comunidades abiertas. El impacto positivo que tiene a lo largo del tiempo es muy medible y real, sobre todo cuando se trata de quienes sienten que la sociedad se ha olvidado de ellos.

Epik reitera que no nos apresuramos a abandonar nuestros puestos administrativos, ya que nuestro equipo de respuesta y el departamento de abuso son de la opinión de que nadie está más allá de la redención.

La mejor manera en que podemos ayudar a hacer de nuestro mundo un mejor lugar es participar realmente en él. La transformación positiva no se logra marginando o excluyendo a cualquier individuo o grupo que puedan estar en vías de formarse nuevas opiniones. ¡En pocas palabras, contrarrestar el extremismo y el aislamiento con amor funciona! Sin embargo, no debemos equivocarnos, el proceso requiere tiempo e inversión personal, junto con la voluntad de ver más allá de uno mismo el tiempo suficiente para reconocer que todos estamos juntos en este viaje.

Para obtener más información sobre el trabajo de Epik en la identificación y formulación de la línea para la libertad de expresión responsable, por favor
consulte www.epik.com/blog/fightinghate para ver ejemplos de nuestros esfuerzos para combatir tanto la violencia como los el ataque a las personas en función del color de su piel, su origen étnico, su religión o su sistema de creencias.

Respetuosamente suyo,
Robert Davis | Vicepresidente Senior de Comunicación
Epik Holdings, Inc. | WA | United States
robert.davis@epik.com | w: www.epik.com
Twitter: EpikDotCom | Facebook: EpikDotCom

El GAFTA y Farenheit 451

En un comunicado posterior Epik comenta que el traslado del registro del dominio Parler.com se efectuó el mismo día (11 de enero) que se publicó el comunicado pero con posterioridad a este.

En ese comunicado, del día 14 de enero Epik agradece las muestras de apoyo recibidas y reitera en cuanto a la situación de Parler:

Con respecto a Parler, desde el lunes, hemos tenido conversaciones con varios de los miembros de su equipo ejecutivo. Hablamos sobre lo que sucedió y cómo ven el futuro de su plataforma y comunidad de más de 15 millones de miembros. Por supuesto, es un movimiento muy inusual para Amazon Web Services eliminar un servicio, especialmente teniendo en cuenta el conocimiento que tienen interno de lo que las plataformas sociales están teniendo que enfrentar en las últimas semanas.
Se han visto un número sin precedentes de cuentas falsas configuradas a propósito con la intención de publicar contenido horrible y violento.


Las llamadas «cuentas incendiarias» (burner accounts) se configuran simplemente para que puedan ser «encontradas» en una fecha posterior para así cesar las voces de usuarios legítimos. Esta práctica manipuladora en todas las redes sociales no puede ignorarse. La correlación detrás de estos eventos puede incluso medirse por el reprobable afán de las mayores empresas tecnológicas del mundo por sencillamente desconectar el servicio a millones de usuarios activos en un fin de semana.

La idea de que 15 millones de personas deben sufrir la terminación inmediata del servicio debido a las acciones de unos pocos, debería asustar a cualquiera con capacidad de discernimiento lógico de la verdad y lo que significa para el futuro.

Esta es una acción sin precedentes que se hace aún más preocupante al saberse que la minúscula cantidad de contenido marcado para revisión y eliminación que de ninguna manera representaba o transmitía los intereses y puntos de vista de la amplia base de usuarios (de Parler). Nunca se ha aplicado un estándar comparable a otra empresa tecnológica importante, proveedores de servicios o la mayoría de los operadores de redes sociales. Representa uno de los abusos de poder y privilegios más grotesco visto en los Estados Unidos en esta generación. (este abuso) Permite la creación misma y la estimulación de creencias extremistas, algo por lo que el mismo Amazon y otros han mostrado preocupación.

Puedes acceder al resto de este segundo comunicado desde aquí: Official Epik Update on Parler

————————————–

Al respecto de esto último en Freenoticias no nos creemos la preocupación de Amazon y del resto del GAFTA por nada que no sea su cuenta de resultados y su afán de poder. Les juzgamos por sus hechos despóticos no por su palabrería woke.

La recomendación que Epik hace a Parler en este último comunicado es que adquieran sus propios servidores y así sean realemente independientes. Finalmente tanto si Parler regresa como si no (yo creo que sí), del intento de parlericidio todos hemos aprendido hasta donde están dispuestos a llegar los capos de la mafia GAFTA

Parler y las empresas que vengan detrás y que entre sus valores proclamen con firmeza la defensa de la privacidad y la libertad de expresión tendrán un público cada vez mayor y sabrán dotarse de la mayor independencia posible (empezando por tener sus propios servidores o emplear los de empresas de confianza) lo que de por sí tendrá un impacto negativo en las cuentas de resultados de las GAFTA (300.000 dólares pagaba al mes a Amazon Parler).

Para Twitter, Facebook y compañía el tren de la libertad de expresión ya pasó hace mucho y no van a enganchar a nadie enarbolando una bandera que les es ajena. Ellos son dictadores avariciosos, sus logotipos están ya manchados para siempre. A las familias mafiosas del GAFTA tan solo les mantiene como líderes su situación monopolística y la inexistencia de alternativas potentes (y si aparecen ya vemos cómo se las gastan).

Se acabará creando un ecosistema cada vez más amplio de proveedores tecnológicos «rebeldes»; de software, de buscadores, de alojamiento, que no se dejarán intimidar por los matones que hoy nos aprietan las pelotas e insultan nuestra capacidad de pensar. Saldrán muchos más, como moscas, desde blogs a redes sociales, periódicos online, foros… se cargarán a los que puedan pero acabarán cayendo. Poco a poco iremos drenando los ingresos de los tiranosaurios que se resisten a una extinción que ellos mismos con su matonismo se están mereciendo y acelerando. Al Capone también acabó cayendo.

Únete a la red social búnker de Freenoticias

Aquí te ofrecemos refugio y te daremos cobertura si alguna vez Twitter o Facebook te dan la patada por pensar por libre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas