jueves, enero 21, 2021
Inicio Sin categoría Arma de bio-propaganda. En España es 320 veces más probable morir por...

Arma de bio-propaganda. En España es 320 veces más probable morir por el virus Comunista chino que en China.

¿Si el comunismo chino sacrifico entre 33 y 55 millones de ciudadanos chinos para lograr la meta establecida por Mao Zedong, el confucianemente venerado Padre Fundador del comunismo chino, por qué le va a preocupar ahora que mueran unos pocos millones en todo el mundo para lograr el objetivo de acelerar su ascenso a la supremacía mundial?

China tiene 348 casos activos de Covid de los cuales solo 5 están en condición de graves. España tiene 1.843.950 casos activos de Covid de los cuales 2.022 están en situación grave. La población de España es 30 veces inferior a la de China pero tenemos 5.300 veces más enfermos de Covid que el gigante asiático, por lo que podemos calcular que España tiene 159 mil veces más casos de Covid-19 activos que la dictadura comunista. El mismo cálculo lo podemos hacer con los pacientes graves; China tiene 5 pacientes en estado grave por 2.022 que tiene España, es decir que tenemos 400 veces más pacientes críticos con 30 veces menos población total lo que arroja que España tiene 12 mil veces más pacientes graves por el virus del Partido Comunista Chino que la propia China.

Por supuesto que se trata de cifras irreales tanto en lo que concierne a España como, sobre todo, en lo que respecta a la tiranía china. Según descubrieron investigadores estadounidenses, en Wuhan, donde comenzó la pandemia en diciembre, habrían estado incinerando entre 800 y 2.000 cadáveres todos los días durante la segunda semana de febrero, cuando la cifra oficial de muertos en toda China era de solo alrededor de 700.

El estudio al que nos referimos fue liderado por la Dra. Mai He, patóloga de Washington en colaboración con la Universidad de Washington, la Universidad Estatal de Ohio y la empresa de comunicaciones estadounidense AT&T. Aquí puedes entretenerte leyendo las 25 páginas del estudio

Los informes recogidos de 86 crematorios de Wuhan, que estuvieron en funcionamiento las 24 horas del día a plena capacidad, son tan solo un indicador de lo que realmente pasó en China en esas fechas de las que está prohibido hablar.

Fuente «Estudio Univ. Washington, Univ. Ohio»

Hasta el 23 de enero los 86 crematorios de las 7 de las 8 instalaciones funerarias de Wuhan estaban trabajando a razón de 4 horas al día de media. Entre el 25 de enero y el 19 de febrero todos los hornos estuvieron al 100% de capacidad y a partir del 19 de febrero se añadieron 40 crematorios móviles a los 86 ya funcionando

Las funerarias también estaban comprando miles de urnas para las cenizas y el estudio sugiere que, para el 23 de marzo, alrededor de 36.000 personas habrían muerto solo en Wuhan. El número oficial para toda China en esa fecha de marzo era de 2.524 fallecidos.

El 17 de abril se añadieron 1.300 nuevos fallecidos a la cifra oficial y ahí se quedó petrificada la estadística hasta la fecha actual: 4.632 fallecidos.

El valor de una vida humana para el Partido Comunista Chino, y en general para cualquier buen comunista, se tasa en función del uso que la propaganda pueda hacer de esa vida humana. Stalin decía que una sola muerte es una tragedia y millones de muertes son tan solo estadística.

El gobierno chino, principal sospechoso de la génesis y distribución del Covid-19 le pese a quien le pese, ve como una victoria sostener y convencer al mundo que menos de 5.000 personas han muerto en su país de 1.400 millones de esclavos mientras que en EEUU han fallecido 335.000. China tiene 4 veces más población que EEUU y 67 veces menos fallecidos por lo que en China han muerto por culpa de esta más que probable arma biológica comunista, 280 veces menos personas que en EEUU.

¿Qué puede ponérsela más dura a unos tiranos comunistas que obligar a más de la mitad del planeta a ir con máscarilla, arruinar las economías capitalistas occidentales y colocar a su hombre (Biden) al frente de su mayor competidor?

Aquellos que dicen que es una barbaridad acusar a las autoridades de la dictadura comunista china de crear un virus como arma bio-propagandista se olvidan de lo qué pasó en China entre 1958 y 1962 durante el periodo conocido como «El Gran Salto Adelante».

Durante esos 5 años en los que Mao (una figura incontestable en China) decretó que China debía pasar de una economía campesina a una industrial murieron entre 33 y 55 millones de chinos, principalmente de hambre. Por aquel entonces China contaba con 670 millones de habitantes por lo que entre un 5% y un 8% de su población se murió de hambre (como si en la España actual murieran entre 2,5 y 4 millones de personas). Por supuesto que esas estadísticas nunca han sido reconocidas por China. ¿Algo suena familiar?

Durante esos negros años a los campesinos chinos se les impusieron cuotas de producción inalcanzables para satisfacer las fantasías estadísticas del carnicero Mao, e incluso se les requisaban sus existencias para sobrevivir alegando que se trataba de excedentes de producción. Para tapar todo la dictadura comunista prohibió a los campesinos moverse por el país abandonándoles a su suerte después de haberles robado todo.

¿Si el comunismo chino sacrifico entre 33 y 55 millones de ciudadanos chinos para lograr la meta establecida por Mao Zedong, el confucianemente venerado Padre Fundador del comunismo chino, por qué le va a preocupar ahora que mueran unos pocos millones en todo el mundo para lograr el objetivo de acelerar su ascenso a la supremacía mundial?

Pedro Trolero Sánchez "Hemos derrotado al virus"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Zapatero "ministro" de Asuntos Exteriores del dictador Maduro

- Advertisment -

Más noticias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas