jueves, enero 21, 2021
Inicio internacional En China la libertad de expresión se llama "suscitar peleas y provocar...

En China la libertad de expresión se llama «suscitar peleas y provocar problemas» (4 años de cárcel); el sueño de Pablo Iglesias

Sentencian a cuatro años de prisión a una ciudadana china por informar de la situación en Wuhan a principios de año. La libertad de expresión en el diccionario del Partido Comunista Chino aparece como sinónimo de provocar problemas y buscar pelea.

Zhang Zhan es una periodista ciudadana de 37 años que a principios de este año informó sobre cómo los hospitales de Wuhan estaban abarrotados y sobre las condiciones de los mismos. Esta mujer se puso a grabar vídeos y a publicar contenido que ponía en entredicho el discurso de las autoridades chinas; en mayo fue detenida en Shangai y lleva en huelga de hambre varios meses. Hoy Zhan ha sido sentenciada a cuatro años por el delito de «buscar peleas y provocar problemas».

El abogado de esta valiente mujer ha dicho que van a apelar la sentencia y que su cliente cree que está siendo perseguida por ejercer su libertad de expresión. En el Zhongnanhai, sede del ejecutivo comunista chino, aún no han dejado de reírse con el chiste del abogado y no se qué que dijo sobre la libertad de expresión.

En los paraísos comunistas sin duda existe libertad de expresión. Eres libre de expresar tu acuerdo con lo que el Partido proclama como cierto, bueno o válido, pero si te expresas mostrando dudas o afirmando algo que el Partido no considera correcto, entonces vas buscando pelea y problemas; y el Partido no rehuye ninguna pelea y siempre está dispuesto a solucionar los problemas.

Li Wenliang era un médico de 33 años que denunció en diciembre de 2019 que había un virus sin control en Wuhan. Wenliang fue una de las primeras víctimas del Covid 19; una de las 4.634 personas fallecidas en China hasta el 17 de abril. Se ve que andaba buscando meterse en líos y provocar problemas.

Lo has leído bien, en China desde el 17 de abril nadie muere por Covid. Parece estar prohibido morirse por el virus del Partido Comunista Chino en la propia China y supongo que negar la veracidad de esta mentira debe ser considerado buscar pelea y crear problemas.

Desde la muerte del Dr. Li Wenliang, de la que ya hablamos en nuestro artículo

«El dictador chino Xi Jinping, el jefe de Joe Biden, sentenciará a muerte a los médicos ´chivatos´»

las autoridades chinas han venido realizando un esfuerzo descomunal por imponer su orden en el ciberespacio porque los propios chinos estaban empezando a mostrar su cabreo a pesar de los riesgos que en China conlleva discrepar con el PCCh

El gobierno comunista tuvo que ordenar a los sitios web de noticias que no emitieran notificaciones automáticas alertando a sus lectores sobre la muerte de Wenliang. Mandó a las plataformas sociales que eliminaran gradualmente el nombre de este médico de las páginas de temas de actualidad y tendencias a la vez que activaron legiones de comentaristas online para inundar las redes sociales con tópicos alternativos para distraer la atención de sus ciudadanos. Según un estudio del New York Times y Propublica que tuvieron acceso a varios documentos del gobierno chino una de las directrices que se daban a estos comentaristas a sueldo del partido era que

«como comentaristas que luchan por guiar a la opinión pública, deben ocultar su identidad, evitar el patriotismo crudo y los elogios sarcásticos, han de ser elegantes y silenciosos a la hora de lograr los resultados».

El Partido de forma inteligente quiere que sus opinadores en nómina no parezcan demasiado trolls y que se limiten a distraer a la gente. Tontos no son.

Pero van a hacer falta muchos millones de elegantes opinadores comunistas para que la gente se trague que en China llevan más de 8 meses sin tener un solo muerto por Covid . Y harán también falta otros tantos millones de lameculos digitales para convencernos de que este virus originario de la única ciudad china con un laboratorio de nivel P4 o BSL-4 (Biosafety level 4) no tiene nada que ver con un estado dictatorial capaz de todo.

Desde el 17 de abril de 2020 nadie ha muerto en china por Covid-19. Decir lo contrario es crear problemas y buscar pelea

En España tenemos rendidos admiradores de las bondades del comunismo que con toda seguridad contemplarán embelesados la interpretación que sus correligionarios chinos hacen de la libertad de expresión.

Imaginad al macho alfa corcovado y a su adjunta Irene amodorrados en el sofá viendo series de Netflix junto a la chimenea de su mansión de Galapagar. Los niños ya duermen al cuidado del servicio. El sueño les vence y Morfeo les traslada al reino de sus deseos. Pablo Iglesias se ve enfundado en un chándal tricolor arremangado hasta los codos y sintiéndose al timón de una república popular y democrática en donde cualquiera que ose llamarle hijo de su padre, el ex terrorista del FRAP Javier Iglesias, es inmediatamente entrullado. A su lado, relamiéndose y con sonrisa pícara, la ministra de Inutilidad siente como su vello, y otras cosas, se le eriza de gusto al verse a sí misma visitando un campo de re-educación (concentración) en Teruel. Uno de los internos del campo, un tal Federico Jiménez Losantos la observa furtivamente y con pavor mientras pica una mole de granito. Ella sabe que el periodista está allí por atreverse a llamarla analfabeta funcional. Irene y el corcovado a la par que disfrutan de sus marxistas ensoñaciones murmuran a al unísono algo que leyeron en la prensa: «esto te pasa por buscar pelea»

Pedro Trolero Sánchez "Hemos derrotado al virus"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Zapatero "ministro" de Asuntos Exteriores del dictador Maduro

- Advertisment -

Más noticias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas