jueves, enero 21, 2021
Inicio internacional No tienes derecho a no ser ofendido. Tribunal británico afirma que existe...

No tienes derecho a no ser ofendido. Tribunal británico afirma que existe el derecho a ofender online.

El Tribunal Supremo de Inglaterra ha absuelto, en apelación, a Kate Scottow del delito ofender online a una activsta trans con un pasado violento

La juez Margaret Dodds sentenció a Scottow hace dos años por romper la regla de «ser amable con los demás y no insultarse» Tras la apelación los jueces Bean y Warby de la sala Divisional del Tribunal Superior revocaron esta sentencia al considerarla “deficiente” y “defectuosa”.

El delito de Kate Scottow consiste en que fue grosera a través de Twitter con una persona transexual llamada Stephanie Hayden, y de referirse a ella como él. Yo soy un hombre y no creo que nadie deba ni merezca ser detenido y esposado por llamarme nenaza o decir que soy una mujer, un oso hormiguero o un mantecado de la estepa y creo que insultar u ofender a un transexual no es más delito o menos que insultarme a mí.

Stephanie Hayden, la denunciante, además de ser una conocida activista transexual es una delincuente convicta por delitos y faltas como refriegas, infracciones de órdenes comunitarias o manifestaciones falsas con el fin de ganar y tratar de obtener bienes mediante engaños, por lo que fue condenada a prisión según Diane Wilson, abogada de Scottow. También fue absuelta por golpear a alguien con un palo de golf.

En 1999, cuando Hayden era un hombre de 28 años conocido como Anthony Halliday, fue acusado de agresión y refriega. Halliday se vio envuelto en una discusión después de que se negó a mover su coche del exterior de la casa de un hombre en Burnley. Cuando el hombre dijo que llamaría a la grúa para retirar el vehículo, Halliday según la fiscalía «se volvió abusivo» y lanzó un puñetazo después de llamar a la víctima «gordo cabrón».

El violento delincuente Anthony Halliday que repartía estopa callejera ha mutado en una tierna florecilla llamada Stephanie Hayden, la activista trans que se ofende porque le dice cosas una ama de casa por Twitter.

Scottow fue detenida y esposada en su domicilio en diciembre de 2018 delante de su hija de 10 años y su hijo de 20 meses en virtud de una ley dictatorial británica conocida como «Ley de Comunicaciones» (Communications Act) que contempla en su artículo 127 lo siguiente:

Una persona es culpable de delito si, con el propósito de causar molestia, inconveniencia o ansiedad innecesaria a otra, él:
(a) envía por medio de una red pública de comunicaciones electrónicas, un mensaje que sabe que es falso,
(b) hace que se envíe dicho mensaje; o
(c) hace uso persistente de una red pública de comunicaciones electrónicas.

En declaraciones en el primer juicio la denunciante dijo:

«Entre todas las cosas que me mandaba por aquel tiempo, recibí un email que básicamente me describía como una racista. Me sentí muy ofendida»

Si cada vez que alguien insulta a alguien tenemos que movilizar a la policía debe ser porque no hay «delitos» más graves que combatir. Si cada vez que alguien se ofende con un comentario debemos poner en marcha a los tribunales debe ser porque la justicia va como un tiro despachando sentencias.

Si ha llegado el día en que la policía te puede llevar esposado desde tu propia casa delante de tus hijos por llamar a alguien en Twitter tonto, maricón, machirulo, racista, fascista, idiota, comunista, o como en este caso por decirte que eres un hombre; entonces ha llegado el día de la insurrección y de mandar a la mierda a imbéciles como Stephanie Hayden, a la juez Margaret Dodds y a todos los cretinos que se preocupan más porque se pueda ofender una arrogante aprovechada que por los delitos de verdad.

Ha llegado la hora de decir a todos estos cretinos que se ofenden y se indignan, en mente tengo a Pablo Iglesias y consorte:

NO TIENES DERECHO A NO SER OFENDIDO.

Si ha llegado el día en que es más fácil que te arresten en tu domicilio por ofender que que te echen de una vivienda que ocupas ilegalmente entonces ha llegado el día de la insurrección.

Insultar está muy feo, puede ser desagradable que te insulten, hiere la autoestima de personas poco maduras y todos preferimos los elogios a los insultos. Pero si catalogamos como delito el insulto, o algo tan subjetivo como la ofensa de terceros, nos deslizamos por una pendiente muy peligrosa. Al igual que hay bebés feos también hay personas idiotas, psicópatas, imbéciles…los hay a jornada completa y a tiempo parcial, eventuales, por horas y también fijos. Si no podemos llamar a las cosas por su nombre, por ejemplo a Sánchez dictador, nos quitan una válvula de escape y el desahogo de catalogar a cada especie con su calificativo. Si se nos roba la libertad de expresión la gente puede acabar tomándose otras «libertades» que no tienen. Tener a la policía ocupada persiguiendo a quien altera online el equilibrio emocional de la gente es prevaricar con fondos públicos y son excelentes noticias para los delincuentes auténticos. No van a poder hacer que dejemos de llamar dictador a quien actúa como tal, o dejar de decir tonto al que, Forrest Gump dixit, hace tonterías.

Repito: NO, NO TIENES DERECHO A NO SER OFENDIDO…Sé resiliente…

Del tema de la insurrección vamos a hablar y mucho.

Pedro Trolero Sánchez "Hemos derrotado al virus"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Zapatero "ministro" de Asuntos Exteriores del dictador Maduro

- Advertisment -

Más noticias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas