domingo, diciembre 5, 2021
InicioPeriodismoYouTube permitirá que digas que Trump ganó pero no que lo justifiques...

YouTube permitirá que digas que Trump ganó pero no que lo justifiques con datos

La imagen elegida para acompañar este artículo, un cuadro de Goya sobre los fusilamientos napoleónicos del 2 de mayo de 1808 con el logo de YouTube presidiendo, es una intencionada alegoría que representa una realidad: YouTube, su dueña Google y las denominadas Big Tech en general son parte de un ejército organizado y en lucha contra las libertades individuales. Su censura no es para proteger ninguna moral ni colectivo, eso son sus excusas, sino para fusilar a sus enemigos y extirpar la libertad de expresión y la capacidad misma de pensar. Estas empresas están en guerra y usan las armas que les han regalado: impunidad para decidir qué es o no verdad, qué es o no noticia, qué puede ser visto o no.

A partir del pasado 9 de diciembre Youtube eliminará cualquier vídeo que alegue que el fraude generalizado o los errores cambiaron el resultado de las elecciones del pasado 3 de noviembre.

“Comenzaremos a eliminar cualquier contenido cargado hoy (o en cualquier momento posterior) que engañe a las personas alegando que un fraude o errores generalizados cambiaron el resultado de las elecciones presidenciales de EE. UU. de 2020, en línea con nuestro enfoque hacia las elecciones presidenciales históricas de EE. UU.”

y pone un ejemplo:

“Por ejemplo, eliminaremos videos que afirmen que un candidato presidencial ganó las elecciones debido a fallos de software generalizados o errores de conteo.”

De acuerdo con esa política claramente censora de la plataforma de vídeo de Google se podrá decir que Trump ganó las elecciones o que Biden las perdió pero no por qué.

Que YouTube, o cualquier otra criatura perteneciente a la alegre pandilla de multinacionales autoritarias y pretendidamente virtuosas de Silicon Valley, aplique medidas censoras no es una novedad. La novedad está en que esta política no prohíba decir el resultado o la consecuencia y sí censure la exposición de las causas que provocaron tales resultados.

Por supuesto que hubo fraude, claro que las elecciones del 3 de noviembre fueron amañadas, hay cientos de declaraciones juradas, hay evidencias estadísticas, imposibilidades matemáticas, precintos con más votos que personas registradas para votar y hasta hay un vídeo mostrando como una señora manda a todo el mundo a casa en el Atlanta Farm Arena y luego saca 4 maletas repletas de votos.

Todas esas pruebas las pasan por alto o las mencionan como “sin fundamento” las mismas fuentes que YouTube da como creíbles y autorizadas.

En el caso del Atlanta Farm Arena los mismos medios que en la noche del 3 de noviembre dijeron que debido a una rotura de cañerías se paraba el conteo y que fueron mandados a casa por los responsables (sospechosos del fraude posterior), ahora dicen sin sonrojarse que nadie les mandó a casa sino que se fueron porque querían. No se rompió ninguna cañería, sino que fue un urinario que goteaba, pero había que buscar una excusa.

Para YouTube debe ser más creíble la hipótesis de que una extraña fuerza invisible hizo que los observadores republicanos, la prensa y todo el mundo (excepto los que se quedaron sacando maletas y escaneando votos) se marcharán de allí a la vez…tal vez era porque se terminaba a las 11 una oferta de 2×1 en algún restaurante cercano… y eran ya las 10:30

Para YouTube tiene más credibilidad lo que diga una periodista de ABC News o CNN o las autoridades consultadas por teléfono que lo que decenas de ciudadanos testigos presenciales ponen por escrito y bajo juramento. Los primeros no se juegan nada, los segundos se juegan su libertad y encima son vejados, amenazados y en algunos casos despedidos de sus trabajos por mantenerse en confirmar lo que vieron.

¿Por quién toma partido YouTube, un medio de izquierdas como lo es su matriz y todos sus altos ejecutivos? ¿Toma partido YouTube por la parte más débil y que más tiene que perder o por otras multinacionales de su misma repugnante estirpe?

Por supuesto que por las multinacionales y por los funcionarios que acompañan su narrativa. Si YouTube es de izquierdas, que lo es, no puede sustraerse a la hipocresía porque ya va incardinada en su propia ideología.

Lo de censurar vídeos acerca de cómo comprar cocaína a través de la web profunda se ve que lo dejan para otro día porque al fin y al cabo como empresa californiana y progre que es lo de las drogas es algo lúdico y aconsejable para que sus ingenieros se coloquen de vez en cuando…para evadirse del matrix de cibermentiras y virtuososmo de atrezzo en el que pasan horas picando código.

¿Qué pasará con esta política de YouTube y todas las políticas de sus ciber-hermanas si resulta que sí hubo fraude, que lo ha habido? si fueran consecuentes deberían reescribir esta política de la siguiente manera:

“Eliminaremos contenido que afirme cosas ciertas que nos resultan incómodas y que nos jode sobremanera admitir”

La frase anterior es en definitiva la política de YouTube y la de sus ciber-cómplices resumida en dieciséis palabras.

No deja de tener gracia que puedas decir algo que ellos detestan siempre y cuando no lo avales con datos y justificaciones. En definitiva están pidiendo que les hagas más fácil su trabajo y el de sus verificadores “independientes”. Si dices que Biden ha perdido o que Trump ha ganado y te paras ahí para que no te censuren el vídeo o el tuit, es muy fácil desacreditarte diciendo que son afirmaciones sin fundamento porque no hay fundamento; y no hay fundamento …PORQUE ESTÁ PROHIBIDO. ¿Es o no es genial en su malvada simplicidad?

Las Big Tech ya tienen a las empresas “Very-Feladoras” que son tan independientes que cobran de ellos y son de su misma cuerda ideológica. Para hacer sus “fuck-checks” creativos estas putitas freelance (estilo Newtral o Maldita) te ponen que algo es falso y cuando te lees entero el artículo descubres que es falso porque lo dijo un responsable de algo por teléfono o sencillamente porque son “afirmaciones sin fundamento”. Las putitas freelance por supuesto se trabajan los contenidos que a sus amos y clientes más les interesa desacreditar y no les queda tiempo para más. YouTube ahora se lo pone un poco más fácil impidiendo que puedas defender tus afirmaciones con datos y razones.

Cuando Twitter y Facebook se echaron encima del New York Post bloqueando sus cuentas e impidiendo que nadie pudiera retuitear el contenido a cuenta de los escándalos de proporciones épicas del hijo drogadicto de Joe Biden no lo hicieron porque el Post publicara mentiras (no lo eran y ahora pasadas las elecciones hasta la CNN informa del tema) sino porque había que proteger su inversión multimillonaria para llevar a un discapacitado psíquico, Joe Biden, al Despacho Oval y evitar 4 años más de Trump.

twitter censuró noticias sobre la corrupción de hunter biden porque había que proteger su inversión multimillonaria para llevar a un discapacitado psíquico, Joe Biden, al Despacho Oval y evitar 4 años más de Trump.

Yo lo voy a decir muy claro para que no haya dudas, YouTube (alías Google Vídeos), Facebook y Twitter (entre otros muchos) censuran y aplican políticas sobre contenidos no porque les interese la verdad y evitar la desinformación, el racismo o la incitación al odio; censuran porque son parte interesada. Censuran porque todas estas empresas son cómplices del golpe de Estado brutal, evidente y clarísimo cometido el 3 de noviembre pasado pero cocinado desde hace 4 años cuando se pudo ver a toda la plana mayor de Google en vídeo lamentando la tragedia de tener a Trump 4 años…aunque la legalización de la marihuana era un pequeño consuelo (lo dijo Sergei Brin).

Tapar la boca a los que afirman, empleando argumentos de peso razonados y razonables, verdades incómodas para estas empresas no es tan solo una cuestión de moralidad entendida desde una postura de izquierdas sino que es un acto de autodefensa de empresas que son cómplices del puñetero fraude y que han invertido millones en llevar a la Casa Blanca a una administración controlada por ellos.

Saben que después del juego sucio al que se han prestado, después de incluso pagar indirectamente sueldos de trabajadores electorales (como ha hecho Facebook a través de ONGs de extrema izquierda e informamos en nuestro artículo La trampa del gato Donald. Todos caen juntos) es una guerra a muerte para acabar con la “amenaza” de Trump.

Porque saben que si a pesar de sus esfuerzos y el gasto realizado, Trump sale elegido, lo mejor que les puede pasar es que les metan por sus ranuras USB la Sección 230 gracias a cuyos privilegios pueden actuar como matones en internet y censurar pasándose por el forro de sus servidores las leyes estatales y las constituciones de cualquier país. Zuckerberg, Brin, Dorsey y demás ciber-cretinos saben que con Trump cuatro años más al frente, perder sus privilegios está descontado, y la batalla que se librará girará en torno a sus responsabilidades penales como cómplices en una conspiración golpista.

Como veis me gusta hacer amigos y algún día os contaré cómo Google está castigando nuestro contenido. Pero hoy no toca llorar, hoy toca luchar y hacer saber a estos tiranos que les escupimos en la cara.

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies