sábado, octubre 16, 2021
IniciointernacionalDecapitado en París por enseñar dibujos. La fantasía occidental del Islam moderado

Decapitado en París por enseñar dibujos. La fantasía occidental del Islam moderado

Traigo malas noticias: no existe el Islam moderado, existe el Islam.

El asesino que decapitó a un maestro en Conflans-Sainte-Honorine, cerca de París, esperó en el exterior de la escuela y estuvo por las inmediaciones preguntando a los alumnos quién era el profesor según fuentes antiterroristas francesas.

Posteriormente el hombre publicó imágenes en redes sociales de su víctima decapitada, Samuel Paty, de 47 años, quien había mostrado caricaturas del profeta Mahoma a sus estudiantes.

El atacante luego disparó contra la policía con una pistola de aire comprimido antes de ser abatido a tiros.

Este profesor de secundaria de una escuela francesa mostró caricaturas de Mahoma durante una clase en la que trataba el tema de la libertad de expresión dentro del contexto del juicio que estos días se celebra en Francia por la brutal masacre de Charlie Hebdó. Antes de mostrar las caricaturas comentó que aquellos alumnos que se sintieran incómodos con las mismas podían salir de clase. Un padre de una alumna de la clase de Paty subió un vídeo contando la «terrible ofensa» y haciendo un llamamiento para que el profesor, al que calificaba de «delincuente», fuera expulsado… y finalmente un hijo de la gran puta le cortó la cabeza después de que varios alumnos le ayudaran a identificarle a la salida del colegio. Sororidad islámica.

En este vídeo se puede ver cómo se queja el padre de la niña de que se hayan mostrado caricaturas de su profeta. Su hija pudo salir, pero no lo hizo y se quedó para contárselo a su papi. Es decir que las normas absurdas islámicas son también de aplicación para los infieles y la niñita se quedó allí para levantar acta de la blasfemia. Este señor no se queja de la masacre de Charlie Hebdó alrededor de la que iba esta clase, porque para él lo verdaderamente malo es dibujar a un señor. Pues este padre muslim tan indignado del vídeo tiene una hermana que se unió al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) en 2014 según el fiscal anti-terrorista Jean-François Ricard.

A las pocas horas de ponerse en circulación este vídeo, un hombre de 18 años, con estatus de refugiado, y de origen checheno, Abdulak Abuezidovic, se acercaba al colegio del que era profesor Samuel; preguntó a los chicos que quien era el señor Paty y cuando le identificó le siguió caminando hasta abalanzarse por detrás y con un cuchillo de 30 centímetros degollarle hasta la decapitación. Luego se hizo unos selfies con el cadáver, cagándose en los infieles franceses.

Pero es un caso aislado, es un extremista, un radical, el islam no es eso, el islam predica la paz y el amor, dicen los que no tienen ni puta idea de que va esta película. Ojalá tuvieran razón. Otros sí saben de qué va esta película pero prefieren engañar o engañarse.

Es duro reconocer que en una fe-ideología seguida por 1.600 millones de personas puedan anidar grandes males y por eso existe ese empeño en dibujar una idea Disney del Islam como una religión de paz y amor. Es como cuando en la película El Rey León vemos a un suricata, un jabalí y un león caminando juntos cantando cuando en la realidad si se les ve juntos es porque uno se come a los otros dos. Y afortunadamente estoy hablando de ideologías y no de personas porque gracias a Dios hay muchísimos individuos que a pesar de estar formalmente adheridos a una ideología, por tradición y por nacimiento, sus valores innatos se imponen a los mandatos ideológicos.

Traigo malas noticias: no existe el Islam moderado, existe el Islam. Las cuatro escuelas de Fiqh (jurisprudencia islámica), Hanafí, Maliki, Shafi y Hambali, coinciden en las interpretaciones fundamentales del Corán y de los principales hadizes y apenas difieren en la doctrina y los dogmas. La doctrina islámica es supremacista, expansionista e intransigente, y lo que es peor, está diseñada para impedir ser reformada.

Aquellos que a los infieles occidentales nos parecen musulmanes moderados, realmente no practican un islam moderado, tan solo practican menos Islam. La radicalidad de un musulmán es directamente proporcional a su piedad en la fe de Mahoma. Cuando leemos en las noticias que un individuo se radicalizó en tal o cual mezquita lo que realmente hizo es empezar a practicar un Islam más conforme con las enseñanzas de Mahoma, Afortunadamente son muchos los musulmanes que optan por practicar un Islam superficial, cultural, que se limita a cumplir con los cinco preceptos: hacer el ayuno del mes de Ramadán (hasta que cae el sol y luego a comer sin descanso), practicar la limosna o zakat, las cinco oraciones diarias, la profesión de fe o sahada, y la peregrinación a la Meca.

Preceptos como el zakat (limosna), que suenan muy piadosos si no se conoce bien de qué va realmente el Islam, en cuanto se analizan en profundidad muestran su aspecto oscuro. Los musulmanes deben pagar un 2,5% de su riqueza para caridades. Si preguntas a un musulmán qué es el zakat, te dirá que es para ayudar a los más pobres y necesitados y ahí se va a quedar. Y es cierto en parte. El zakat según tres de las cuatro escuelas de jurisprudencia islámica debe repartirse a partes iguales entre las 8 categorías de sujetos elegibles como receptores de esa «caridad» y uno de esos sujetos es:

  • Aquellos que luchan por una causa religiosa o una causa de Dios o por el Jihad en el camino de Allah por medio de la pluma, la palabra o la espada, o por los guerreros islámicos que luchan contra los incrédulos pero no son soldados asalariados

Otro aspecto del zakat que difiere de la caridad cristiana es que tan solo pueden ser receptores del mismo los musulmanes o aquellos que estén en proceso de conversión. Entre 200 mil millones y un billón de dólares al año es la cifra que mueve el zakat en el mundo, y una octava parte debe destinarse a los que luchan por la causa de Allah, incluyendo la espada.

El adjetivo moderado, tal y como lo entendemos en Occidente, no se ajusta en ninguna medida al sustantivo Islam. Aquellos que en Occidente consideramos musulmanes moderados, lo que en realidad son es menos musulmanes; y en muchos casos serían considerados verdaderos herejes para los estándares de un buen musulmán.

Desde nuestra visión judeocristiana de la religión tendemos a creer que el Islam es bastante parecido al cristianismo con algunos matices. Pensamos que rezan a un dios que es padre; falso, Allah no es padre, Allah tiene siervos que se someten y luego estamos los infieles. Pensamos que el Islam predica el amor entre todas las personas; falso, predica la colaboración entre los fieles y la conversión, sumisión o aniquilación de los infieles. La cosmovisión islámica divide el mundo en dos partes principales: Dar al-Islam (la casa de la sumisión) y Dar al-Harb (la casa de la guerra).

Dar al-Islam (la casa del sometimiento), también denominada Dar al-Salam (la casa de la paz) está constituida por todos los territorios donde la sharia es la ley y el poder y la fuerza militar lo detentan musulmanes; puede ser un territorio con mayoría musulmana o no. Dar al-Harb (casa de la guerra) son aquellos territorios donde el poder pertenece a los kuffar (infieles, descreídos, en singular kafir) y que deberán ser sometidos tarde o temprano mediante la jihad (la jihad no se realiza solo mediante la guerra)

La Jihad, el sometimiento y la conversión a largo plazo de todas las personas al Islam y la dominación mundial son principios centrales del Islam. Hasta que todos no se sometan completamente a Allah, no puede haber paz, y se considera que el infiel es un enemigo en guerra con el Islam. Una vez que todos se sometan a Allah y a la ley sharia, entonces y solo entonces podrá existir una paz real en el mundo.

Todo esto que cuento es doctrina fundamental islámica, ningún musulmán puede negarlo, otra cosa es que siquiera lo conozca o, si lo conoce, quiera reconocerlo.

Un musulmán secular o cultural practica los cinco preceptos, o algunos de ellos y no va más allá, y añado que afortunadamente. Pero un musulmán cultural que por circunstancias de la vida se refugie en su religión y profundice en ella va a tener todo tipo de justificaciones doctrinales y teológicas para cometer todo tipo de crímenes avalados por el ejemplo del modelo de conducta perfecta musulmana: Mahoma.

Un cristiano secularizado que busque consuelo y sentido en el cristianismo y se dedique a imitar a Jesucristo puede acabar compartiendo sus pertenencias, amando a sus enemigos, poniendo la otra mejilla y perdonando a todos. Realmente no suena muy peligroso. Un musulmán secularizado que haga lo propio y se dedique a imitar y a seguir las enseñanza de Mahoma seguirá un camino bien distinto y puede ser un peligro cuando pase de predicar a dar trigo . Esto daría para 20 artículos y más de un libro.

Pensemos que si en nombre de Jesucristo, un hombre absolutamente pacífico, se han cometido auténticas barbaridades, ¿qué no se puede hacer en nombre de alguien como Mahoma, un señor que se casó con una niña de 6 años, que tenía esclavos, 13 mujeres e incontables concubinas y que decía «No es para un profeta tener cautivos [de guerra] hasta que inflija una masacre [a los enemigos de Allah] en la tierra» (Corán 8:67)?

¿Qué podemos esperar de quien imite al que dijo esto?:

  • ¿No es el testimonio de dos mujeres igual al testimonio de un hombre? Ellos respondieron afirmativamente. Él dijo: ‘Ésta es la deficiencia de su inteligencia‘ » (Sahih Bujari 6:301)

Por último es importante señalar que muchos musulmanes utilizan el hecho de que Jesucristo es considerado por ellos un profeta (curiosamente Cristo nunca pecó según la teología islámica y Mahoma sí) para demostrar que el Islam es una religión hermana. Lo que no dicen es que Jesucristo (Isa en denominación árabe) le dice en el Corán (5:116) a Allah que él no es su hijo ni es un dios y sobre todo no te dicen el papel que en el Islam tiene Jesús en el fin del mundo. Verás qué «interesante»

  • Narró Abu Huraira: «El Apóstol de Alá dijo: ‘Por Él en Cuyas Manos está mi alma, seguramente [Jesús] el hijo de María pronto descenderá entre ustedes y juzgará a la humanidad con justicia; romperá la cruz’ ‘. matará a los cerdos y no habrá jizya (es decir, no se cobrarán impuestos a los no musulmanes: porque todos se verán obligados a convertirse al Islam). … ‘»
    Sahih al-Bujari: El libro de las historias de los profetas. 4: 60: 3448

El papel de Jesus en el final de los tiempos es acabar con el cristianismo (según el Islam Jesucristo no murió en la cruz, eso es un invento cristiano), prohibirlo, romper todas las cruces, matar a todos los cerdos y acabar con la posibilidad de pagar un impuesto (la yizya) para poder seguir vivo siendo «infiel».

Jesucristo será quien acabe con el cristianismo y con los cristianos que queden.

¿A qué suena cojonudamente ecuménico Papa Francisco?

Pero el Islam es mucho más:

  • Los perros están prohibidos, son más sucios que los cerdos y solo pueden tenerse para la caza o de guardianes del ganado. Si tocas un perro debes lavarte las manos 7 veces
  • La adopción está prohibida en el Islam hasta nuestros días porque Mahoma se casó con la mujer de su hijo adoptivo y hubo que prohibir la adopción para que Mahoma no cometiera un tipo de incesto. Millones de niños huérfanos o abandonados desde entonces están muy agradecidos al profeta
  • Las mujeres solo pueden heredar la mitad que los hombres, su testimonio vale igualmente la mitad.
  • La pena por apostatar del Islam es la pena de muerte. Es como el Hotel California de la canción de los Eagles: «Puedes registrarte cuando quieras pero no puedes salir»
  • Los hombres musulmanes pueden casarse con mujeres no musulmanas y sus hijos deben ser musulmanes; las mujeres musulmanas no pueden casarse con no musulmanes bajo ningún concepto

Respetar cualquier idea, cualquier religión o cualquier ideología porque sí, sin analizar nada y sin tener criterio es de indigentes mentales. La islamofobia no existe porque tener cautelas y cierto temor ante amenazas más que potenciales no es una fobia sino instinto de supervivencia.

Estas dos últimas regulaciones son claves para el expansionismo demográfico del Islam ya que en territorios sometidos a su poder un musulmán puede elegir la mujer (hasta cuatro) que quiera para dar a luz a más y más muslimes mientras que los hombres infieles solo puede quedarse con las infieles de las que no se encaprichen los amos musulmanes…eso y pagar un impuesto hasta que venga Isa (Jesús) a romperle su cruz y obligarle a ser musulmán

Habrá quienes digan, y dicen que bueno, eso que dices es cierto pero hay musulmanes que quieren reformar todo eso y adaptar el Islam a los valores actuales.

Afortunadamente los hay, y muchos, casi todos silenciosos. La mayoría optan por actuar como musulmanes y pasan absolutamente de profundizar en su religión viviendo sus vidas lo más tranquilamente que puedan. Saben que la opción de decir que apostatan está descartada por motivos de «salud». Unos pocos quieren reformar el Islam y se encuentran con que deben enfrentarse a aquellos que con el Corán en la mano les contestan con lo que por definición doctrinal es la palabra exacta, perfecta, eterna e inmutable de Allah. Si Mahoma es el ejemplo perfecto de conducta, y ningún musulmán se va a atrever a negarlo en público, ¿cómo me atas por el rabo la mosca del feminismo islámico?

No perdamos la esperanza de que algún día el Islam se reforme y se convierta en algo distinto, pero no nos engañemos, las reformas que históricamente se han llevado a cabo en el Islam son para volver a las raíces más intransigentes como ya ocurrió en España con las reformas Almohades y Almorávides del siglo XI

Si al Islam le quitamos la apología de la violencia, la misoginia, el desprecio hacia el infiel y su voluntad expansiva y supremacista nos quedaría una religión estupenda.

Tratar con absoluto respeto la libertad de conciencia y de expresión de todo el mundo, incluyendo por supuesto a los musulmanes es un deber de cualquiera que ame la libertad. No ser unos idiotas que compran cualquier tópico y estar informados de algo que es una gran amenaza para nuestras libertades es una obligación. Respetar cualquier idea, cualquier religión o cualquier ideología porque sí, sin analizar nada y sin tener criterio es de indigentes mentales. La islamofobia no existe porque tener cautelas y cierto temor ante amenazas más que potenciales no es una fobia sino instinto de supervivencia.

Aquellos que condenan la decapitación de un profesor pero añaden que es mejor no molestar o insultar a los musulmanes evitando hablar de temas delicados o mostrando caricaturas no se dan cuenta pero están sembrando el camino hacia la sumisión aceptando que la ley islámica sea impuesta de facto. Dibujar caricaturas de quien sea no es delito ni es malo, no llevar el velo, comer cerdo, tener perro o que una musulmana se enamore de un judío, cristiano o ateo no son cosas malas. !Se llama libertad idiotas!

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies