sábado, febrero 27, 2021
Inicio internacional Debate USA. Joe Biden se niega a pasar un test de drogas...

Debate USA. Joe Biden se niega a pasar un test de drogas y una inspección para encontrar dispositivos de comunicación.

La campaña del presidente Trump solicitó que la campaña de Biden permitiera que un inspector independiente revisara los oídos de cada candidato en busca de dispositivos electrónicos o transmisores. El presidente había dado su consentimiento para esta inspección, pero de acuerdo con Fox News la campaña de Biden ha rechazado la revisión auditiva. Este rechazo se suma al de someterse a un test de drogas.

En cuanto a la petición por parte del equipo de Donald Trump de que ambos contendientes se sometieran a un test de orina, la vicedirectora de campaña de Biden, Kate Bedingfield dijo:

  • “El vicepresidente Biden tiene la intención de dar las respuestas a sus debates en palabras. Si el presidente cree que su mejor caso se basa en la orina, puede hacerlo”.

La respuesta de la vicedirectora de campaña de Biden vendría a ser lo mismo que si el representante de un atleta que va a correr los 1500 metros se niega a que este pase un test del Comité Olímpico aduciendo que el chico corre con las piernas y no con la orina; los del Comité Olímpico se partirían de risa con la chanza mientras firman la descalificación del atleta hasta 2040. La diferencia es que al atleta que gana la medalla de oro olímpica no le dan un maletín nuclear.

Particularmente no encuentro muy problemático que un señor te mire las orejas o entregar una muestra de orina cuando lo que está en juego es la capacidad y el buen juicio de quien será el presidente de los EEUU; es más, creo que debería ser obligatorio que se haga en todas las democracias. Creo que los ciudadanos agradecen que quien les gobierne no vaya puesto hasta las orejas o que sea un farsante que copia en el examen

Esta noche a las 9 pm (hora de la Coste Este en EEUU) se enfrentan por primera vez Donald Trump y Joe Biden. Trump lleva meses viajando por todo el país; dando mítines multitudinarios en los que además de leer sus discursos también improvisa; ofreciendo ruedas de prensa y admitiendo preguntas fuera del guión. Biden, escudándose en el Covid y en la docilidad y abierto apoyo de los más importantes medios; no da ruedas de prensa sin que las preguntas se sepan anticipadamente, y normalmente suelen ser preguntas que sonrojan hasta a sus propios seguidores de lo blanditas que son (lo que en el argot periodístico llaman soft-balls); y cuando en alguna entrevista el presentador hace una pregunta que se sale del guión, directamente admite que perdió la línea.

El teleprompter, esa pantallita donde leer cosas, es a Joe Biden como R2D2 es a C3PO como demostró en una entrevista a Telemundo de la que nos hicimos eco.

En un debate cara a cara con Trump, Biden no va a poder contar con el trato exquisito, rayando la compasión, que le dan a Joe Biden todos los medios de comunicación y el pánico cunde entre las filas demócratas tanto como la sospecha de que Biden haga trampas en las filas republicanas

Cuando Joe Biden se enfrente en pantalla a alguien que no es un masajista, sin su teleprompter y desconociendo qué va a decir su rival de poco le va a servir el juego sucio de cobertura que le vienen ofreciendo interesadamente las Grandes Tecnológicas que emplean una vara de medir mucho más estricta para cualquier cosa que suene a apoyo a Trump o que cancelan anuncios pagados u obscurencen los mensajes en favor del presidente empleando la cancelación furtiva de la que ya hemos hablado en estas páginas.

No han faltado artículos de opinión en grandes cabeceras pidiendo a Biden que no acudiera a los debates: Joe Lockhart, Secretario de Prensa de la Casa Blanca con Bill Clinton, lo ha pedido en la CNN, Elizabeth Drew, una destacada columnista del New York Times ha dicho que los debates presidenciales son inútiles y deberían ser abolidos, y Hugh Hewitt en el Washinton Post de Jeff Bezos cree que los debates no son necesarios y además se congratula de que el voto por correo arrancará antes de que el primer debate tenga lugar. Hasta Nancy Pelosi ha pedido públicamente a Joe Biden que no se presente a las elecciones.

Según Kate Joe habla con palabras y no con el pis; concedámosle que da igual que Biden llegue con unos cuantos cafés cargados, fumado, empastillado o colocado tras lamer sapos y con las pupilas como canicas; pero por favor Kate: ¿Qué te cuesta que el abuelo enseñe las orejas?

Otro motivo para el temor en la campaña de Biden es la inagotable colección de meteduras de pata colosales del candidato demócrata. Biden ha dicho que se presenta al Senado, que es el marido de Joe Biden, que elige la verdad por encima de los hechos, que si no le votas a él no eres negro, que han muerto 200 millones de personas por Covid, que este año el Covid es mucho pero que otros, o la última que llegó al senado hace 180 años. Todas estas meteduras son calificadas como gracietas de Joe por parte de los medios, pero basta ver los vídeos que hay al respecto para asustarse de lo mal que está este hombre. Es que Biden ha confundido a su hermana con su mujer en mitad de un mitin, es que ha dicho que estovo en 2005 con Den Xiaoping que llevaba 18 años muerto.

Es lógico que esta noche todos los que manejan a la marioneta Biden, que son muy conscientes de sus problemas cognitivos, si no demencia senil severa o alzheimer, estén muy preocupados viéndole solo frente a un depredador televisivo como Trump sin su protección y también es lógico que desde la campaña republicana tengan las orejas tiesas maliciándose un Biden dopado hasta las cejas o teledirigido

Algunas fuentes aseguran que los responsables de campaña de Joe Biden solicitaron tres recesos (uno cada 30 minutos) a lo que la misma vicedirectora de campaña del Biden, Kate Bedingfield, ha dicho:

  • «Es completamente absurdo. Por supuesto, no lleva auricular y nunca pedimos descansos».

Según Kate Joe habla con palabras y no con el pis; concedámosle que da igual que Biden llegue con unos cuantos cafés cargados, fumado, empastillado o colocado tras lamer sapos y con las pupilas como canicas; pero por favor Kate: ¿Qué te cuesta que el abuelo enseñe las orejas?

Querida Kate, es normal que tus rivales republicanos quieran asegurarse de que Biden no hace trampas cuando llegas con un candidato que mete la pata en serie, que insulta a los que le llevan la contraria (llamó gordo y le retó a hacer flexiones a uno que se atrevió a cuestionar los negocios de su hijo Hunter), que reparte carnets de negro, que no acepta preguntas fuera de guión y que has tenido escondido en su sótano de Delaware meses seguidos.

Famosas meteduras de pata de Joe Biden
Biden y su gusto por esnifar el pelo de las niñas

Únete a la red social búnker de Freenoticias

Aquí te ofrecemos refugio y te daremos cobertura si alguna vez Twitter o Facebook te dan la patada por pensar por libre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas