Pedro Sánchez, la forja de un dictador. Tercera parte

Para el dictador en ciernes Pedro, es una prioridad renovar el Consejo General del Poder Judicial porque tiene la palabra Poder y eso le da hambre. Es urgente resignificar basílicas, volar cruces y cambiar jueces, pero hay un cartel en La Moncloa que pone “hoy no toca echar la culpa al gobierno, venga usted mañana”.