domingo, diciembre 5, 2021
InicioSin categoríaUnidas "Herodes" quiere hormonar a los niños sin el permiso de...

Unidas “Herodes” quiere hormonar a los niños sin el permiso de los padres desde los 9 o 10 años

Si a la policía del régimen de la Dictadura del Progretariado cree que tu hijo de 10 años se siente niña (o viceversa) ten mucho cuidado no sea que acabes perdiendo su custodia en caso de que una Propuesta de Ley de Unidas Herodes prospere

El 87% de los niños diagnosticados con lo que hoy se conoce como disforia de género acaban superándolo al alcanzar la pubertad o la madurez. Un dato “fascista” que no es óbice para que la Dictadura del Progretariado quiera administrar tratamientos hormonales a los niños, aún sin el consentimiento de sus padres…y veremos si también faloplastias y vaginoplastias.

Más abajo puedes descargar un estudio de la Universidad de Toronto de 2012 donde se hizo un seguimiento de varios años a 139 niños con disforia de género de entre 3 y 12 años de edad. El 87% de estos niños terminaron superando su disforia. Decía antes “lo que hoy se conoce como disforia de género” porque hasta no hace mucho se llamaba “trastorno de identidad de género”. El término trastorno fue eliminado por las presiones que la policía LGBTI ejerció sobre el estamento psiquiátrico (un caso parecido al del aborto que pasó a ser interrupción voluntaria y de ahí a salud reproductiva)

La disforia de género consiste en que alguien nacido varón o hembra no esté conforme con su sexo de nacimiento. Los estudios sobre lo que se conoce como desestimiento en los niños u adolescentes (es decir los que con el paso del tiempo acaban superando la disforia y se sienten cómodos con sus genitales) no son desde hace unos años políticamente correctos ya que muestran que la gran mayoría de los niños acaban superando este TRASTORNO. Cuando la Ciencia contradice a la Dictadura del Progretariado es esta última la que acaba machacando a la primera… como en tiempos de Galileo

Antes de entrar a ver los planes que Unidas Herodes (o Unidas os Jodemos) tiene reservados para los niños y niñas españoles pondré sobre la mesa unos interesantes datos sobre la prevalencia del suicidio entre las personas transexuales:

El suicidio entre las personas transexuales:

  • El 10% han intentado cometer suicidio en el último año
  • Son dos veces más propensas a pensar en el suicidio que las personas hetero, homo o bisexuales
  • Entre un 22% y un 43% intentarán quitarse la vida a lo largo de la misma
  • El 67% de los jóvenes trans se han autoinflingido heridas en el último año

La propensión al suicidio entre las personas trans viene a ser varias miles de veces superior a la propensión a acabar con su vida de la población en general. Estas pulsiones suicidas no son tan solo explicables por el rechazo social sino que también concurren circunstancias propias de la condición de transexual. En países tan tolerantes como Australia o Reino Unido la mitad de los transexuales ha intentado quitarse la vida.

Para los pastores del pueblo Trans (una subtribu o rebaño dentro de la colorida tribu LGBTI), estos datos o son falsos o el precio a pagar merece la pena si logras acólitos prepubescentes. Sacrificar a los niños en el altar de la corrección política más vomitiva se ve que les compensa y si te opones, ya sabes: facha, machista, nazi…o lo que surja

He extraído algunos párrafos de la Proposición de Ley registrada por Unidas Herodes en el Boletín Oficial de la Cortes Generales con fecha de 2 de marzo de 2018

Proposición de Ley sobre la protección jurídica de las personas trans y el derecho a la libre determinación de la identidad sexual y expresión de género (122/000191)

  • Las personas menores de dieciocho años incluidas en el ámbito de aplicación de la presente Ley tienen derecho a recibir de los poderes públicos del Estado y las Comunidades Autónomas, en el marco de sus respectivas competencias, la protección y atención necesarias para promover su desarrollo integral, así como el ejercicio pleno del derecho a la libre autodeterminación de la identidad sexual y expresión de género. La negativa a respetar la identidad sexual o de género de una persona menor de dieciocho años por parte de las personas que ostenten la patria potestad o la tutela legal, será considerada situación de riesgo.

El texto premeditadamente no pone un límite por abajo a “menor de 18 años”. Teniendo en cuenta que los que abogan por toda esta locura son defensores de las terapias con bloqueadores hormonales, estamos hablando de que si tu hija con 9 años se siente niño y tú te opones a que se le de un tratamiento hormonal (además de bloqueo de hormonas) cualquier activista trans de guardia puede hacer que te quiten la custodia de la niña con el pretexto de proteger y respetar su identidad sexual. Que la niña acabe suicidándose, que tenga un 90% de posibilidades de acabar superando el asunto son fruslerías que a los apóstoles trans no les preocupa.

La disforia de género tiene una prevalencia de entre el 0,1 y el 0,5% en la población, y entre los niños un 87% lo acaban superando. Por tanto debe ser que no hay suficientes transexuales…y algunos creen que deberían ser más. ¿Qué más da que casi el 90% de los niños superen su disforia? ¿Qué más da que consigan que tu hijo tenga 10.000 veces más posibilidades de cometer suicidio?…¡¡no seas facha!!

¿Quieres que tu voz se oiga? Si quieres opinar y ser parte del proyecto 100% sin censura de Internet esto te interesa.

La Dictadura del Progretariado no ve un problema quitarte la custodia de tu hijo de 11 años para someterlo a tratamientos durísimos durante años combinando bloqueadores hormonales y hormonas, aunque haya casi 9 posibilidades entre 10 de que el niño pudiera superarlo sin esa tortura. ¿Y qué más da que logren que tu hijo entre a formar parte de un colectivo con un porcentaje de suicidios exponencialmente superior al de la media de la población?

Es todo por una buena causa, ¿verdad?

¿Y lo de la cirugía? Eso no lo ponen muy claro en su propuesta, se supone que a partir de 16 o 18 años. El “incentivo” científico de que la elevadísima tasa de suicidios entre las personas trans no vaya ligada a que haya o no intervención quirúrgica seguro que anima a cualquiera.

Cuando la Ciencia contradice a la Dictadura del Progretariado es está última la que acaba machacando a la primera… como en tiempos de Galileo

  • Las personas menores de 16 años podrán solicitar la rectificación de la circunstancia relativa al sexo, y/o el cambio de nombre propio cuando sean capaces intelectual y emocionalmente de comprender el alcance de dicha decisión. En caso contrario, el consentimiento lo darán las personas que ostenten la representación legal de la persona menor de 16 años, después de haber escuchado su opinión, conforme a lo dispuesto en el artículo 9 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor. En caso de discrepancia entre una de las personas que ostenten la patria potestad o la representación legal de la persona menor de 16 años y la propia persona menor de 16 años, corresponderá al otro o la otra titular/representante por ley, y sin necesidad de especial nombramiento, representar y amparar a la persona menor de 16 años. En aquel supuesto en que la posición de ambas o ambos titulares/representantes sea contraria a la voluntad de la persona menor, será nombrado un defensor judicial, en los términos establecidos en la legislación civil

Nacer hombre o mujer es efectivamente una circunstancia ajena a nuestra voluntad. La teoría de género se rebela contra esta circunstancia natural anteponiendo la circunstancia subjetiva y electiva de la autopercepción. Puestos a “rectificar circunstancias” podríamos anteponer nuestra subjetividad y elección a nuestra condición de humanos, de mamíferos, de miembros del reino animal o de pertenecer a esta dimensión espacio temporal. Si yo me autopercibo como una ameba, un portaaviones o un bosón de Higgins también podría exigir que así se refleje en mi DNI.

Pero si tu hijo o hija de 12 años quiere que ponga que es niño, niña o no binario ni se te ocurra llevarle la contraria en caso de que esta ley se apruebe, porque te metes en un jardín. El “colectivo” abunda en lo que decía la ministra Celaá sobre que “los niños no son de los padres” y le añade “son nuestros”.

Como la pubertad se alcanza entre los 10 y 14 años para las niñas y entre los 12 y 16 para los varones, lo aconsejable es empezar a achicharrar a los niños con hormonas y bloqueadores alrededor de los 9 o 10 años

Sigamos con la propuesta de Unidas Herodes

  1. Las siguientes prestaciones quedarán incluidas en la cartera básica de servicios del Sistema Nacional de Salud, de modo que las personas trans podrán tener acceso a:
    a) Tratamiento hormonal, que en el caso de los y las menores comprenderá tratamiento para el bloqueo hormonal al inicio de la pubertad, situación que se determinará utilizando datos objetivos como la medición del nivel de estradiol y testosterona, la velocidad de crecimiento o la madurez de los ovarios y las gónadas, o los datos objetivos que se consideren de acuerdo al estado de la técnica en cada momento, para evitar el desarrollo de caracteres sexuales secundarios no deseados; y tratamiento hormonal cruzado de las personas menores en el momento adecuado de la pubertad para favorecer que su desarrollo corporal se corresponda con el de las personas de su edad, a fin de propiciar el desarrollo de caracteres sexuales secundarios deseados.
    b) Proceso quirúrgico genital, adecuación corporal y facial según las expectativas individuales de cada persona.
    c) Material protésico.
    d) Tratamientos que tiendan a la modulación del tono y timbre de la voz.
    e) Tratamientos quirúrgicos, preventivos y postquirúrgicos llamados a corregir estética o funcionalmente los órganos sexuales.
    f) Completa cobertura de las prestaciones relacionadas con la salud sexual y reproductiva de acuerdo a sus necesidades, quedando garantizado el acceso a la reproducción asistida de toda persona con capacidad de gestar independientemente de su expresión de género e identidad sexual.
  2. Antes del inicio de los tratamientos hormonales se ofrecerá la posibilidad de congelación de tejido gonadal y células reproductivas para su futura recuperación.

Cuando dicen “tratamiento hormonal cruzado de las personas menores en el momento adecuado de la pubertad para favorecer que su desarrollo corporal se corresponda con el de las personas de su edad están siendo deliberadamente opacos. El tratamiento cruzado consiste en administrar conjuntamente bloqueadores de la pubertad (que bloquean tu desarrollo como varón o hembra púber) y hormonas del sexo al que el niño o niña de 10 años quiere trasladarte. Los médicos expertos en estas técnicas infanticídicas aconsejan, para obtener un mejor resultado, empezar el tratamiento antes del inicio de la pubertad o nada más detectarse los primeros indicios de esta. Como la pubertad se alcanza entre los 10 y 14 años para las niñas y entre los 12 y 16 para los varones, lo aconsejable es empezar a jorobar a los niños alrededor de los 9 y 10 años. Y en eso está el Ministerio de la Inutilidad

Y no olvidemos que los hombres trans (nacidos mujeres) que no han sido “radiados” con demasiada testosterona y no han sido sometidos a cirugía genital pueden ser “padres” dando a luz a sus hijos; no es algo habitual pero ya es una exigencia del colectivo trans el derecho a su “salud reproductiva”. Quizá salga de ahí un artículo.

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies