InicioPolíticaHuelga de profesores. El chantaje de los cobardes insolidarios

Huelga de profesores. El chantaje de los cobardes insolidarios

-

La actividad económica se frena cuando un puñado de ratas cobardes malcriadas nos obliga a quedarnos con los niños en casa.

Cualquiera que lea Freenoticias ya sabe que entre nuestras prioridades no está la de hacer amigos. Le hemos dado al Gobierno dizque pilotado por el psicópata polimentiroso Sánchez, le hemos dado a Isabel Díaz Ayuso, a la ONU, a la OMS, a la cosa podemosa, al invento palestino, etc.

Hoy les toca recibir nuestro rapapolvo a los profesores que están a favor de ir a una huelga, y a los que son incapaces de llevarles la contraria, porque según CCOO la Comunidad de Madrid “ha abandonado a los profesores a su suerte…Si hacemos caso al lenguaje de los sindicatos ni la legión se las ha visto en una situación de tantísimo riesgo como el que afrontarán los profesores en septiembre.

La pitufilla resabida Ayuso no es santo de mi devoción, se me atraganta mucho tanto en el fondo como en las formas, pero la defenderé siempre que se enfrente a colectivos tan insolidarios como el de los profesores. Alguno dirá que hay profesores que son buenos. Estupendo pues que den la cara y digan que ellos no secundan la huelga. ¿Alguno en el fondo que se apunte a ir contra esta huelga? ¿no?, pues nada todos al saco: insolidarios y un hatajo de corporativistas infumables, TODOS, por acción u omisión.

Quieren más profesores, quieren más limpiadores. Hubo un época en España donde había 35, 40 y hasta 50 niños por clase, bien cierto que eran otros tiempos pero que quede constancia de que esas cosas pasaban cuando éramos menos blanditos los niños y los adultos.

Parece como si los profesores después de sus preceptivos 3 meses de vacaciones, que sí que sí… que están preparando las clases, y sin dejar de cobrar sus 2.400 euros brutos al mes (lo que cobra en Madrid un profesor de secundaria) fueran a ser enviados al frente de Stalingrado para caer como moscas en lugar de ir a dar clases a grupos de entre 15 y 25 niños.

Lo que piden estos sacrificados boinas verdes de la pizarra es un aumento de las plantillas del profesorado; más personal de limpieza y control; dotación en todos los centros de personal de enfermería, y medidas y recursos para la corrección de la brecha digital.

¿Y todo eso quién os lo va a pagar príncipes y princesas?

Como son profesores no hace falta decirles que esas cosas se pagan con los impuestos y que los impuestos se pagan cuando hay ingresos, ventas, sueldos, beneficios y en definitiva actividad económica. Y la actividad económica se frena si un puñado de ratas cobardes malcriadas nos obliga a quedarnos con los niños en casa

Unos señores y señoras que tienen sus sueldos garantizados (o eso creen) nos exigen a todos que nos gastemos un dinero que no hay para que ellos no sufran demasiado estrés y de paso amenazan a todos los padres con entorpecer su actividad laboral quedándose con los niños en casa. Los mismos que cuando te citan para uno tutoría no lo hacen a primera hora de la mañana ni por la tarde que es lo que a un padre trabajador le conviene, sino a las 11:30 que es la hora que les viene bien a ellos aunque a ti te partan la jornada por dos.

El gremio de los profesores es también un colectivo endiosado porque pocos son los padres o madres que se atreven a decirles nada porque al fin y al cabo nadie quiere encabronar a quien se queda al cuidado de tus hijos, no sea que le cojan manía al crío. Y sé de qué hablo.

Si los profesores en lugar de arrimar el hombro lo que hacen es acelerar esa espiral destructiva poniendo palos en la rueda de la economía y mordiendo la mano que les da de comer, lo menos que podemos hacer es llamarles a ellos y a los sindicatos que les apoyan hATAJO de cobardes y egoístas

Cuando tratas con profesores uno a uno encuentras muchas cosas buenas en ellos como la pasión por la enseñanza, la paciencia aguantando niños insufribles (existen los niños insufribles, también los niños malos e incluso los hay feos), la capacidad de escuchar, la vocación de ayudar y educar en valores. Tomados uno a uno la mayoría son buenas personas, cuando van en plan gremio son unos cabronazos desorejados.

Yo les daría todo lo que exigen y solo les pediría una cosa a cambio: su dinero. Que lo paguen ellos.

¿Cuanto cuesta aumentar un 10% el profesorado, un 10% el personal de limpieza y tener un sanitario en cada centro? Adelante. Divídase entre el número de profesores de Madrid por ejemplo y calcúlese el importe del recorte salarial. Si resulta que hay que bajarles el sueldo un 15% pues se quedan cobrando 2.000 euros brutos hasta que la situación pandemiosa remita.

Lo que no es en absoluto de recibo es que un colectivo que no ha sufrido despidos ni recortes salariales, que no está bajo ningún ERTE y que llevan 3 meses sin ir a trabajar amenace con comprometer la economía de cientos de miles de familias al negarse a hacer lo que es su obligación: dar clases.

Los policías se enfrentan a delincuentes, los médicos atienden enfermos y los profesores dan clase a los niños. Si les da miedo ir al cole que se pongan tres mascarillas y 4 pares de guantes y si quieren más medidas profilácticas que se vayan a casita y no salgan (y tampoco cobren) o que abran una academia con su dinero y se compren 4 máquinas de ozono para cada esquina de cada aula.

A los profesores no les paga Isabel Díaz Ayuso ni un ente abstracto, cobran de los impuestos que pagan las madres y los padres de los hijos a los que deben dar clases. Paga Carmen que trabaja en una oficina bancaria, paga Jorge que es reponedor en el supermercado, paga Jonathan que instala cocinas, paga Elena que dirige un bufete. Los profesores cobran de los impuestos que pagan los talleres, los supermercados, los restaurantes o las fábricas donde trabajan y consumen padres y madres de niños.

A los profesores no les paga el estado, les pagan los ciudadanos y las empresas, los ciudadanos que pierden su empleo, los ciudadanos que ven recortado su sueldo, las empresas que tienen que cerrar y/o despedir…

Si los profesores en lugar de arrimar el hombro lo que hacen es acelerar esa espiral destructiva poniendo palos en la rueda de la economía y mordiendo la mano que les da de comer, lo menos que podemos hacer es llamarles a ellos y a los sindicatos que les apoyan hatajo de cobardes y egoístas

No se les está mandando a la guerra, solo de vuelta al cole, que es donde trabajan. Si quieren lujos que se los paguen de su bolsillo. Ya dije que no estoy aquí para hacer amigos.

Anuncio - Hosting Web de SiteGround - Diseñado para una fácil administración web. Haz clic para saber más.
Anuncio - Hosting Web de SiteGround - Diseñado para una fácil administración web. Haz clic para saber más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

El libro Maldito de Publio:

spot_img

LATEST POSTS

Lo que nadie cuenta de Ucrania. Parte I

Empiezo con un vídeo donde puedes ver si hay o no hay nazis en Ucrania,... La segunda entrega de este artículo incluirá una entrevista en...

Moderna paga 400 millones al NIH. Complejo Industrial Desinformativo versión “científica”

Empresas financiadas con dinero del contribuyente que invierten millones para producir ciencia a su gusto comprando el marchamo oficial de las adminitraciones públicas; todo ello con una cobertura mediática favorable garantizada y unos perros policías del pensamiento prestos a descuartizar al que se les cruce. Y tú a aplaudir.

Confirmado. En la OTAN creen que eres un gilipollas

Lo que transpira detrás de este llamamiento a todos los frikis del género de la fantasía para que apoyen a la gente que nos dirige al armagedón nuclear, es que no hay nada mejor para tapar la verdad y la evidencia histórica que tirar de demagogia salpimentada en retórica pseudo-épica.

OTAN. La Organización Terrorista del Atlántico Norte

¿Dónde está el provecho de pertenecer a esta curia que tiene su sede en Bruselas, la capital del mismo país que da cobijo al cabecilla, Puigdemont, de un golpe de estado atestado en un país miembro de este burdel?

Most Popular

Anuncio - Hosting Web de SiteGround - Diseñado para una fácil administración web. Haz clic para saber más.

El libro Maldito de Publio:

spot_img

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies