viernes, septiembre 17, 2021
IniciointernacionalHillary Clinton la liberticida, la OCI y la islamofobia

Hillary Clinton la liberticida, la OCI y la islamofobia

La verdad os hará libres y gentuza hipócrita y chulesca como Hillary Clinton te quieren esclavo. Vamos a ver por qué digo esto

Ocurrió el 15 de Julio de 2011 pero está de plena actualidad. Ese día en Estambul la Secretaria de Estado Hillary Clinton pronuncia un discurso ante un club en el que son mayoría los dictadores, llamado Organización de Cooperación Islámica durante el cual manifiesta lo siguiente:

So we are focused on promoting interfaith education and collaboration, enforcing antidiscrimination laws, protecting the rights of all people to worship as they choose, and to use some old-fashioned techniques of peer pressure and shaming, so that people don’t feel that they have the support to do what we abhor.

Traducido: Por lo tanto, nos enfocamos en promover la educación y colaboración interreligiosas, hacer cumplir las leyes antidiscriminatorias, proteger los derechos de todas las personas a adorar como elijan, y usar algunas viejas técnicas de presión y vergüenza entre los colegas , para que las personas no sientan que cuentan con el apoyo para hacer lo que aborrecemos.

La Organización para la Cooperación Islámica (OCI) cuenda con su cuartel general en Jeddah, Arabia Saudita, es decir que tiene su sede en una dictadura en la que ningún culto religioso excepto el musulmán está permitido. Entre los estados miembros de la OCI figuran países como Mauritania, Sudán o Níger donde la esclavitud de facto está a la orden del día. En cuanto a tolerancia religiosa todos estos países están a años luz de la tolerancia occidental. Los cristianos son perseguidos en Paquistán, Nigeria, Egipto o Afganistán por citar sólo algunos países.

Para comprobar cuál es el nivel de tolerancia religiosa que existe en estos países veamos cómo en un país considerado, erróneamente, moderado, como es Marruecos, se toleran las demás religiones:

En Marruecos el proselitismo está castigado con 6 meses de prisión. Si un marroquí se convierte al cristianismo tiene prohibido asistir a una iglesia porque la libertad de culto es exclusivamente para los extranjeros. Un marroquí tiene prohibido llamar a su hijo José o Manuel o a su hija Ana o Pilar, solo se permiten nombres musulmanes. Un marroquí no puede casarse por el rito cristiano porque en Marruecos solo te puedes casar por el rito musulmán, ni siquiera una ceremonia civil.

usar algunas viejas técnicas de presión y vergüenza entre los colegas , para que las personas no sientan que cuentan con el apoyo para hacer lo que aborrecemos (Hillary Clinton).

Marruecos es moderado, así que un cristiano en Marruecos lo tiene mucho mejor que uno en el norte de Nigeria, en Brunéi o en Qatar.

La apostasía, cambiar de fe o dejar de tener fe alguna, en el Islam está castigada con la muerte, y no lo digo yo, lo dicen las cuatro principales escuelas de jurisprudencia islámica: Hanafi, MalikiShafi’i y la Hanbali. La pena de muerte por apostasía está recogida en la legislación de países como Afganistán, Brunéi, Comoros, Irán, Mauritania, Qatar, Arabia Saudí, Somalia, Sudán, Emiratos Árabes Unidos y Yemen. En Marruecos no se recoge la pena de muerte por apostasía aunque el consejo islámico del país decretó que la pena mereceida para los apóstatas debe ser la muerte. En países como Siria, Kuwait, Malasia o Maldivas la apostasía se combate mediante penas de prisión, reeducación forzosa, pérdida de la ciudadanía, pérdida de la custodia de los hijos y anulación del matrimonio forzosamente.

Si un marroquí se convierte al cristianismo tiene prohibido asistir a una iglesia porque la libertad de culto es exclusivamente para los extranjeros. Un marroquí tiene prohibido llamar a su hijo José o Manuel o a su hija Ana o Pilar. Un marroquí no puede casarse por el rito cristiano porque en Marruecos solo te puedes casar por el rito musulmán.

Ante una audiencia compuesta por los líderes de países tan absolutamente intolerantes, la desquiciada y desquiciante Hillary Clinton soltó la frase de marras haciendo votos por promover los derechos de todos a adorar como deseen. ¿En todo el mundo? No, ella solo hablaba de Occidente, el resto del mundo puede seguir con sus costumbres legendarias e inmemoriales. Los malos son los occidentales que somos muy islamofobos.

Por supuesto que estaba hablando de Occidente porque a Hillary y a los de su calaña el derecho de un señor de Tánger o de Islamabad de hacerse cristiano, budista o judío, le importa una mierda. Hillary estaba hablando ante un foro compuesto por gentes a quienes les preocupa mucho una cosa que llaman islamofobia…fuera de sus países. Esas mismas gentes sin embargo encuentran genial seguir con sus leyes verdaderamente discriminatorias.

La Islamofobia es una palabra que se usa para etiquetar como apestados a los que decimos que está muy mal que te maten por cambiar de religión, que está muy mal que las mujeres hereden la mitad que sus hermanos, que está muy mal que te maten por ser homosexual, que está muy mal que el islam prohíba la adopción, que está muy mal que una mujer musulmana no pueda casarse con un hombre no musulmán cuando un hombre musulmán pueda hacerlo con una infiel, que está muy mal que un hombre pueda tener 4 mujeres y una mujer solo un marido (o un 25% de marido). No me gustan esas cosas, tampoco me gusta el comunismo, ni me gusta el nazismo, así que vengan pues las etiquetas que me las pongo en la solapa al lado de la de facha.

La parte más inquietante de la frase de Hillary es la última:

«usar algunas viejas técnicas de presión y vergüenza entre los colegas , para que las personas no sientan que cuentan con el apoyo para hacer (u obrar) lo que aborrecemos»

Hay que poner el tema en contexto. La OCI está muy preocupada por la islamofobia occidental, quieren que todos respetemos sus dogmas liberticidas y saben que en EEUU bajo la Primera Enmienda de la Constitución la libertad de expresión está muy protegida…de momento. Hillary hace un guiño a su audiencia, mayoritariamente compuesta por sátrapas y dictadores, y les hace ver que aunque en EEUU exista algo tan horrible (para ella y para la OCI) como la libertad de expresión, existen técnicas para poner a caldo a quienes osen pensar o hablar en público de una forma que ella y sus oyentes consideran aborrecible.

Prohibir o perseguir otras religiones en los países de la OCI lejos de ser un problema es algo lógico para los integrantes de este club; el tremendo problema es que haya gente en Occidente que no se pliegue a aceptar esa lógica piadosa y que ose exponer públicamente y desde un punto de vista racional lo contrario que es el Islam a los valores occidentales de libertad individual.

Porque la amenaza que esconde esta frase de chula matona de patio de colegio es que Hillary y los de su ralea harán que la gente pierda su trabajo si no piensa como se supone que debe pensar un buen siervo, harán que sean detenidos por delitos de opinión quienes no cumplan con las leyes de Allah sobre la blasfemia (oponerse al islam), que se creen leyes absurdas para castigar al que disiente.

Ni una iglesia en Arabia Saudí, ni una Biblia ni un crucifijo en el país donde tiene su sede la OCI, el país que prohíbe a los no musulmanes visitar Meca y Medina, el país que al igual que otros muchos, financia madrasas, mezquitas y asociaciones islámicas por todo el mundo…El problema para Hilaria es la islamofobia, uff, joder, qué cosa más mala es.

Esa frase de la tiránica Hilaria es una declaración de principios que firmarían la práctica totalidad de nuestros políticos españoles desde el PP hasta la CUP, porque son todos tan tolerantes como miedicas y gilipollas.

A todos ellos, a Hillary también, y a los guerreros (de teclado) de la justicia social les remito a mi artículo sobre el obligado gustamiento y a nuestros lectores les digo que entre los derechos que tenemos como individuos, previos a y por encima de cualquier legislación, están el derecho a pensar libremente, el derecho a encontrar repulsivas cosas, ideas, religiones, o personas y el derecho a decir lo que pensamos, con respeto pero sin que nos tenga que importar si nuestras ideas ofenden o no. Cada nueva loqueseafobia, cada nueva apelación a un derecho inexistente a no ser ofendido son un paso más hacia la destrucción del ser humano como individuo libre.

La verdad os hará libres y gentuza hipócrita y chulesca como Hillary Clinton te quieren esclavo. Que te den Hilaria.

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Cortes de Lezo Publiohttp://freenoticias.com
La mentira tiene las patas muy cortas y poca fuerza, y por eso necesita ser protegida por los cabrones que nos gobiernan

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies