viernes, enero 28, 2022
InicioOpiniónEl gobierno nos viola. Un (buen) gobierno no da ni quita derechos,...

El gobierno nos viola. Un (buen) gobierno no da ni quita derechos, solo debe respetarlos

Paralelamente a la partida de la lucha contra el virus se está jugando otra partida más de fondo, y más trascendente.

Durante estos días de estado de enjaulamiento podemos leer y oír cosas como “podemos pasear a partir de las 7” , “a los mayores les dejan salir a las …” o “no quiero que por culpa de los niños me quiten mi derecho a salir”, y es que nos estamos acostumbrando a pensar y a ver como normal que un gobierno puede dar permiso para pasear, y esto es muy grave.

En el frente virológico está claro que, a pesar del notable que se pone nuestro Príncipe de la Mentira monclovita, la situación es de fracaso absoluto de las medidas del gobierno. Por supuesto que las muertes se están reduciendo y que estamos doblegando la dichosa curva, pero hubiera sido así aunque tuviéramos por ministro de sanidad a un chimpancé alcoholizado y de Presidente del Gobierno a un concursante de Gran Hermano. Las pandemias empiezan fuerte y van remitiendo y eso no es por la acción de un gobierno sino porque es así siempre.

Hemos pasado ya de los 600 fallecidos por millón de habitantes (607), solo nos supera un estado anormal en todos los sentidos como es Bélgica (803), mientras que en países como Suecia o Países Bajos donde la gente ha podido salir cuando les ha dado la gana están en 387 y 334 muertos por millón de habitantes. En Suecia con todos los comercios abiertos y la gente en las terrazas tienen un 57% menos mortandad por millón de habitantes.

Estados Unidos 293, Francia 435, Reino Unido 545, Italia 543, Portugal 128. Todos estos países entre un 11% y un 474% menos de mortandad que en España. El Gobierno de Pedro Cómomolo Sánchez podrá ponerse la nota que quiera y podrá repetir hasta la nausea que tomaron medidas antes que nadie (lo cual es una mentira que puede consultarse aquí y como puede verse en la tabla de más abajo que publicamos el 23 de abril)

Fechas en las que se decretaron medidas de confinamiento por países. España no fue la primera

Pero la partida de fondo que se está jugando es la partida de las libertades individuales y esa partida trasciende a este virus y a todo lo que pueda venir más adelante. En esta partida nos estamos jugando la esencia de nuestra Civilización Occidental

En palabras de Ludwig Von Mises, destacado economista de la Escuela Austriaca “el principio distintivo de la filosofía social occidental es el individualismo. Se dirige a la creación de un esfera en la que el individuo es libre para pensar, para elegir y para actuar sin verse limitado por la interferencia del aparato social de coacción y opresión, el Estado. Todos los logros espirituales y materiales de la civilización occidental fueron el resultado del funcionamiento de esta idea de libertad” Y nosotros añadimos AMÉN.

No debemos olvidar que el poder aspira siempre a ser absoluto y que quiénes actualmente gobiernan en España son hijos de Marx, ese borrachuzo que jamás trabajó, de Lenin y de esa cosa evanescente llamada Socialdemocracia, y los hijos de tales padres son adictos a la imposición, yonquis de los derechos colectivos pero que huyen como un vampiro de la sopa de ajo de todo lo que sea hablar de los derechos que de verdad existen: lo del individuo. En definitiva que se juntó el hambre con las ganas de comer

Tenemos el escenario perfecto para llevar a cabo un genial experimento liberticida: un gobierno con afición, un virus nuevo y gente asustada dispuesta a obedecer “porque la salud es lo primero” Quien quiera estar sano viviendo en un gran gulag mundial que deje de leer este digital y que en palabras de Pablo Iglesias refiriéndose a Julio Anguita: “que se vaya a la mierda” o a ver Supervivientes.

No, el gobierno no concede derechos, en Occidente hemos peleado mucho para dejar esto claro. Los derechos pertenecen a las personas, son patrimonio de cada uno al nacer. Los estados a través de sus gobiernos y de sus sistemas judiciales son responsables de proteger y velar por esos derechos, nunca de darlos o quitarlos.

Incluso cuando se encarcela a alguien debe ser para preservar los derechos de todos los demás. Derechos a poder pasear libremente, pensar libremente, reunirse libremente y cagarse en la madre que parió a quien sea.

No, el gobierno no nos deja pasear de 5 a 6 a los de una u otra edad porque simplemente el Gobierno no puede dar lo que no tiene. La frase es “el gobierno nos impide pasear a todas horas excepto de 5 a 6”, es decir que nos secuestra nuestros derechos 23 horas.

En cuestión de derechos individuales un poder no da solo quita.

La salud pública es muy importante evidentemente y hay que proteger a la población y la pregunta es ¿Se puede proteger a la población ante un virus sin necesidad de aherrojarla en confinamiento y tratarnos como a imbéciles? La respuesta de un socialista es que mejor encerrados y que además van a promover que los imbéciles aplaudan a las 8 pensando que lo hacen por los sanitarios.

La respuesta de quien piensa que las libertades individuales son fundamentales es que sí se puede y además se debe. Debemos tener en cuenta algo que parece que se escapa del discurso político al que asistimos estos días y que me llama mucho la atención. No se tiene en consideración una extraña propensión de los seres vivos en general y de los humanos en particular que es que no queremos morirnos ni que mueran las personas que nos importan. Se llama instinto de supervivencia.

Una población a la que se le informa bien (no se le dice una cosa un día y al siguiente la contraria) y a la que se le proporcionan los medios para protegerse es capaz, y para sorpresa de los tontos del nabo que nos gobiernan, de protegerse bien. La gente mayor, que han llegado a viejos entre otras cosas por no ser muy tontos, seguramente, para asombro de los cretinos del Consejo de Ministros, optará por salir lo mínimo.

Una increíble mayoría de personas preferirá no ir dando besos en la boca a los desconocidos por la calle y tampoco irán lamiendo las barandillas. Si hay mascarillas en el mercado y la gente sabe que son muy importantes lo mismo, para pasmo de los del escudo social de cartón piedra, van y compran e incluso utilizan mascarillas.

Individualistas hasta el tuétano
Individualistas hasta el tuétano

Los que besen desconocidos, chupen señales de tráfico o no quieran llevar mascarillas caerán, o no por lo de que todos los tontos tienen suerte, pero habiendo sido advertidos. Los que digan que por culpa de esos tontos nos vamos todos a morir deben tener en cuenta que esos tontos seguramente ni a la fuerza iban a ponerse mascarillas o dejar de hacer sus cositas, los tontos son así.

En Suecia o en Países Bajos no han quitado tantas libertades como en nuestra querida España (hoy conocida como Sancheztistán). Con la tasa de mortandad de Suecia ahora no lamentaríamos 17.600 muertos (607-387 y por 47 millones)

La partida de fondo, la más importante, es en la que nos jugamos cuántas puñaladas más se le atestan al individualismo occidental. En esa partida están no solo los gobiernos, el que padecemos en España el primero, sino también corporaciones semi-monopolísticas como Google, Microsoft, los hermanos repipis Twitter / Facebook y en menor medida Apple. Todos estos ven una oportunidad de negocio en esta crisis ya que podrán exprimir las últimas gotas de privacidad que nos queden con la excusa de que es, cómo no, por nuestro bien…por mi el primero y por todos mis compañeros…el bien de la sociedad…la colmena, el puto hormiguero, gulag, campo de concentración de humanos insectizados.

Al parecer no es suficiente saber qué tipo de bragas usamos, las páginas web que leemos, o tener unas Viejas del Visillo 3.0 en casa llamada Siri o Alexa. Ahora hará falta también un pasaporte biológico, prescindir del dinero en metálico (para evitar que te compres algo sin que se sepa) y que te tomen la temperatura para ir al trabajo. ¿Nueva normalidad? no, postmoderno, cursi, apestoso autoritarismo revestido con una corteza de buenismo repugnante.

Solo los individuos tenemos derechos, los derechos colectivos no existen. Los abogados de los derechos colectivos suelen tener muy malas intenciones. Hitler pensaba que los alemanes tenían derecho a un espacio vital concreto (Lebensraum) desde los Urales y el Caúcaso hasta más allá del Rin, Lenin defendía los derechos del Proletariado y la dictadura de este y en la defensa de estos derechos aniquilaron los derechos de personas con ojos, nariz y boca.

corporaciones semi-monopolísticas como Google, Microsoft, los hermanos repipis Twitter / Facebook y en menor medida Apple. Todos estos ven una oportunidad de negocio en esta crisis ya que podrán exprimir las últimas gotas de privacidad que nos queden con la excusa de que es, cómo no, por nuestro bien

Ser individualista no es sinónimo de egoísta. Un verdadero liberal (lo siento por los de Ciudadanos pero no, no es la cosa esa vuestra de la que hablo aquí) siente aprecio por su nación, sus símbolos, sus principios y su religión, y lo hace precisamente porque todas esas cosas son garantes de su libertad, porque sabe que hay que sacrificarse para poder disfrutar de esa libertad, que no es gratis.

Los colectivos NO tienen derechos. Seguramente a muchos les sonará transgresor esto que digo, y los más simples, generalemnet votantes de izquierdas, simplificarán todo llamándome fascista. Obviamente me da lo mismo e incluso me halaga recibir insultos cuando provienen de gente que padece raquitismo intelectual porque es gente con hambre y este medio digital va a ser un buen jarabe (democrático) para curar anemías provocadas por el progresismo unidimensional.

Pero efectivamente los colectivos no tienen derechos. Un colectivo no es nadie, el pueblo es un agregado de individuos distintos. Quienes defienden derechos especiales para colectivos deberían inventar una máquina del tiempo y volver al siglo XI o, más fácil aún, viajar a un país islámico y allí descubrirán un mundo de luz y color donde efectivamente la gente tiene unos derechos u otros en función de sus genitales o dependiendo de la fe que profesen.

El colectivo LGBTI no tiene derechos por más que se los inventen y digan que se los dan, se los quitan o se los espolvorean. Tienen derechos Marisa la transexual, Mohamed el homosexual y Teresa la lesbiana y son los mismos que los de Javier el calvo, Elena la de las trenzas y María Luisa que es negra. Lo mismo el gremio de Panaderos de Astorga o la Cofradía del Melón de Villaconejos (un saludo si existen) todos esos colectivos no tienen derechos, los tienen sus miembros. Otra cosa es que por tener el carnet de uno de estos grupos te hagan un descuento en la cafetería porque eso son cosas entre particulares…ejerciendo su libertad individual.

Las circunstancias personales son, qué curioso, circunstanciales. Tenemos derechos por ser personas y el que nos guste jugar al mus o la sodomía no nos debe dar pie para exigir derechos extra a algo, un Gobierno, que no poseé la capacidad de otorgarlos. Pretender tener derechos especiales por algo circunstancial como tu color de pelo o de piel o tus tendencias sexuales es tan respetable como defender el derecho de pernada. Por eso los cupos por motivos de sexo u orientación sexual, la discriminación positiva etc son atentados contra la libertad y la dignidad de los individuos. Si das derechos extra a unos es a costa de los derechos de los demás y encima estás llamando imbéciles e incapaces a esos a los que das tratamiento especial.

Un Gulag llamado "Nueva Normalidad"
Un Gulag llamado “Nueva Normalidad”

Pero en el mundo de la nueva normalidad un eufemismo como discriminación positiva (suena tan bien como violación compasiva) es una minucia. Lo mollar de esta partida es que nos la quieren meter doblada, a todos uno a uno, con las excusas infumables del bien de la sociedad, la salud pública, los derechos sociales, y la madre que les parió a todos. Se llama violación, pero nos violan uno por uno por el bien de todos. ¿A que es bonito?

Es como si el gobierno nos estuviera diciendo que nos viola porque es que vamos todos como putas todo el día y hay que tenernos en casa encerrados…suena machista, ¿o no? suena como que nos dice: No sabéis estar solas, con quién vas a salir, qué es eso de manifestase todas pedazo de zorras inconscientes

Resístete a tu violación, dale una patada en los huevos a Sánchez y apoya a freenoticias.com No queremos tu dinero, a menos que sean muchos millones, queremos que nos compartas y hagas llegar nuestro mensaje, queremos que comentes en la sección de comentarios y nos pongas a parir si quieres.

Síguenos en Twitter: @freenoticiasC

Vota en nuestra encuesta sobre qué crees que debería hacer Pedro sánchez tras el final de esta crisis. Haz clic sobre tu elección

[socialpoll id=”2629429″]

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies