lunes, noviembre 29, 2021
InicioSin categoría¿Está comprando el Ministerio de Sanidad seguidores?

¿Está comprando el Ministerio de Sanidad seguidores?

Esta tarde el secretario de Estado de Comunicación Miguel Ángel Oliver se ha ganado el jornal en su faceta de cancerbero del gobierno de Cómomolo Sánchez. Oliver ha impedido todas las preguntas destinadas al General Santiago, del que ya hablamos en nuestro artículo Lapsus linguae u honradez. El gobierno de la mentira, y del que estamos absolutamente convencidos de su honradez, vocación de servicio y profesionalidad (y por eso mismo desentona entre tanto mamporrero y adulador al servicio de narcisista monclovita).

Pero no solo ha impedido preguntas dirigidas al general José Manuel Santiago sino que no ha colado ni una mediamente incómoda como la que la COPE que rezaba así:

¿Ha comprado el Ministerio de Sanidad falsos seguidores o likes para sus publicaciones en redes sociales? ¿Cuándo y cómo van a trasladar las cifras de fallecidos en las residencias de ancianos en las Comunidades Autónomas que ya tenían el viernes según dijo el ministro Illa?

Extracto de artículo de Libertad Digital
¿Todos los seguidores del Ministerio de Sanidad son tías buenas extranjeras?

A la pregunta de cuándo va el gobierno a contabilizar oficialmente en las estadísticas de fallecidos por Covid-19 los muertos en residencias que nadie espere una respuesta rápida porque todo lo que dañe la imagen del gobierno debe ser controlado y puesto en cuarentena. No vaya a ser que el contar todos los muertos pueda redundar en un aumento del “clima” contrario al gobierno…

En cuanto a la primera parte de la pregunta, si están comprando seguidores para el Ministerio de Sanidad, obviamente un gobierno con estas credenciales de fullerismo cum laude no lo va a admitir ni en un millón de años. A partir de esta suposición elevadamente verosímil los que no nos fiamos de los Cómomolo Boys vamos a los hechos probados y hacemos suposiciones y lanzamos hipótesis a partir de estos hechos.

Cómo se puede ver en el vídeo de más arriba la cuenta de Facebook del Ministerio de Sanidad tiene una estupenda acogida entre señoritas jóvenes, guapas y aparentemente, a juzgar por sus nombres, mayoritariamente extranjeras. La propia Miley Cyrus debe estar muriéndose de envidia por el tirón influencer de Salvador Illa, pero nunca se sabe porque Salvador Illa puede tener un encanto que se nos escapa entre las adolescentes de Idaho o Kentucky.

“La página del Ministerio de Sanidad en Facebook ha tenido 5,2 millones de reproducciones, más de 80.000 reacciones y miles de comentarios, y todo ello en menos de 24 horas” según cuenta Onda Cero y también que “el post de Sanidad corresponde al 17 de abril. Cuenta con más de 48.000 ‘likes’ y 4 millones de reproducciones” de acuerdo con COPE y por último Vozpopuli recalca que “se trata de perfiles creados hace sólo unos días, y en algunos casos hace horas -tal y como reflejan las propias cuentas consultadas por este medio-, y sin apenas movimientos. Características que las hacen sospechosas de ser cuentas falsas para Facebook, que diariamente elimina miles de estas cuentas, con las que mantiene una enconada lucha”

Si Miguel Ángel Oliver se cree que va a tapar las bocas de todos los que no nos creemos el gigantesco cuento chino (el relato que dicen los cursis) que se están montando a base de censurar preguntas incómodas lo lleva claro. Oliver e Iván Redondo son el dúo que maneja la protección de la imagen del Presidente del gobierno, un trabajo realmente arduo sacarle brillo a un personaje tan siniestro y opaco como Cómomolo, pero excelentemente retribuido (Iván cobra más que su jefe). Rasputín Redondo además del gabinete de la presidencia también dirige el principal organismo dedicado a la lucha contra (lo que el gobierno considere) la desinformación, la Oficina de Coordinación Cibernética (OCC) del Ministerio del Interior.

Si juntamos a Miguel Ángel Oliver, Iván Redondo, Ana Pastor y a Dolores Delgado tenemos un cuarteto perfecto para luchar contra las fake news que en sus esquemas mentales son todas aquellas noticias que dañan la imagen de los Comomolo Boys…and Girls. Los dos primeros filtrando preguntas incómodas (que tampoco iba a responder nadie) y luego vigilando que nadie patine a la hora de sacar conclusiones sobre algo que el gobierno se niega a contestar, Pastor colocando la etiqueta de bulo a todo lo que se menee y Delgado lanzando a los fiscales a entrullar. Pero eso sí, la libertad de expresión es preciosa….siempre que no haga que empeore el “clima” sobre la gestión del narciso Sánchez, ese que no pide perdón todavía.

Porque si se malgasta el dinero comprando mal pueden decir que son tontos, pero si lo malgastan para comprarse aplausos, los sanitarios que nos protegen dotados de protección de saldo y de chichinabo, que se cubren con bolsas de basura, van a tener a Cómomolo sánchez en el punto de mira

¿En qué derrocha el dinero que nos falta el gobierno? Si el Ministerio de Sanidad oculta el nombre del intermediario a través del que compró material defectuoso, si el Ministerio de Sanidad reincide comprando a proveedores cuanto menos sospechosos y que otros gobiernos rehuyen, si además el Ministerio de Sanidad se gasta el dinero en comprarse bots palmeros a mayor gloria de los Cómomolo Boys & Girls creo que a Pedro Sánchez tiene un problema muy serio del que ni su mayordomo Tezanos ni Rasputín Redondo van a poder librarle. Porque si se malgasta el dinero comprando mal pueden decir que son tontos, pero si lo malgasta para comprarse aplausos los sanitarios dotados de protección de chichinabo que se cubren con bolsas de basura van a tener a Cómomolo en el punto de mira

Participa en nuestras encuestas: Pincha en cualquiera de las opciones para dar tu voto (solo se puede votar una vez)

Síguenos en nuestro Canal de Telegram

La mejor manera de enterarte de las iniciativas que desde Freenoticias vamos a ir impulsando. Conferencias, debates, nuevos colaboradores, convocatorias. Esto solo ha empezado y este medio libertario va a por todas.

Homo Correctensis. El primer libro de Freenoticias

Un libro que desintegra, fulmina y aplasta todos los iconos y los dogmas de la fe correctensis, empleando cosas absolutamente fachas como el sarcasmo, el humor y los datos. No hay misericordia ni respeto en las páginas de Homo Correctensis, sino un análisis brutalmente directo y sin concesiones, repleto de argumentos, información contrastada y un humor desinfectante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies